LA PAREJA ANTE LA EMANCIPACIÓN   DE LOS HIJOS.

 En el tema desarrollaremos los siguientes puntos.

 1.- Variedad de repercusiones que la emancipación de los hijos producen en sus padres.

2.- Algunas repercusiones  comunes o similares por la emancipación de los hijos.

3.- Sugerencias para afrontar de forma positiva esta nueva etapa .

 

1.- VARIEDAD DE REPERCUSIONES QUE LA EMANCIPACIÓN DE LOS HIJOS PRODUCEN EN LOS PADRES.

          El tema que abordamos escondido  tras ese título, tiene como finalidad analizar las repercusiones que la   emancipación  de los hijos y el abandono  del hogar paterno  puede producir en sus padres.

             Antes de nada quizá sea preciso señalar  que las repercusiones que la marcha del hogar  de los hijos pueden producir en los padres dependen de un conjunto de circunstancias , que introducen variantes importantes en este suceso.

            Veamos algunas de  esas circunstancias :

            1.-En primer lugar, la de los años de la pareja. Puede haber parejas que están en una madurez  vital  cuando sus hijos abandonen el hogar, con edades que pueden ir de los 45 y 65  años,  mientras que otras están a las puertas de su ancianidad.

            2.-Otra de las circunstancias,  referida a la anterior, es si los padres uno o los dos trabajan fuera del hogar.

            3.-Una circunstancia no infrecuente es si los hijos  suceden a sus padres en una empresa familiar  que les  obligue a estar en contacto diario con sus progenitores, aunque aquellos se hayan emancipado , formado su propia  familia o lleven una vida independiente viviendo fuera del hogar.

            4.-Otro factor diferenciador  es el número de hijos del  matrimonio, no es igual que la pareja haya tenido uno o dos hijos que  cuatro , cinco o más .

            5.-Como no es igual  que los hijos no sólo abandonen el hogar sino también  la ciudad  en la que siguen viviendo los padres. Son frecuentes los casos en los que padres e hijos  viven hasta en la misma calle y no digamos si viven en el  mismo bloque aunque en diferente piso.

            6.-Por otro lado también se da el fenómeno de que la marcha de los hijos del hogar sea para los padres algo deseado pues debido a causas  muy diferentes su permanencia en el hogar paterno más que un motivo de satisfacción  pueda ser un motivo de disgusto.

            7.-Y finalmente, aunque existan otras muchas circunstancias diferenciadoras , destacar si la marcha de los hijos se produce en un hogar donde alguno de los progenitores haya fallecido quedando únicamente el otro.

 

 2.-  ALGUNAS REPERCUSIONES COMUNES  POR LA EMANCIPACIÓN DE LOS HIJOS.

  Aunque es cierto que las repercusiones que la emancipación  y abandono de los hijos del hogar esté sujeto a circunstancias diversas, no es menos cierto que a pesar de esa   diversidad se puede hablar de unas repercusiones que son comunes y que se  producen en  todos los hogares por la emancipación y abandono del hogar  de los hijos. Hablamos de las más frecuentes:

            1.- Comienzo de una nueva etapa en la vida de la pareja. La relación con los hijos es diferente. Los padres empiezan a verlos como personas adultas, independientes, son conscientes de que han iniciado su propia vida y de que ellos ya no son imprescindibles para sus hijos.

            2.- Por otro lado, en esta etapa los padres vuelven a encontrarse como pareja. y puede ser muy beneficioso para ellos volver a vivir su propia vida de pareja con ilusión y con nuevos proyectos.

            3.- La familia es como cualquier ser vivo: dinámica y cambiante  y al igual que el individuo, atraviesa distintas fases en su desarrollo ; una de esas fases  que viven los padres es precisamente la  de la emancipación de los hijos, en la que en un principio se  puede imponer un sentimiento de extrañeza, vacío y soledad, que genera expresiones como “hay un silencio inhabitual”, “la casa está vacía”, o la más directa “falta algo”.

            4.- Ese sentimiento de extrañeza, vacío y soledad puede, en algunos casos, dar lugar  a que los padres caigan en depresiones, y  en otros efectos nocivos para la vida como el alcoholismo, el tabaquismo etc.

