SÍNTESIS DE LA HISTORIA DE L A IGLESIA CATÓLICA EN ESTADOS UNIDOS.

MAPA POLÍTICO DE ESTADOS UNIDOS.

Este es el índice del tema:

1.- Introducción.

2.- Descubrimiento.

3.- La fundación de  las trece colonias y la cristianización.

4.-El crecimiento de EE: U.U. Hasta alcanzar  los 50 estados..  

5.- La Iglesia católica después de la independencia de los E.E.U.U.en 8 apartados.

6.- La Iglesia estadounidense alcanza su madurez.

7.-La iglesia estadounidense en nuestros días.

1.-INTRODUCCIÓN.

Estados Unidos de América es una República Federal compuesta por 50 estados y un distrito federal . Con 9,83 millones de km² y con más de 316 millones de habitantes, el país es el cuarto mayor en área total, el quinto  mayor en área contigua y el tercero en población.. Es una de las naciones del mundo étnicamente más diversas y multiculturales.

File:JohnCabotPainting.jpg

 JUAN CABOT.

2.-DESCUBRIMIENTO..

 La idea de ir a la India pasando por el Noroeste, por donde se creía encontrar un mar libre, fue un propósito muy frecuente en los países europeos a partir del siglo XV.  Marinos Italianos, los Cabot, al servicio del rey de Inglaterra, partieron de la costa inglesa, atravesaron el Atlántico y descubrieron una tierra (1497), que era quizá el Labrador. Hicieron una segunda expedición (1498) y bordearon la costa hacia el norte, buscando un paso para ir a la India. Pero encontraron hielos que les impidieron pasar.

Un portugués, posiblemente João Vaz Corte-Real   descubrió en 1500 la isla de Terranova, cerca de la cual pasan bancos enormes de bacalaos. Los barcos de Inglaterra y de Francia empezaron a acudir todos los años, durante varios meses, a hacer la pesca del bacalao. El rey de Francia envió luego expediciones en busca del paso del Noroeste. La primera, mandada por el italiano Verazzano, descubrió a lo largo de la costa del Atlántico el país que más tarde se llamó Nueva Inglaterra, donde se fundaron las colonias inglesas que han formado los Estados Unidos (1524).

            Otra expedición, mandada por un marino de Saint Malo, Jacobo Cartier, descubrió el río San Lorenzo (1534) y le remontó (1535). Así comenzó la Nueva Francia, llamada más tarde Canadá.

 MAPA DE LAS TRECE COLONIAS.

3.- LA FUNDACIÓN DE LAS TRECE COLONIAS Y LA CRISTIANIZACIÓN

 Las trece colonias, son consideradas como el principio del nacimiento de los Estados Unidos, a continuación una descripción breve de las trece colonias.

            1.-Virginia (1607-1624):Inicialmente llamada Jamestown”, fue fundada por la London Company, que era un grupo de comerciantes que decidieron invertir dinero en la empresa y prestaron dinero a los colonos que pagarían con madera, pieles, oro o plata. También intentaban encontrar un pasaje hacia la India, lo que favorecería el comercio. Se fundó durante el reinado de James I, de ahí su nombre. En 1624, Virginia fue reconocida por el rey. Se dedicaron al cultivo de tabaco.

            2.-Massachusetts (1620): Fundada por los puritanos separatistas que salieron de Holanda en 1608 y decidieron buscar refugio en América. Llegaron en el barco Mayflower. Estos peregrinos crearon el llamado Mayflower Compact, un acuerdo mediante el cual formaban una especie de gobierno que se sometiera a la voluntad de la mayoría, lo que sentó la base para escribir la constitución.

            3.-New Hampshire (1623): Fundada por John Mason quien procedía del condado de Hampshire en Inglaterra. El mismo envió hombres al territorio americano para formar una colonia dedicada a la pesca. Fue parte de Massachusetts.

            4.-Maryland (1632):Fue fundada por Lord Baltimore (Cecil Calvert) que quería crear un refugio para católicos perseguidos después  de la Reforma protestante en Inglaterra. Se dedicaban al cultivo del tabaco y proliferaron sectas no protestantes.

            5.-Connecticut (1635-1636): Fundada por Thomas Hooker y un grupo de colonos de Massachusetts en busca de más libertad y oportunidades económicas. Para ello, diezmaron a los indios Pequot, habitantes originales del sitio con una guerra entre 1636 y 1637. Crearon las Órdenes Fundamentales de Connecticut, consideradas por muchos la base de la Constitución de Estados Unidos.

