MUJERES EN UN TRABAJO PROFESIONAL

EL TRABAJO PROFESIONAL  Y LA VIDA DE LA FAMILIA DE LA PAREJA..

 Nos atendremos al siguiente esquema en el tratamiento de este tema, no sin advertir que cuando hablamos de la propia familia nos estamos refiriendo a la familia básica formada por padres e hijos.

 1.-Trabajo profesional y familia: ventajas y desventajas.

2.-Antes de eligir una u otra opción.

3.- Diez sugerencias para compaginar trabajo y vida familiar.

 HOMBRES TRABAJANDO EN EL HOGAR.

1.-TRABAJO PROFESIONAL Y FAMILIA. VENTAJAS Y DESVENTAJAS.

            Posiblemente las dos cosas que más satisfacción pueden producir en las vidas de las personas, son la familia y el trabajo, nos referimos al trabajo profesional y productivo.

            La familia, porque  ella es el ámbito donde se puede encontrar satisfacción a  la necesidad  de afecto, en los más variados aspectos: amor de enamoramiento, personal, de  amistad, romper la soledad, experimentar el gozo de la proyección del propio ser en los hijos etc. etc  No parece se pueda admitir sin más el refrán castellano que dice: de la familia y el sol cuanto más lejos mejor.

            El trabajo, porque a través de él , además del logro de los medios económicos necesarios para vivir, y de  tener mayores medios materiales para lograr un mayor bienestar para toda la familia, se puede encontrar un medio del desarrollo de la creatividad humana, una autovaloración personal y una buena inmersión en la vida social,  entre otros frutos etc.

             Por estos y otros muchos motivos desde un tiempo a esta parte  muchas parejas  han decidido  trabajar ambos compaginando la vida familiar con un trabajo profesional, .

Compaginar vida familiar y trabajo puede tener desventajas , además de las de orden particular para cada pareja, las que de forma general pueden afectar a todas, tales como aumentar las cosas que hacer y tener poco tiempo para hacerlas, preocupaciones constantes  por los niños, en algunos casos seguidos de sentimientos de culpa, por pensar que han dejado a los niños en una etapa en la que están más necesitados de la presencia de los padres; pensar que desde este punto de vista los hijos son un inconveniente , tener menos tiempo para compartir la vida con su  pareja, riesgos para el amor mutuo al hilo de unas viejas e injustas  ideas  sobre la debilidad  afectiva de la mujer:” el buen paño en el arca se vende” etc

 PAREJA DIALOGANDO

2.-ANTES DE DE ELEGIR UNA  U  OTRA OPCIÓN.

 Es en casos como éste, en los que las personas se encuentran ante una situación que tiene sus ventajas  y desventajas  cuando se hace necesario, antes de elegir una opción u otra, hacer un discernimiento de lo que es más conveniente.

 Un medio para hacer este discernimiento es sopesar juntos cuales son las ventajas y desventajas de una y otra opción, para ello hasta se puede coger un papel y un bolígrafo poniendo cada uno en una fila cuales son ventajas del trabajo de ambos y en otra cuáles sus desventajas.

            Este sencillo procedimiento puede servir para llevar a cabo un segundo paso cual es hacer un proyecto de cómo organizar la vida familiar en cada de una de las opciones.

            Si se ha elegido la opción de que alguno de los dos no realice un trabajo profesional, habrá que mirar de qué forma se pueden  compensar y solucionar  los inconvenientes que tiene para esa persona el  no poder  alcanzar los frutos que se derivan de realizar un trabajo profesional: mejor economía, mejor incardinación social, mejor autovaloración, mayor igualdad en los miembros de la pareja  etc.

            Si se ha elegido la opción de trabajar ambos, ver de qué  forma se pueden solucionar las desventajas del trabajo de ambos: menos tiempo para los niños, menos tiempo para la pareja, para el amor etc. esta planificación  miraría la forma de compaginar trabajo y familia.

            En todo caso no se puede  ni dudar que  compaginar familia y trabajo es posible, así como no partir de un prejuicio previo que por motivos ideológicos de cualquier tipo: social, religioso o político,  considere  a priori una opción como mejor que la otra.  Esta decisión corresponde a cada una de las familias partiendo de cada situación concreta de las mismas.

DIEZ SUGERENCIAS  PARA COMPAGINAR TRABAJO Y FAMILIA.

