LA PERSECUCIÓN DE LOS CRISTIANOS EN ARABIA SAUDÍ.DE DE VUELTA A LAS CATACUMBAS..

El tema que ahora comenzamos aborda la situación de los cristianos en otro de los países musulmanes, en este caso en Arabia Saudí, su contenido lo hemos tomado de diversas fuentes dando lugar al siguiente Índice.

1.- El testimonio de Monseñor Gremoli, Vicario Apostólico de Arabia.

2.-  El Wahabismo Islámico. Incluso los musulmanes de otra rama sufren persecución en Arabia Saudí

3.- El testimonio de Camille Seid.

4.- Mártires con sus nombres y apellidos.

5.-  Nada de Libros, imágenes, signos religiosos distintos del Islám.

6.- Para oír misa hay que hablar con el Pader Joseph

7.- ¿ Qué posibilidades tienen los sacerdotes para entrar en Arabia ?

CATACUMBAS DE PARÍS.

1.- EL TESTIMONIO DE MONSEÑOR GREMOLI, VICARIO APOSTÓLICO DE ARABIA.

La situación de los cristianos en los países árabes no es idéntica en los distintos lugares aunque  el problema más grave se sitúa en Arabia Saudí, donde reina una rígida monarquía absoluta. Sus habitantes son wahabitas, ortodoxos e intransigentes.

            Se consideran los guardianes de los lugares santos de La Meca y de Medina y consideran toda Arabia como un lugar santo musulmán donde no puede ser admitido ningún otro culto: «Más de la mitad de nuestros católicos vive y trabaja allí.

            Es una zona que recuerda algo el tiempo de las catacumbas. Oficialmente los sacerdotes no pueden entrar y no están admitidas celebraciones públicas, sólo se puede celebrar misa en las embajadas.

            Los católicos pueden rezar sólo en sus casas, sin reunirse con otras personas, incluso si son parientes o amigos. Entre 1979 y 1985 algunos sacerdotes fueron descubiertos, arrestados, encarcelados y expulsados.

Muchos cristianos, sorprendidos mientras rezaban, han recibido el mismo trato.

            En Arabia existe una policía religiosa muy eficaz, que interviene inmediatamente cuando sospecha que se está celebrando una reunión religiosa no islámica.

PEREGRINOS EN LA MECA. ARABIA SAUDÍ.

2.- EL WAHABISMO ISLÁMICO. HASTA LOS MUSULMANES DE OTRA  RAMA SUFREN PERSECUCIÓN EN ARABIA SAUDÍ.

Arabia Saudí es una de las dictaduras más férreas que existen en el mundo pese a ser el gran aliado de Estados Unidos y gran parte de Occidente en la zona. Su petróleo y su ostentosa familia real son vistas con buenos ojos mientras se silencia la flagrante vulneración de derechos humanos que sufren los que allí residen.

            El régimen saudí bebe del wahabismo, la interpretación más radical del islam, donde la sharia es la ley del país. Cualquier vestigio de libertad religiosa es una quimera. Incluso los musulmanes que no profesan esta corriente son perseguidos en el país. Nada bueno se puede decir, por tanto, de los cristianos que vivan allí.

            Cualquier cristiano que habite en Arabia Saudí debe vivir su fe de manera secreta e individual puesto que está prohibida cualquier manifestación religiosa pública que no sea el islam.

            Pero la persecución religiosa en el país va más allá de lo imaginable. Un auténtico estado de persecución. Mientras la familia real saudí financia la construcción de mezquitas por todo Occidente, en su país no existen ni iglesias ni sinagogas. Todo lo que haya debe ser de manera clandestina y para ello tienen una policía religiosa formada por más de 5.000 hombres.( Javier Lozano)

POLICÍA RELIGIOSA DE ARABIA SAUDÍ

3.- EL TESTIMONIO DE CAMILLE EID.

            Camille Eid, experto en iglesias de Oriente Medio y profesor de la Universidad de Milán ha hablado sobre la situación de los cristianos en esta dictadura. De hecho, vivió en el país durante dos años. Según recoge la agencia Zenit,  Eid explica que una de las claves para comprender la realidad de Arabia Saudí es que el Corán es la constitución del país.

            A partir de ahí, cualquier manifestación religiosa que no sea el wahabismo debe ser eliminada.

            Relatando su experiencia personal, este profesor afirma que en sus dos años en Yeda “tenía miedo de felicitar por Pascua y Navidad incluso por teléfono porque temía que alguien pudiera estar escuchando”. Así, explica que está prohibido vender cualquier postal con temas no musulmanes.