            6.-Rhode Island (1636): Fundada por Roger Williams, quien fue expulsado de la colonia de Massachusetts por sus ideas de separar la iglesia del estado y garantizar la libertad de religión. Vivió con los indios narragansett y formó Providence en 1636. Anne Hutchinsonfue también censurada por hablar contra la Iglesia en Massachusetts Bay. Ella creó Portsmouth. Ambas se unieron en Providence Plantations, que luego se convirtió en Rhode Island.

            7.-Delaware (1638): Fundada por Peter Minuit y la New Sweden Company. Cuando el rey Carlos II dio a James, duque de York, la Nueva Holanda, exigió que se le diera una compensación y cambió el nombre de New Sweden a Delaware. Formó parte de Pennsylvania hasta 1703.

            8.-Carolina del Norte (1663): Fundada por colonos de Virginia que pidieron autorización para fundar una colonia, esta fue Carolina, que se dividió por problemas internos en Carolina del Norte y del Sur en 1729. Se ubica donde estuvo la colonia perdida, en Roanoke.

            9.-Carolina del Sur (1663): Fundada por ocho nobles autorizados por el rey Carlos III. Luego se dividió, por problemas internos, y la corona decidió crear entonces dos territorios separados: Carolina del Norte y Carolina del Sur. Fue una de las colonias con más progreso económico.

            10.-Nueva Jersey (1664): Fundada por Lord Berkeley y Sir George Carteret, amigos cercanos del Duque de York, quien recibió el control de Nueva Holanda, que se convertiría en Nueva York y les entregó las tierras. Los cuáqueros más tarde compraron los derechos.

            11.-Nueva York (1664): Fundada por James, Duque de York, quien tomó control sobre la colonia llamada New Netherland (Nueva Holanda). Originalmente sobre el territorio que es hoy Brooklyn, era un centro de comercio.

            12.-Pennsylvania (1682): Fue fundada William Penn con el pago de una deuda a su padre, y con el objetivo de huir de la persecución religiosa contra los cuáqueros, grupo del que formaba parte. Se convirtió en una próspera colonia en el siglo 18.

            13.-Georgia (1732): Fue fundada por el militar británico James Oglethorpe bajo una orden del Rey George II, con el objetivo de crear una colonia para que los deudores que servían en prisión pudieran comenzar una nueva vida, y para detener el avance de los españoles asentados en Florida.

GEORGE CALVERT.

            Ya desde el comienzo el hecho religioso apareció en EE.U.U.  Ya hemos dicho  como los puritanos  fundaron  Massachusetts (1620) . Los puritanos denominados separatistas, dado que se separaron de la iglesia oficial inglesa, de raices anglicanas, porque decían que la misma debía purificarse de los muchos restos que quedaban en ella  del catolicismo, inclinándose por la doctrina calvinista.

             Los puritanos ingleses marcharon a Holanda pensando que allí tendrían mejor acogida que en Inglaterra, pero terminaron por   salir de allí dirigiéndose al nuevo mundo, pensando encontrar un buen refugio.

            .Al principio, los puritanos del Nuevo Mundo construyeron iglesias de madera donde se reunían los domingos por la mañana. Dando a conocer de este modo elementos de la fe cristiana. Allí fueron creciendo debido a la inmigración dando lugar a un expansión de sus creencias. La Gran fiesta de los Estados Unidos el Día de Acción de gracias tiene su origen en la fiesta celebrada por los puritanos tras la recolección de las cosechas.

             También el catolicismo estuvo presente  en los orígenes de Estados Unidos, en 1632, del rey de Inglaterra permitió  la fundación de una colonia en América del Norte a su amigo George Calvert, que se había convertido al catolicismo.  Este muere antes de emprender el viaje a América, pero su hijo organiza la colonización con un grupo que incluye católicos y protestantes.  Entre los católicos hay tres sacerdotes jesuítas.  La colonia se establece en lo que es hoy el estado de Maryland

            Los primeros gobernadores de esta colonia son católicos, pero conceden  la libertad de culto a todas las religiones.

            En 1645 y en 1689 hay movimientos anti-catolicos en Inglaterra, y esto afecta a Mariland, donde los protestantes toman el control de la colonia.  En 1702, la colonia se declara oficialmente anglicana,  y durante las próximas décadas, la colonia establece leyes contra los católicos, prohibiéndose que se practique el catolicismo públicamente.

            Los jesuítas establecen plantaciones agrícolas y trabajan con los colonizadores en Áreas rurales, viajando a caballo por el territorio rural, y estableciendo circuitos regulares de visitas.

            Al principio  reunen en domicilios a los  líderes de las comunidades rurales, pero luego  se van construyendo capillas regionales.  Estas capillas, junto con las capillas en las plantaciones de los jesuitas, empiezan a funcionar   como parroquia, siendo el fundamento del sistema católico de la organización religiosa en parroquias.

