LA RELACIÒN DE PAREJA  EN LA ANCIANIDAD.

PAREJA EN EL  LUGAR DE SU LUNA DE MIEL A LOS 70 AÑOS

1.-DIVERSAS RAZONES POR LAS QUE UNA PAREJA PUEDE PERMANECER UNIDA  EN LA ANCIANIDAD..

 Cuando las parejas están entrando  en la tercera edad  sus relaciones cambian.

La asamblea mundial del envejecimiento estableció arbitrariamente en 1982 los sesenta años como el comienzo de la vejez y sin embargo, a esa edad, las personas son todavía muy activas. Los cambios sociales y de expectativa de vida permiten mirar a la “vejez” con otros ojos especialmente en el ámbito cultural en la que el mundo occidental se desenvuelve

Las motivaciones por las que una pareja puede permanecer unida durante la tercera edad son muy variadas, veamos las que parecen ser más comunes.

1.- Una de las razones por las cuales una pareja puede permanecer unida hasta esas alturas de la vida, puede ser el amor,  que  es el mayor vínculo de unidad , pero este,  tanto en otras etapas de la vida de la pareja, como especialmente en ésta, debe ir acompañado de más cosas para que se mantenga vivo, como las afinidades: gustos por las mismas cosas,  ideas similares en lo político, social y religioso  etc.  los hijos, los nietos, la mutua compenetración etc.

Estas parejas en las que el amor sigue siendo el motivo principal de su unidad siguen  manteniendo actividad y vida sexual íntima aunque en menor proporción  salvo casos de enfermedades o factores externos que afecten  a la sexualidad de alguno o de los dos.

2.- En segundo lugar están las parejas  en las que por diversas razones el amor íntimo y sexual no existe  pero se dan otros factores que crean también fuertes vínculos de unidad  como cariño, aprecio, compañía y afinidad de la pareja,  por lo que deciden permanecer junta hasta el final.

3.-Existe un tercer grupo de parejas que son aquellas que también permanecen juntas en los que los factores principales de la unidad son la costumbre, el temor a la soledad, los hijos, las convenciones sociales etc.

2.-EL  IDEAL ES QUE EL AMOR SEA EL PRINCIPAL MOTIVO DE LA UNIDAD DE LA PAREJA EN LA ANCIANIDAD.

 La jubilación  suele marcar el final de una etapa vital muy importante, quizás sea este uno de los motivos por los que esta palabra, procedente del latín iubilatio  que se traduce por júbilo o tiempo jubiloso,  se convierta más bien en un tiempo temido  más que deseado como fuente de alegría.

Sin embargo, resulta necesario comprender que este periodo de la madurez puede constituir también una de las fases más gratas, felices y  relajadas de la existencia, en la cual, tal y como decía el estribillo  de una popular canción, tres cosas son necesarias : “salud, dinero y amor… Y el que tenga esas tres cosas que le dé gracias a Dios…”

Así pues, el triunfo en los años posteriores a la jubilación  radica en  alcanzar también el éxito en cada uno de estos tres aspectos. Trabajar para tener buena salud, lograr una base económica que permita a la pareja vivir con dignidad humana y por último, y no por ello menos importante, hacer que el amor siga siendo el fundamento principal de la vida de la persona y especialmente de la vida de una pareja, para lograr esto nos atrevemos a daros los siguientes consejos:

 

3.- CONSEJOS PARA QUE LA VIDA EN PAREJA SEA TAMBIÉN  AGRADABLE EN LA ANCIANIDAD.

 1.-Cuidareís vuestra presencia todos los días. Vestíos  bien, arreglaos como si fuerais a una fiesta. ¿ Qué más fiesta que la vida?

2.-No os  encerraréis   en la casa. Nada de jugar al enclaustrado o al preso voluntario. Saldréis s a la calle, al campo de paseo, asistiréis a actos culturales, comunitarios, que estén a vuestro alcance.

3.-Amaréis el ejercicio físico Un rato de gimnasio, una caminata razonable dentro o fuera de casa. Contra inercia, diligencia.

4.- Evitaréis actividades y gestos de viejos derrumbados. La cabeza gacha, la espalda encorvada, los pies arrastrándose. ¡NO! Que la gente diga un piropo cuando pasas.

5.- No hablaréis  de vuestra  vejez ni te quejarás de tus achaques. Con ello, acabarás por creerte más viejo/a y más enfermo /a de lo que en realidad estás. Y te harán el vacío. Nadie quiere estar oyendo historias de hospital.

6.- Cultivarás el optimismo sobre todas las cosas. Al mal tiempo buena cara. Sé positivo/a  en los juicios, ten buen humor en las palabras, sè alegre de rostro, amable en los ademanes. Se tiene la edad que se ejerce. La vejez no es cuestión de años sino del estado permanente  de ánimo.

7.-Serás útil a ti mismo/a y a los demás. No eres un parásito ni una rama desgajada voluntariamente del árbol de la vida. Bástate hasta donde sea posible y ayuda. Ayuda con una sonrisa, con un consejo, un servicio.

8.-Trabajarás con tus manos y tu mente. El trabajo es la terapia infalible. Cualquier actitud laboral, intelectual, artística… ¿ Medicinas para todos los males? Tener que hacer algo cada día.

9.-Mantendrás vivas y cordiales las relaciones humanas. Desde luego las familiares. Ahí tienes la oportunidad de convivir con todas las edades, niños, jóvenes y adultos, el perfecto muestrario de la vida. Luego ensancharás el corazón a los  amigos, con tal que los amigos no sean exclusivamente mayores como vosotros. Huye del bazar antigüedades.

Alegraos  de  seguir siendo parte del mundo y poder disfrutar de muchas cosas nuevas y bellas

10.- Y sobre todo amaras a Dios con todo tu corazón y toda tu mente y todas tus fuerzas, pensad que uno de los motivos por los que quizás Dios os ha permitido llegar a esta edad unidos, es para que descubráis ya más cerca de la muerte temporal, que la vida no termina con la muerte, sino que se prolonga por toda una eternidad y que la muerte corporal no es mas que un puente oscuro por el que hay que pasar para llegar a la otra orilla.

sanchoamigo