            5.- . Este es un “choque” que repercute normalmente mucho más en la madre y muy en especial si es una ama de casa que no ha trabajado fuera del hogar. Son muchas horas de convivencia y toda una vida que se ha ido construyendo en torno a los hijos, a sus etapas evolutivas, a sus horarios, a sus necesidades, a sus estados emocionales, a sus éxitos y fracasos.

            6.-También ocurre que, en ocasiones, con la marcha de los hijos  surge un problema aún mayor: una relación inestable, conflictiva, poco consolidada o incluso inexistente entre el padre y la madre, que se ha ido tapando, con la atención a los hijos, cuando éstos se ausentan del hogar, vuelven a estar solos, frente a frente el marido y la esposa. Con sus propios problemas.

            7.-Por el contrario puede ocurrir,  que  en muchas parejas  se produzca como una etapa de liberación, en especial cuando se ha demorado mucho la salida de los hijos del hogar, ya que la diferencia intergeneracional de costumbres e intereses hace que la convivencia entre padres e hijos genere tensiones continuas.

8.- Hoy en muchos casos el abandono del hogar de los hijos suele ser el anuncio de un nuevo amanecer para los padres en el nacimiento de sus nietos.

 3.-SUGERENCIAS  PARA AFRONTAR  DE  FORMA POSITIVA LA NUEVA ETAPA.

 Todos los padres han de estar preparados ante la sensación de tristeza y soledad que supone la marcha de los hijos del hogar. Deben tratar de superarlo lo antes posible y afrontar la nueva etapa con actitud positiva. Veamos algunas sugerencias que pueden ayudarnos para afrontar esta etapa con una actitud positiva:

            – Pensar que nuestros hijos han crecido y madurado como personas adultas, capaces de tener una vida independiente y con la suficiente autonomía para enfrentarse ellos solos a la vida y a las dificultades cotidianas. Al final, esto es lo que todos los padres equilibrados pretenden con la educación que les han ido dando a sus hijos a lo largo de la vida.

            – Tener claro que la marcha de los hijos no significa perder la relación con ellos, sino una relación diferente basada más en la comunicación que en la rutina diaria, una relación entre iguales y viendo la evolución de nuestros hijos como personas, y quién sabe, a lo mejor eso significa que pronto seremos abuelos.

            – Retomar la vida de pareja. Es un buen momento para retomar la vida de pareja. Ahora podemos hacer realidad todos aquellos proyectos que nos ilusionaban pero que las obligaciones familiares no nos permitían realizar. Es el momento de disfrutar de nuestra pareja y de las nuevas oportunidades que nos presenta la vida, sin ningún tipo de ataduras ni obligaciones.

            – Ocupar el tiempo libre. Debemos realizar actividades que nos distraigan y nos hagan disfrutar, ya sea realizando por ejemplo algún deporte, clases de cerámica, pintura, etc. Aprovechemos también esta etapa para relacionarnos más con los amigos. Es muy gratificante salir a comer o a cenar con amigos, o ir al cine, al teatro, participar en tareas religiosas o  parroquiales, en Ongs etc.

– No tener miedo de recurrir a la ayuda de los demás cuando se llega a situaciones límite: la pareja, los amigos, los educadores, consejeros, profesionales tec.

            Ser padres y consejeros de un hijo adulto es también una tarea vital, y debe aprender a tomarla con una renovada responsabilidad cada día.

            Hay que partir de que las relaciones entre padres e hijos son cambiantes algo que está expresado en el siguiente dicho: Cuando los hijos son infantes suelen decir: me lo ha dicho mi padre, mi padre lo sabe todo. Cuando llega la adolescencia no es infrecuente oír a los hijos decir  mis padres no saben nada. Los hijos en la edad adulta pueden decir: se lo consultaré a mis padres y cuando estos ya no viven no es infrecuente escuchar: ¡ si vieran mis padres!

            BIBLIOGRAFIA. Dª. Trinidad Aparicio Pérez  Psicóloga clínica. Psicóloga escolar. Universidad de Granada . : http://www.enplenitud.com/el-nido-vacio-cuando-el-hogar-vuelve-a-ser-casa.html#ixzz27NGByrTY

 sanchoamigo.

 

Anuncios