APRENDER A COMUNICARSE  EN LA VIDA CONYUGAL.

 En alguno de los anteriores temas se habló de la importancia que para el buen funcionamiento  de la vida conyugal tiene la comunicación. Este tema es uno de los más tratados por los expertos matrimoniales que no dejan de hablar  de  la importancia y la necesidad del diálogo:” Hay que comunicarse, es necesario hablar y dialogar, es que no dialogais nunca etc. etc.”

            Sin embargo se oye hablar  bastante menos del cómo comunicarse. Este hecho parece implicar que la comunicación en el matrimonio y en la familia es algo que no necesita ni enseñarse ni aprenderse .Nada más lejano a la verdad. Por ello en el presente tema vamos dar algunas pinceladas referentes al como aprender  a comunicarse en la vida conyugal, de acuerdo con el siguiente esquema:

1.-Algunas  formas  erróneas de la comunicación.

2.-Algunos obstáculos para la buena comunicación en la pareja.

3.-Cómo actuar para mejorar la comunicación entre los cónyuges

 1.- ALGUNAS FORMAS ERRÓNEAS DE LA COMUNICACIÓN.

 Convertir el diálogo en un monólogo. Es una de las principales formas equivocadas de la comunicación. Algo  que va en contra de la misma esencia del dia- logos  que hasta etimológicamente  significa discurso racional entre dos. Si en la comunicación oral es sola una persona la que habla mientras la otra escucha , o parece que escucha, eso es  un mono- logos, discurso racional, que impide la riqueza que encierra la confrontación de dos saberes o ideas . “Porque dos ojos ven más que uno.”” Y haz el favor y deja de sermonearme más.”

            Comunicación moralizante. Es una forma de comunicación en la que se trata de imponer el propio criterio a la otra persona: Mira tú lo que tienes que hacer para que todo vaya bien entre nosotros es… deberías …

            Comunicación inflexible. Las personas que utilizan este tipo de comunicación piensan que su punto de vista siempre es el mejor, siempre tiene la razón y la impondrán por encima de todo. Su objetivo a la hora de dialogar no va a ser llegar a la resolución del problema, sólo será “vencer al otro” da igual en qué y para qué.

            Comunicación falsa. Es una forma de comunicación en la que  a la opinión de la otra parte no se le concede ningún valor, por lo que ni se produce comunicación, y además termina por humillar a la parte con la que se dice dialogar: “Bueno, mira ¡ qué sabrás tú de esto.”!

            Comunicación desesperanzada. Es aquella que de antemano se considera como inútil.”¿ Dialogar? ¿ Para qué ? Siempre terminamos igual.” Lo mejor es que cada uno se las arregle como pueda.

 2.-ALGUNOS OBSTÁCULOS PARA LA BUENA COMUNICACIÓN EN LA PAREJA.

 1) Falta de Tiempo – La buena comunicación requiere tiempo. Es necesario hacer un hueco para hablar con el cónyuge. La buena salud de la relación conyugal es un valor que es necesario salvaguardar.

            2.-La falta de convicción de la necesidad de una comunicación buscada.” ¿ De qué vamos a hablar? Si estamos hablando constantemente. Cuando en la relación conyugal se llega a una situación en la que ya lo hemos hablado todo de forma que no se sabe de qué hablar, mal asunto, pues se llegará a una situación en la que se dejará de dialogar para siempre
3.- La falta de consideración –  Es necesario cuidar que el egoísmo no obstaculice la  comunicación  y la obstaculiza quien sólo piensa en sí mismo, en sus problemas en sus situaciones No nos importa por ejemplo, cómo nuestra pareja pasó el día, si está preocupada, triste o alegre, contenta o descontenta, cansada o aburrida. Ilusionada o desilusionada etc.

            4) La falta de deseo – A veces tenemos el tiempo, pero simplemente no hay deseo  de hablar. El deseo nace la convicción de la necesidad de la comunicación de forma que para ello puede llegar a ser necesario el obligarse a la comunicación.