             La presencia cristiana en Estados Unidos  estuvo representada   también por Roger Williams, a quien se  le atribuye el origen del movimiento baptista  y de las primeras iglesias baptistas en 1636. Se le atribuye la frase: Dios es demasiado grande para ser alojado bajo un solo techo.

            Defendió contra los puritanos  la idea de la separación entre la Iglesia y el Estado por lo que  fue expulsado  de Massachusetts En 1644, recibió el encargo de la creación de la colonia de Rhode Island, nombre de la principal isla en la Bahía de Narragansett que posteriormente se convertiría en el estado de Rhode Island.

            Los cuáqueros (llamados también Sociedad de Amigos o simplemente Amigos, una forma abreviada de Amigos de la Verdad) proceden de los puritanos ingleses radicales de mediados del siglo XVII y el nombre deriva de «temblar de pavor» ante la palabra de Dios. .Para escapar de la persecución, los cuáqueros se trasladaron a Norteamérica, donde uno de sus líderes, William Penn, estableció la colonia de Pensilvania en 1682. Los cuáqueros fueron de los primeros que se opusieron a la esclavitud en Norteamérica, siempre han sido pacifistas y dirigen algunas de las escuelas más prestigiosas del país. Rechazan todos los sacramentos, se visten y hablan con sencillez, y practican una forma especial de meditación.

            En la colonia de Nueva Yord en  1683 Tomás Dongan, gobernador católico de Nueva York, colonia inglesa desde 1664, hizo que se promulgase una ley similar a la Maryland (1632)  aunque había pocos católicos en la colonia, la ley fue derogada en 1688 cuando Jacobo II, católico, perdió el trono.

            En 1691 la familia Calvert perdió la propiedad de Maryland que se convirtió en una colonia real. Se dictaron leyes anticatólicas y en 1704 se prohibió la celebración de la misa, excepto en casas particulares. Aun cuando se privó a los católicos de los derechos civiles, éstos podían ser propietarios de tierras y muchos llegaron a hacerse ricos. Cuando se prohibió a los católicos tener escuelas o enviar a sus hijos a Europa para recibir educación, los jesuitas abrieron una academia en Bohemia Manor, cerca de la frontera con Pensilvania, enviando los colonos más ricos a sus hijos al colegio de S. Omar en Flanders.

             Desde Maryland los jesuitas se ocupaban también de los católicos de Pensilvania, donde los cuáqueros concedieron la libertad religiosa, abriendo en 1733 una iglesia en Filadelfia

MAPA DE LOS 50 ESTADOS CON LAS FECHAS DE SU INCORPORACIÓN

Notas: 1) Territorio de las Trece colonias; 2) Territorios anexionados en 1773;  3) Territorios adquiridos a Francia en 1803 y anexión de Florida en 1812; 4) Colonización del Nordeste; 5) Territorios conquistados a México en 1849; 6) Rectificación de fronteras en 1853. Las cifras indican la fecha de constitucio³n de los Estados de la Uniòn.

4.-EL CRECIMIENTO DE ESTADOS UNIDOS HASTA LOGRAR LOS 50 ESTADOS.

            Al estallar la guerra colonial con Inglaterra, los colonos tomaron conciencia de su poder, el que usaron para oponerse al alza de impuestos decretada desde la metrópoli, Inglaterra. La reyerta degeneró en la Guerra de Independencia de Estados Unidos, después de la Batalla de Concord y la Declaración de Independencia de Estados Unidos, en 1775 y 1776 respectivamente. En 1781, la Batalla de Yorktown aseguró la independencia, la que fue reconocida en 1783.

Inmediatamente las colonias debieron decidir si seguían como Estados independientes, o se reunían en una sola nación. Tras varios años de negociaciones el Congreso de Filadelfia decidió en 1787 crear un Estado Federal como solución intermedia. Redactó también la Constitución y llamó a las elecciones por las cuales George Washington se transformó en el primer presidente de los Estados Unidos. En el siglo XIX, los Estados Unidos adquieren Luisiana de Francia y Florida de España, y despojan a México los territorios que actualmente conforman Arizona, California, Colorado, Nevada, Nuevo México, Texas y Utah.

Después de la guerra hispano-estadounidense de 1898, Estados Unidos de América se apoderó también de Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam. En el archipielago asiático, sostuvo una terrible guerra, conocida como guerra filipino-estadounidense, que asoló el archipiélago asiático.

 5.-LA IGLESIA CATÓLICA  DESPUÉS DE LA INDEPENDENCIA  DE E.E.U.U. EN 8 APARTADOS.

 Iglesia en el asentamiento europeo más antiguo en los EE.UU. - San Agustín, Florida Foto de archivo - 850002

IGLESIA DE SAN AGUSTÍN. FLORIDA. E.E.U.U.

A). Periodo colonial: 1565-1783.