 1.-Piensa  siempre estar cerca de tu pareja y  tu familia, hoy  son muchos los medios para esta cercanía aún estando físicamente distante de ella:

            2.-Habla  con tu pareja e hijos por teléfono durante el día., envíales un mensaje : a la hora de su descanso o del almuerzo y hazles  saber que estás pensando en ellos

            3.-Si  tienes un medio rápido de comunicación aprovéchalo si puedes tener un momento para veros.

.           4.-Cuando os volvéis a casa después  del trabajo procurad potenciar vuestra relación afectiva, un beso, un abrazo, una palabra cariñosa, una alabanza por  el trabajo en la casa, por su limpieza, comida etc.

            5.- Aprendez a implicarse todos en las tareas de la casa, hombre, mujer, niños.

Romped con los papeles que por motivos culturales se han asignado a la mujer y al hombre, hay un conjunto de tareas para las que no hay ningún fundamento de orden natural  para asignarlas a unos  u otro: lavar, cocinar, barrer, fregar, hacer las camas, cocinar, cuidar de los hijos, atenderlos, muchos de estos trabajos los realizan los hombres de una manera profesional: cocineros, barrenderos, limpieza de ropa en seco… ¿ por qué no hacerlo en el hogar en bien de toda la familia?

El caso es  que la colaboración en el trabajo del hombre y de la mujer no es algo exclusivo de nuestro tiempo, en el pasado hombres y mujeres trajaban juntos en las labores del campo.

MUJERES MÚSICOS.

En la alta edad media la mujer trabajaba fuera de la casa en un conjunto de trabajos profesionales, y tenían sus propios gremios, de corseteras, molineras, modistas etc.  seríqa a partir del renacimiento cuando la mujer sería recluida en la casa.

            6.- Organizar la vida de forma que no perdamos el tiempo innecesariamente.     La compañía Priority Management of Pittsburgh Inc.  Prioridades para la gestión de  empresas,   publicó hace unos años unos estudios de población francamente originales, todos del estilo más típicamente norteamericano. Uno de los datos estadísticos que aportaba ese estudio era que el ciudadano medio de aquel país pasa aproximadamente un año de su vida buscando cosas que no recordaba dónde había puesto.

            A la hora de la organización de las tareas no hay que olvidar tener presente que en ellas las hay más y menos urgentes y más y menos importantes.

            7.-Aprender a fiarse de los demás y compartir con ellos, es decir, en todos los aspectos es necesario aprender a trabajar en equipo, esto que puede ser muy importante en el trabajo y la empresa lo es también en la  vida familiar. Es cuestión de organización, y confianza en los demás  y capacidad de enseñar a los demás en aquello que no saben todavía hacer.

      TRABANDO JUNTOS EN  LAS TAREAS DEL HOGAR.

 Por ejemplo, al principio tú puedes ordenar la habitación mejor y más rápido que tu hijo de siete años. Pero es mucho mejor despertar el interés del niño para que sea él quien lo haga. Eso lleva un mayor tiempo y esfuerzo iniciales, porque hay que enseñarle a hacerlo, y hay que motivarle, pero luego se recupera con creces, en todos los sentidos. Y así en otras acciones de la familia.
8.- Es sorprendente cómo algunas familias de pocos miembros y elevados gastos en personal de servicio no logran alcanzar el nivel de atención que tienen otras familias  que son más numerosas y tienen poca o ninguna ayuda doméstica, pero están mejor organizadas. Parece claro que si se sabe cómo distribuir las tareas entre los miembros de la familia, se puede estructurar el trabajo de modo que se hagan más cosas, en menos tiempo y con más satisfacción para todos.

            9.- Aprender a  lograr un equilibrio entre trabajo y familia. Hay que evitar en convertirse en un adicto/a al trabajo haciendo de él un escape para librarse de otros quehaceres necesarios tantos para la propia persona como para el resto de la familia.

            10.- Aprender a tener disciplina para cumplir con las tareas que se han acordado, porque es muy fácil hacer una distribución sobre el papel de las mismas, pero más difícil el llevarlas a cabo en la realidad.

            Esta disciplina producirá como fruto un bienestar en la familia y un aprendizaje que será muy positivo para los  menores de la casa.

  .  Y  esto es todo .  Un saludo.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:

sanchoamigo.

Anuncios