5.-La falta de intereses comunes . Cada uno va a los suyo. En esta situación es más importante, por ejemplo, el ver una partido de fútbol, o seguir la serie de televisión, que entrar en el interior de su pareja para conocerla mejor, comprenderla más etc.

6.-La falta de esfuerzo para lograr que la vida en pareja sea cada vez más compartida de forma que se llegue a un real con-vivir, vivir- con .

7.- La falta de convencimiento de que la comunicación conyugal  ha de tener como el mejor contenido el hablar de “ nuestras cosas” , de forma que a través de ella se vaya creciendo en la comunión  mutua. Tú eres mi persona más amiga, mi corazón, mis sentimientos… estár creciendo constantemente en la compenetración.

8.- Barreras que obstaculizan la comunicación.

A veces se presentan situaciones en una pareja que se convierten en verdaderas barreras para la comunicación, por ejemplo los celos,la violencia, la sospecha de infidelidad etc. en la mayoría de  estos casos será necesario  derribar esas barreras.

 3.- COMO ACTUAR  PARA  MEJORAR LA COMUNICACIÓN ENTRE LOS CÓNYUGES.

 “Existe un juego divertido y revelador, que se utiliza como entretenimiento en algunas reuniones, se trata del “teléfono descompuesto”.
“En dicho juego los participantes, entre más mejor, se colocan formando un amplio círculo y alguien transmite un mensaje en voz baja, al oído de alguno de los jugadores; éste a su vez, pasa el mensaje al siguiente jugador, en secreto, cuidando que nadie más lo escuche; el segundo pasa el mensaje al tercero, bajo las mismas condiciones y así sucesivamente, hasta que el mensaje ha llegado al último jugador.
“Cuando el último jugador recibe el mensaje, tiene que decirlo en voz alta a todo el grupo y… ¡Oh sorpresa!, es común que el mensaje que se expresa al aire, no tiene nada que ver, e incluso, en muchas ocasiones es hasta contradictorio con el mensaje original”.
“El juego sirve como una ejemplificación de lo que ocurre en la vida real, cuando se transmiten mensajes orales. Las personas creen decir una cosa y en realidad dicen otra. Hay quienes creen escuchar algo, cuando en realidad no están escuchando con atención y tienden a interpretar, adaptar o hasta cambiar lo que se les dijo. Otros, ya están pensando en lo que van a decir, cuando todavía no se les ha terminado de transmitir el mensaje”.


           

CAMINAR JUNTOS CONTEMPLANDO LA NATURALEZA

Para aprender y mejorar la comunicación entre los cónyuges es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:
Buscar  en la comunicación los bienes que se pueden conseguir con ella  
entre ellos se pueden enumerar : buscar a través de la comunicación el ayudarse el uno al otro a mejorar, lograr un mayor acercamiento, desarrollar la intimidad, aclarar los hechos frente a malentendidos y evitar que la comunicación sea utilizada como arma para demostrar superioridad, hacer sentir mal al otro, lastimarlo u ofenderlo.
            Hablar con honestidad y con respeto. Es sano que las dificultades y malentendidos propios de toda relación sean puestos sobre la mesa; sin embargo, hablar de situaciones difíciles no significa falta de respeto, al contrario, cuando se tratan situaciones complicadas es importante que la honestidad se vea acompañada de calma, prudencia y respeto.
            Buscar el momento, lugar y forma adecuados. Los miembros de la pareja deben desarrollar la habilidad para decir las cosas en forma constructiva y si además de utilizar las palabras adecuadas, éstas se expresan en el momento y en el lugar oportuno, entonces platicar con la pareja, aún de los temas más difíciles, será una delicia.
             Hacer crecer la autoestima. Si en la comunicación de pareja se logra que las personas involucradas se sientan escuchadas y tomadas en cuenta, ambas se sentirán bien consigo mismas, y ese sentimiento positivo, provocará que les resulte más fácil expresarse, sabiendo que hay otra persona dispuesta a comprender y ayudar. El resultado será que los integrantes de la pareja se aprecien más a sí mismos y valoren .(Cf Catholic .es )

QUIZAS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: LA VIDA EN PAREJA Y EL AMOR QUE LA FUNDAMENTA.

sanchoamigo.