            La vida de la Iglesia católica en EE. UU. comenzó con los conquistadores españoles que fundaron la parroquia de S. Agustín, Florida, en 1565. En 1598 los franciscanos españoles evangelizaban los pueblos de Nuevo México, pero en 1680 los indios hopi se alzaron en armas, mataron a los sacerdotes, e impidieron el restablecimiento de las misiones.

            Otros misioneros venidos de México evangelizaron Arizona en el s. XVII y Texas y California en el s. XVIII. Dos sacerdotes merecen ser citados en particular: el jesuita Eusebio Kino y el franciscano Junípero Serra. En 1687 Kino establece la primera misión en Arizona y en 1700 construye San Xavier del Bac, centro misional para el siglo siguiente.

            A base de sus propias exploraciones y con mapas hechos por él, proyecta formar dos cadenas de misiones: la primera desde la Baja California hasta Monterrey en la Alta California, la segunda que abarcase desde Arizona.

             Cuando los jesuitas estaban a punto de culminar el proyecto de Kino, fueron expulsados del territorio español (1767), entregándose sus misiones a los franciscanos. Fray junípero es quien, a partir de 1768, dirige las misiones franciscanas, año en que los españoles deciden establecerse en la Alta California. En 1769 establece su primera misión en San Diego y en 1770 su central misional en San Carlos Borromeo, en Monterrey.        El Norte de EE. UU. y la Luisiana fueron evangelizados por misioneros franceses procedentes del Canadá  En 1613 los jesuitas tenían una misión en la isla de Monte Desierto frente a la costa de Maine, pero fue destruida por los ingleses.

            Los capuchinos (1632-54) tuvieron varias misiones de indios en Maine, que fueron asimismo destruidas por los ingleses.

             En la década de 1680 los jesuitas comenzaron, con éxito, su misión entre los indios abenaki, que se mantuvo hasta la independencia americana. En 1642 los jesuitas Isaac Jogues y René Goupil fueron capturados por los mojaucs en Canadá y llevados a Nueva York (en aquel entonces colonia holandesa) donde Goupil murió mártir.

             Jogues escapó, pero regresó en 1646 para abrir una misión, sufriendo también el martirio. En 1649, el también jesuita Carlos Garniel corrió la misma suerte. Los primeros misioneros de Nueva York junto con cinco mártires canadienses fueron canonizados en 1930 .

            En la década de los años 1660 misioneros franceses evangelizaron a los indios de Wisconsin e Illinois. En 1673, el jesuita Santiago Marquette (1637-75) acompañó a Luis Joliet a descubrir el nacimiento del Misisipí y a cartografiar el territorio de la nueva misión. En 1678, el franciscano Luis Hennepin (1640-1701), con Roberto Chevelier La Salle, exploró la región ¡,le los Grandes Lagos y el Misisipí. En 1700, había sacerdotes trabajando en el extremo sur de Luisiana, en una colonia que se trasladó a dos lugares antes de ser establecida en Nueva Orleáns en 1718.       Pero aparte de las iglesias españolas en el Sudoeste y en Florida y la cultura francesa en Nueva Orleáns, España y Francia influyeron poco en la Iglesia de este país. Ninguna de estas dos naciones tuvieron colonias permanentes a escala de las inglesas.

            La dificultad de convertir a los indios y las disputas entre los jesuitas y otros misioneros obstaculizaron el éxito de las primeras misiones.

 FRAY JUNÍPERO SERRA. FRANCISCANO.

Más aún, los ingleses y los norteamericanos que tomaron posesión de las primitivas colonias españolas y francesas, destruyeron gran parte de los vestigios de sus predecesores, haciendo poco por evangelizar a los indios. No obstante, los Estados de Arizona, California y Wisconsin honraron a sus primeros misioneros erigiendo estatuas a Kino, Fray Junípero y a Marquette en la «Sala de las Estatuas» del Capitolio.

Más importante para el desarrollo de la Iglesia en este país fue la colonia inglesa de Maryland. En 1629 Jorge Calvert, católico y primer lord de Baltimore, pidió al rey Carlos 1 que le concediera una carta de propiedad para establecer una colonia en América con tolerancia religiosa para sus correligionarios, ya hemos hablado anteriormente de esta Colonia.( Cf. nº 3.

             Cuando la revolución por la independencia (1776-83), ya estaba próxima, el anticatolicismo es muy ambiguo. En septiembre de 1774 el Congreso Continental protestó por el Acta de Québec del parlamento inglés concediendo un régimen de tolerancia a los católicos franco-canadienses, pero en octubre el Congreso pidió a los canadienses que se uniesen a su protesta.