            ” En una anécdota cuenta que cuando llegó a este país un día “tenía en la mano una Pepsi durante el Ramadán. Me di cuenta de que todo el mundo me estaba mirando de un modo determinado y que me hubieran golpeado. No se puede comer en público durante el ayuno aunque no sea musulmán, porque es la ley”.

            A pesar de que los cristianos son el mayor grupo no musulmán en el país,  Eid confirma que “está prohibido tener Biblias, imágenes religiosas y rosarios, si se detectan en el aeropuerto son confiscadas de inmediato“. “Es duro”, indica y contando otro suceso que le ocurrió explica que en un aeropuerto saudí llevaba una película de Espartaco y pidieron verlo. “Tuve miedo de que vieran la imagen de la crucifixión. El guardia finalmente lo permitió porque era un soldado el crucificado, y no Jesucristo”, relata este profesor universitario

            Cualquiera que vaya a Arabia Saudí debe saber que “todos los residentes están sometidos a la sharia y nadie puede oponerse a ella porque equivale a oponerse al islam”. De este modo, a su llegada al aeropuerto “se le informa de inmediato de que debe cumplir las estrictas leyes islámicas”

4.- MÁRTIRES CON SUS NOMBRES Y APELLIDOS.

La persecución a los cristianos llega hasta la muerte en un país que se considera aliado de Occidente, formado por naciones de origen cristiano. “Tenemos el martirio de una joven saudí que se convirtió al cristianismo. Su hermano la descubrió. Escribió un poema a Cristo y le cortaron la lengua, desapareció y más tarde apareció muerta”. Y es que el número de torturas es enorme, según cuenta Camille Eid. “

            “Los cristianos filipinos, indios y eritreos son torturados en las prisiones”, informa, asegurando que los cristianos de países desarrollados suelen ser algo menos perseguidos.

            Sin embargo, y a pesar de todas estas enormes dificultades existen conversiones en Arabia Saudí. Eso sí, no puede hacerse público. “Estos convertidos que viajan a Marruecos  y Egipto hablan de su experiencia pero no mencionan sus nombres, y sólo piden que la comunidad cristiana ore por ellos porque aspiran a ver el día en que se les permita ir a la iglesia, poder acceder a los Evangelios y compartir su nueva fe con su propia familia”, concluye este experto en iglesias de Oriente.

            Otro de los casos es el de Mussie Eyob .

MUSSIE EYOB.

Mussie Eyob, un cristiano eritreo se enfrenta a la pena de muerte en Arabia Saudita después de ser arrestado por compartir su fe con los musulmanes.

            Fue detenido por las autoridades en una mezquita en la segunda ciudad más grande de Arabia Saudita, Yeddah, el 12 de febrero de 2011.

             Había ido allí para conocer y hablar con los musulmanes locales después de haber estado hablando sobre el cristianismo en la Embajada de Eritrea durante tres días. Eyob fue arrestado por predicar a los musulmanes, un delito que conlleva la pena de muerte en Arabia Saudita.

            Eyob, que se supuso inicialmente a tener problemas de salud mental, fue examinado por médicos sauditas que confirmaron que es apto para el juicio y la sentencia. Luego fue trasladado a la conocida prisión alta seguridad Briman.

            La creencia de los médicos y psiquiatras sauditas más “benevolentes” y “tolerantes” afirman que quien ha nacido musulmán apostata y se convierte a otra religión, es un enfermo mental.

            El Corán y la Shari´a establecen que la muerte debe ser impuesta a aquellos que apostatan del Islam.

            A pesar de la ley islámica, el eritreo Mussie Eyob, un hombre convertido al cristianismo hace unos pocos años y que es un inmigrante en Arabia Saudita, ha compartido su “testimonio” a los musulmanes en la Embajada de Eritrea en Yeddah.

Después del 12 de febrero de 2011, cometió el error fatal de predicar en  una mezquita, donde fue detenido posteriormente y ahora se enfrenta a la pena de muerte por sus acciones

.

CRISTIANOS ETIOPES ARRESTADOS EN ARABIA SAUDI.

El Observatorio de los Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés) condenó la detención y la tortura de los 35 cristianos etíopes que fueron arrestados en Arabia Saudí.HRW a través de un comunicado exigió a las autoridades saudíes que liberara a estos detenidos y que no los deportara del territorio saudí, informa hoy lunes el corresponsal de Hispan TV.

Los 35 etíopes, entre ellos 29 mujeres, se habían congregado juntos el pasado 15 de diciembre para celebrar el Adviento previo a la Navidad, en el domicilio de uno de ellos, cuando la policía irrumpió en la casa y los arrestó por cargos de blasfemia y ateísmo.Según el comunicado, HRW también acusó al país árabe de haber sometido a registros corporales ¨arbitrarios¨ a las 29 mujeres que formaban parte del grupo que fue detenido.

