MARCHA GAY REPRIMIDA  EN RUSIA
CÓMO LOS HOMOSEXUALES  QUE MANTIENEN RELACIONES ESTABLES  PUEDEN ESTAR EN COMUNIÓN CON  LA IGLESIA .

El título anterior lo primero que necesita precisar es de qué tipo de relaciones entre homoxesaules y lesbianas estamos hablando.

De forma general se puede decir que entre los mismos se pueden dar dos clases de relaciones referidas a la sexualidad hablando globalmente:

A LA BÚSQUEDA DEL PLACER ERÓTICO.

 La primera de estas dos clases es  aquella en las que se busca directamente el placer erótico. Según la enseñanza de la iglesia católica la busqueda directa del placer erótico fuera del acto orientado a la  procreación humana  es inmoral, pero no sólo para los homoxesuales sino también para los hererosexuales, porque  tal placer de acuerdo con el principio  tomista en general, de que los placeres los da la naturaleza para el logro de determinados fines  , y en el caso del placer sexual  el fin es el de la procreación, se sigue  que fuera de la procreación la busqueda y disfrute del placer erótico  de forma directa es inmoral.

Con respecto a lo dicho anteriormente he de subrayar que esa es la doctrina que sostiene la Iglesia Católica, que sin embago no es admitida por todos los moralistas católicos. Pero esa es otra cuestión en la que no quietro entrar ahora.

A LA BÚSQUEDA DEL AMOR PERSONAL

El segundo tipo de relaciones que se pueden dar entre los homosexuales y lesbianas  es lo que podriamos nombrar como relaciones amorosas de caracter personal. Estas relaciones son relaciones de amor entre dos personas, ese amor posiblemente tiene su fundamento en la sexualidad humana, , pero lo que se busca en ellas es el desarrollo del amor personal, la complementariedad afectiva, el romper la soledad personal y otros fines que nada tienen que ver con  el placer erótico directamente buscado. Es importante no reducir  la sexualidad humana a eroticidad.

Este tipo de relaciones entre homosexuales es completamente moral, aún en el caso de que debido a la relación que existe entre lo erótico y lo sexual pueda suponer  un peligro y tentación  para  la busqueda de lo erótico y, en algún caso , hasta la caida en esa tentación.

A pesar ello  este tipo de relación entre homosexuales  no podría considerarse como prohibida ni inmoral, puesto que lo que directamente se va buscando no es la satisfacción erótica sino otros fines nacidos de un amor personal, de persona a persona.

Si las personas homosexuales viven su amor en esta dimensión pueden vivir en pareja, pueden participar  en la Eucaristía, pueden y deben ser admitidos de una forma normal en las instituciones eclesiales etc. Lo único que tienen que tener claro es el ideal último que en estas relaciones van buscando, como es el logro de un amor personal que necesita tiempo y la gracia de Dios  para que  llegue a su plenitud. Un ideal de este tipo es compatible con las tentaciones y caidas que se pueden producir en el camino, como son compatibles todas las caidas y tentaciones que tienen las personas en búsqueda de la perfección cristiana, perfección cristiana que no está cerrada para las personas que tienen esa tendencia natural, siempre que esas personas estén abiertas al arrepentimiento y a reiniciar su camino hacia ese ideal.

Estas reflexiones nacen al hilo de querer situar a las parejas de homosexuales dentro de la estricta enseñanza sobre el sexo de la iglesia católica, comprendiendo que hay otras visones del sexo que son distintas de las de la iglesia.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE: LAS BASES RELIGIOSAS DE LA DISCRIMINACIÓN DE LA MUJER EN EL ISLAM.

sanchoamigo.