            En febrero de 1776 el Congreso envió a dos católicos, Carlos Carroll (1737-1832) y al P. Juan Carroll (1735-1815), un antiguo jesuita, con la misión, que fracasó, de inducir a los canadienses a unirse a la revolución. El 4 jul. 1776, Carlos Carroll, elegido miembro del Congreso de Maryland, fue uno de los signatarios de la Declaración de Independencia de EE. UU.

B) PERIODO INICIAL DEL PAIS INDEPENDIENTE. 1783-1865.

 Civilmente, la independencia estadounidense afectó directamente a la Iglesia. Durante la guerra, varios Estados adoptaron leyes garantizando la libertad religiosa. La Constitución de EE. UU., declaraba que no se había de exigir ninguna prueba sobre la religión de quienquiera que ostentase un cargo público. Finalmente, la ratificación de la Primera Enmienda en 1791 prohibía al Congreso establecer ninguna religión o restringir la libertad religiosa. Este ambiente de libertad religiosa influyó en el establecimiento de la jerarquía. La supresión de los jesuitas en 1773 hizo depender del vicario apostólico del distrito de Londres a los sacerdotes de Maryland, todos los cuales pertenecían a la Compañía de Jesús.

            Para acomodar la organización eclesiástica a la independencia estadounidense, en 1783 y a través del Nuncio en Francia, Propaganda Fide preguntó a Benjamín Franklin, representante de EE. UU. en Francia, acerca de la opinión de su Gobierno de nombrar un vicario apostólico. Franklin contestó que el Congreso, «de acuerdo con sus poderes y la Constitución no puede ni debe intervenir en ningún caso en los asuntos eclesiásticos de ninguna secta religiosa establecida en Norteamérica» (P. Guilday, Life and Times of John Carroll, Nueva York 1922, 185). El clero de EE. UU. se opuso a este nombramiento porque un vicario apostólico no tendría jurisdicción ordinaria; temían la hostilidad protestante a un obispo y deseaban preservar la propiedad de los jesuitas hasta que se restableciese de nuevo la orden.

            Por tanto, Propaganda Fide nombró a Juan Carroll superior de la misión en EE. UU. el 9 jun. 1784. En 1785 Carroll informó que de 4 millones de estadounidenses sólo había 25.000 católicos atendidos por 24 sacerdotes.

            A causa de la insuficiencia de sus facultades, que llevó a que se discutiese su autoridad, los sacerdotes pidieron a Roma (1788) un obispo con jurisdicción ordinaria, el cual había de ser elegido por ellos mismos.

 FECHAS DE LA CREACIÓN DE LAS DIOCESIS ESTADOUNIDENSES.

C).-CREACIÓN DE VARIAS DIÓCESIS.

 Al recibir el permiso de la Santa Sede, eligieron a Carroll como obispo y a Baltimore como su primera diócesis. Pío VI  ratificó la elección y estableció formalmente la Jerarquía en su epístola Ex hac apostolicas (6 nov. 1789), el mismo año en que G. Washington fue proclamado primer presidente de EE. UU. Carroll fue consagrado obispo el 15 ag. 1790 en Inglaterra. La diócesis de Carroll abarcaba todos los Estados y territorios de EE. UU. En el primer Sínodo de Baltimore (1791) se pidió a la Santa Sede que dividiese la vasta diócesis, estableciéndose una nueva sede en Filadelfia. Sin embargo, en 1803 Carroll ampliaba su jurisdicción al territorio de Luisiana, comprado a Francia en 1803.

             Hasta 1804 la Santa Sede no dividió la diócesis, haciendo de Baltimore una archidiócesis con cuatro nuevas diócesis en Filadelfia, Boston, Nueva York y Kentucky.

            A pesar de la pesada carga, Carroll proporcionó las necesarias instituciones educativas, tan descuidadas durante el periodo colonial. En 1789, él y los otros ex jesuitas fundaron el Georgetown College, el primero católico en EE. UU.

 En 1971 abrió el seminario de Santa María en Baltimore bajo la dirección de los sulpicianos. En la labor educativa recibió la ayuda de Isabel Seton (17741821), una conversa que fundó las Hijas de la Caridad, la primera orden religiosa femenina nativa. En 1963 Carrol es beatificado, siendo así el primer beato de este país. Carroll concibió a la Iglesia estadounidense creciendo por medios naturales a base de la población nativa, pero la inmigración alteró su visión y dio a la Iglesia su heterogeneidad y su composición urbana.

 CATEDRAL DE SAN PATRICIO EN NUEVA YORD.

D )TENSIONES NACIONALISTAS .

 Entre 1790 y 1860 llegaron a EE. UU. unos 2.057.154 católicos. Este incremento causó una tensión nacionalista dentro de la Iglesia y una hostilidad por parte de la población nativa fuera de ella.