Este organismo al expresar su condena por esta actitud, aseguró que a pesar de que el rey saudí,  Abdalá bin Abdelaziz al-Saud , creó un Centro de Diálogo Interreligioso Internacional, su policía viola los derechos de los creyentes de otros credos.

            Mientras los islamistas, financiados por Arabia Saudita y/o Irán mayormente, piden que se les deje predicar en las iglesias europeas y poder disponer de ellas para sus servicios religiosos, en Irán y Arabia Saudita se aplica la horca y la decapitación, respectivamente, a quien tiene la osadía de convertirse a otra religión.

5.- NADA DE LIBROS, IMÁGENES, SIGNOS RELIGIOSOS DISTINTOS DEL ISLÁM

Cerca de un millón de cristianos viven atemorizados en Arabia Saudí. La mayoría son trabajadores extranjeros y celebran el culto y se reúnen a escondidas, en casa particulares o, en el mejor de los casos, en las embajadas occidentales. Las penas por el hecho de ser cristianos varían desde decenas de latigazos hasta la decapitación.

            Con muchas reservas, un ciudadano europeo que reside en Arabia Saudí accede a hablar a ReL de las dificultades crecientes de ser cristiano en el país que acoge las ciudades santas musulmanas de La Meca y Medina.

            Cualquier culto distinto del islámico está terminantemente prohibido, hasta el punto de que, de ser sorprendido en una misa, o símplemente  portando una Biblia o un crucifijo, la «mutawa» (Policía especial) puede detener a cualquiera que, a buen seguro, será castigado desde penas de 200 latigazos, prisión o, incluso decapitación.

6.- PARA OIR MISA HAY QUE HABLAR CON EL PADRE JOSEPH.

Para oir misa hay que hablar con el «Padre Joseph»

            Según relata nuestro ciudadano «en la zona», del que por motivos obvios no podemos dar más pistas, aunque le llamaremos Rodrigo, acudir a misa en Arabia Saudí es ciertamente complejo.

             Con toda la regularidad que la discreción y las circunstancias permiten, los pocos sacerdotes que viven allí, llaman y fijan el lugar y la hora de la cita. «Para ir a misa hay que hablar con el “Padre Joseph”. Allí todos se llaman así», cuenta Rodrigo. Si es posible, se celebrará una misa completa. Si no, la alternativa es un rato de oración ante el Santísimo, alimentada por la meditación de las lecturas correspondientes al tiempo litúrgico.

            Estas reuniones se producen casi todos los domingos y, si hay posibilidad, también entre semana en un «circuito» de embajadas occidentales.

            Como no siempre es posible contar con un sacerdote, hay grupos de laicos organizados, que se reúnen con periodicidad para poder crear un cierto espíritu de comunidad cristiana.

CAPITAL DE ARABIA SAUDÍ.

7.-¿QUE POSIBILIDADES TIENEN LOS SACERDOTES PARA ENTRAR EN ARABIA ?

La pregunta llega con facilidad. ¿Cómo entran los sacerdotes en el país? Con seguridad, no lo hacen ensotanados, ni con clergyman.

            «Habitualmente, son contratados por empresas multinacionales que conocen su verdadera dedicación», asegura Rodrigo. Algunos, cumplen con su horario laboral y luego desarrollan su acción pastoral. Otros, directamente se dedican a predicar y a asistir al cerca del millón de cristianos que, pese a las prohibiciones, viven en el país.

            La mayoría de ellos son familias filipinas de clase media o baja, que con cierta frecuencia guardan el Santísimo en algún escondrijo de sus casas. El riesgo es máximo. No en vano, se han registrado redadas de varias decenas de personas detenidas por oir misa en un apartamento.

            «Si yo te convenzo…»

            En las contadas ocasiones en las que conversa sobre temas religiosos o espirituales con algún musulmán, Rodrigo tiene mucho cuidado debido a la prohibición y, si hay confianza suficiente, suele terminarlas con una expresión parecida a esta: «Si seguimos hablando de estos temas y me convences, no pasará nada. Si te convenzo yo a tí, la cosa cambia».

            2009.XII.22 Nicolás de Cárdenas/ReL

sanchoamigo.

2.-sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula, es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?

elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

elcaballerodelverdegaban ó Dios y la Fe cristiana en los escritores de lengua castellana a través de los tiempos.

 elbachiller ó EL BACHILLER SANSÓN CARRASCO.

 PARA ACCEDER A ELLOS LO MEJOR ES PONER EL TÍTULO Y SUBTÍTULO DEL BLOG.

Anuncios