            En este periodo inicial la tensión nacionalista adoptó la forma de «fidelismo laical», resultante de imitar los laicos el ambiente democrático que les rodeaba, así como las prácticas protestantes, y solicitando el derecho a tener iglesias de su propiedad y a elegir sus pastores.

             Se produjeron cismas por esta causa en Nueva York y Filadelfia durante la administración de Carroll, pero el conflicto se hizo más intenso cuando el sulpiciano francés Ambrose Marechal (1768-1828), se convirtió en 1817 en el tercer arzobispo de Baltimore, habiendo por aquellas fechas obispos franceses en Boston, Bardstown, y en la diócesis de Luisiana y las dos Floridas (rebautizada con el nombre de diócesis de Nueva Orleáns a partir de 1826).       Muchos laicos, irlandeses de nacimiento o descendientes de irlandeses, se mostraban resentidos por esta «dominación francesa», empleando el «fidelismo» para mantener alejados a los pastores nombrados por la Jerarquía, impidiendo el nombramiento de un obispo en Filadelfia desde 1814 a 1819 y creando cismas en aquella ciudad, Nueva York, Norfolk y Charleston. En 1821,

             Propaganda Fide nombró a dos sacerdotes irlandeses para ocupar las nuevas diócesis de Richmond y Charleston que, junto con los dos obispos irlandeses de Filadelfia y Nueva York, suponían una nivelación respecto a los cuatro franceses. El «fidelismo» decayó durante los últimos años de la década de 1820.

BASÍLICA DEL SANTUARIO NACIONAL DE LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARIA EN BALTIMORE. 

E) CRECE EL ANTI-CATOLICISMO.

En la década de 1830 la inmigración católica volvió a despertar el anticatolicismo en una forma conocida con el nombre de «nativismo».

            Los nativistas fundaron periódicos para realizar campañas contra la Iglesia y publicaron confesiones atribuidas a ex monjas que hablaban de inmoralidad en los conventos. Incitados por tales historias y por una campaña dura contra la Iglesia, el populacho quemó el convento de las ursulinas de Charleston, Massachusetts, en 1834.

            Luego se negó a las ursulinas el derecho a recurrir por los daños sufridos alegando que representaban un poder temporal extranjero, cargo que refutó el tercer Sínodo Provincial de Baltimore (1837).

            En la década de 1840, emigraron a EE. UU. 700.777 católicos incrementándose también proporcionalmente la hostilidad nativista. Para preservar la fe de los niños católicos, el obispo J. Hughes (1797-1864) de Nueva York y el obispo Francisco P. Kenrick (1796-1863) de Filadelfia lucharon sin éxito por conseguir ayuda estatal a las escuelas católicas, así como contra la lectura obligatoria de la Biblia protestante por los católicos en las escuelas públicas.

            Esta campaña fue interpretada como un intento católico para destruir el protestantismo, lo que llevó a la quema de varias iglesias en Filadelfia en 1844. Hughes impidió casos similares de violencia en Nueva York, protegiendo sus iglesias con hombres armados cuando las autoridades civiles rehusaron prestarles protección.

             En 1853 se produjeron las últimas manifestaciones masivas de nativistas cuando se esperaba la llegada del arzobispo Gaetano Bedini, nuncio en Brasil, a quien el Vaticano envió a visitar la Iglesia en un momento poco oportuno. El nativismo decayó en parte debido a que la mayoría de los protestantes no estaban de acuerdo con él y en parte también porque el país se hallaba, en 1850, dividido sobre la cuestión de la esclavitud.

F ) LA IGLESIA CATÓLICA Y LA GUERRA CIVIL.

      Antes de la guerra civil, los católicos (incluyendo a Juan Carroll, Carlos Carroll y los jesuitas) habían tenido esclavos. Los obispos England y Kenrick (que llegó a ser arzobispo de Baltimore en 1851 y fue el primer teólogo de la jerarquía) lamentaron la existencia de la esclavitud, pero los obispos permanecieron por encima de la polémica política, en parte porque estaban principalmente dedicados al cuidado de los inmigrantes, y en parte porque muchos abolicionistas eran también nativistas.

A pesar del nativismo, la Iglesia fue progresando. En 1844 consiguió dos de sus más distinguidas conversiones: Orestes Brownson (1803-76), pastor unitario y filósofo, e Isaac T. Hecker (1818-88), que entró en los redentoristas y fundó más tarde la Congregación de S. Pablo (paulistas) para transmitir la doctrina católica a la América protestante.

            Entre 1829 y 1852 la Iglesia celebró siete concilios nacionales, seis provinciales y uno plenario. En 1860 había 3.103.000 católicos de una población blanca de 26.922.537, con un total de siete archidiócesis y 40 diócesis. Durante la guerra civil de EE. UU. (186065), los católicos se fueron ganando la confianza en sus respectivos Estados luchando en ambos bandos.

             A petición del presidente Abraham Lincoln, Juan Hughes, que fue el primer arzobispo de Nueva York en 1850, consiguió la neutralidad de la Santa Sede en 1862.   En 1864 Patricio N. Lynch, obispo de Charleston, intentó ganar el reconocimiento diplomático de los Estados secesionistas por parte de Roma. Sin embargo, a pesar de sus diferencias políticas, ambos prelados permanecieron siendo amigos.

 CATÓLICOS A LOS COCODRILOS.

G ) LA IGLESIA TRAS LA GUERRA CIVIL.

Durante el periodo de posguerra la Iglesia consiguió un alto grado de aceptación por parte de la minoría culta estadounidense y la hostilidad pasó de los ataques contra todos los católicos, hacia los que intentaban obtener fondos públicos para las escuelas católicas, particularmente.    No obstante, los vestigios de los viejos prejuicios permanecieron en la American Protective Association, fundada en 1887 para combatir a la Iglesia y para excluir a los católicos de empleos y cargos públicos. La inmigración siguió siendo también un problema. Entre 1870 y 1900 llegaron a EE. UU. 3.079.000 católicos europeos; en la década de los años de 1890 la mayoría de ellos venía de Italia, Austria-Hungría y Polonia. Sin embargo, en 1870 la composición de la Iglesia en EE. UU. había sido determinada por los irlandeses (1.683.791) y católicos alemanes (606.791) que habían inmigrado desde 1820. Los irlandeses, por cuanto llegaban en mayor número y hablaban inglés, fueron asimilados más rápidamente en la sociedad estadounidense y dominaron la Iglesia.

            El carácter inmigratorio y la «dominación irlandesa» de la Iglesia de EE. UU. se puede ver bien por el origen étnico de los 72 prelados que asistieron al tercer Concilio Plenario de Baltimore en 1884.

            Sólo 25 habían nacido en EE. UU., de los cuales 15 eran de origen irlandés. Veinte habían nacido en Irlanda, mientras que ocho procedían de Alemania, seis de Francia, cuatro de Bélgica, tres de Canadá, dos de España y uno de Austria, Holanda, Escocia y Suiza respectivamente. El Congreso aprobó la legislación con que se gobernó la Iglesia estadounidense hasta la promulgación del CIC en 1917.

File:GibbonsPhotoStanding.jpg

 CARDENAL JAIME GIBBON.

H ) DIVERGENCIAS ENTRE LIBERALES Y CONSERVADORES .

  Entre 1885 y 1900 una serie de sucesos dividieron a la jerarquía en liberales y conservadores, cuando los alemanes hicieron frente a los de ascendencia irlandesa y cuando los conservadores se opusieron a los liberales, que buscaban aprovechar la aceptación general ganada por la Iglesia estadounidense, para adaptarla a los tiempos modernos y al estilo de vida de EE. UU.

            Entre los liberales se encontraba Jaime Gibbons (1834-1921), arzobispo de Baltimore, el único cardenal desde 1886 a 1911, Juan Ireland (1838-1918), arzobispo de San Pablo, Juan J. Keane (18391918), obispo de Richmond y más tarde rector de la Univ. Católica de América, y Denis J. O’Connell (18491927), rector del American College. Los conservadores más destacados eran Miguel Corrigan (1839-1902), arzobispo de Nueva York, Bernardo McQuaid (1823-1909), obispo de Rochester, los obispos alemanes y los jesuitas. El deseo de los liberales de americanizar la Iglesia los enfrentó con los americanos de origen germano. En 1887 Propaganda Fide contestó a una petición de los alemanes garantizándoles parroquias nacionales independientes de las inglesas, pero rehusando acceder a su petición de un vicario general alemán en las diócesis que tuviesen una gran población de origen alemán.

            La tensión germanoirlandesa se intensificó con el «cahenslysmo», tomado del nombre de Pedro P. Cahensly, secretario de la Sociedad de S. Rafael, organización (alemana en su origen) dedicada al cuidado de los emigrantes a EE. UU.

            Los liberales se encontraron con la común oposición de todos los conservadores sobre la cuestión del control estatal de las escuelas parroquiales.

  

UNIVERSIDAD CATÓLICA EN WASHINGTON

Una tercera fuente de conflictos fue la Univ. Católica de Norteamérica, establecida por el tercer Concilio Plenario, que quedaba únicamente bajo la administración de la Jerarquía, y no de una orden religiosa. El arzobispo Corrigan se opuso en principio porque quería una Universidad en Nueva York dirigida por los jesuitas. Cuando la Universidad se abrió en Washington (1889), apoyó la posición liberal en los asuntos decisivos. Después de varias protestas de los conservadores, León XIII pidió la renuncia del obispo Keane de su puesto de rector (1896). También surgieron en EE. UU. problemas sociales que dieron lugar asimismo a controversias. Debido a estas disputas y frecuentes peticiones a Roma, el Vaticano decidió establecer una delegación apostólica en EE. UU. En octubre de ese año DE 1892 el Papa envió al arzobispo Satolli para representarle en la Exposición Colombina en Chicago conmemorando el 400 aniversario del descubrimiento de América.

            En noviembre, Satolli se reunió con los arzobispos estadounidenses para tratar del problema de las escuelas y propuso el establecimiento de una delegación apostólica. Aun cuando todos los metropolitanos, excepto Ireland, se opusieron a . la idea, Satolli fue designado primer delegado apostólico en EE. UU. el 23 en. 1893.

File:StJosephsCathedralFrontOct2012.JPG

CATEDRAL DE SAN JOSÉ EN SAN DIEGO DE CALIFORNIA.

 6.- LA IGLESIA ESTADOUNIDENSE  ALCANZA SU MADUREZ.

 El 29 jun. 1908 Pío X en la const. apostólica Sapienti Concilio declaró que la Iglesia estadounidense ya no era un país de misión y lo retiraba de la jurisdicción de Propaganda Fide.

            Un hecho significativo de este periodo fue la formación de la National Catholic Welfare Conference (NCWC). En 1917 los obispos estadounidenses formaron el war council (concilio de la guerra) para coordinar sus programas durante la I Guerra mundial.

            En 1919 recibieron el permiso de Benedicto XV para conservar la organización como Welfare council (concilio del bienestar) y para celebrar reuniones anuales. Sin embargo, algunos obispos pensaron que la NCWC violaba su autoridad local y el Vaticano temió que surgiese una iglesia nacional.

  CONFERENCIA EPISCOPAL ESTADOUNIDENSE.

El 23 feb. 1922, Pío XI  firmó un decreto disolviendo la NCWC, pero después de que fue debidamente explicada la Congr. Consistorial la aprobó, el 22 jun. 1922, siempre y cuando su militancia fuese voluntaria y que se cambiase la palabra «concilio» que figuraba antes en el título. El 14 nov. 1966, de acuerdo con el decr. Christus Dominus del Conc. Vaticano 11  los obispos abolieron el NCWC y formaron la National Conference of Catholic Bishops (NCCB), de la cual son miembros todos los obispos estadounidenses ordinarios y titulares.

            Se reúne semestralmente y mantiene también comités permanentes para sectores como misiones extranjeras y medios de comunicación. Para representar a los obispos a nivel nacional y para proporcionarles información, la U. S. Catholic Conference (USCC) mantiene departamentos de Educación, Prensa, Acción Social, Asesoría jurídica, organizaciones laicales, inmigración y juventud. De 1900 a 1920 la Iglesia estadounidense recibió 3.518.000 católicos emigrados, principalmente de Europa oriental y meridional, pero en 1924 el Congreso restringió la inmigración. Por primera vez en un siglo, la Iglesia de este país consiguió tener un número relativamente estable de fieles nativos, pudiendo ocuparse de otros asuntos que no fuesen la inmigración.

            Ya el 12 feb. 1919 los obispos habían publicado su «Programa de Reconstrucción Social». Redactado por monseñor Juan A. Ryan (1869-1945), profesor de Teología moral en la Univ. Católica, el programa sugería aplicaciones de la doctrina social católica a EE. UU., acomodando su economía a la paz. Aunque algunos lo tacharon de socialista, sus principales sugerencias, tales como salario garantizado, seguridad social, seguro de desempleo e impuesto sobre la renta, se vieron más tarde convertidas en leyes.

           

ANTIGUA CATEDRAL DE LA DIÓCESIS DE LOS ÁNGELES- MONTERREY.  CALIFORNIA.

En la década de los años 40 se aumentó la atención hacia los negros. En 1947 el card. José E. Ritter (18921967) alzó su voz proclamando la preocupación de la Iglesia por suprimir la segregación racial en las escuelas católicas de la archidiócesis de S. Luis. El 14 nov. 1958, la Jerarquía eclesiástica condenó la segregación y la discriminación. En 1964, en EE. UU., sólo eran católicos 747.598 negros de un total de 20.300.000. En 1906 sólo había 14 estadounidenses en misiones, pero en 1911 fue fundada la primera congregación estadounidense para misiones, la Catholic Foreign Mission Society (Marykrloll). En 1968 había 9.302 misioneros estadounidenses, sacerdotes, religiosos y seglares.

            Igualmente importantes fueron los progresos en la Liturgia y la Teología. En 1926 el benedictino Virgilio Michel fundó el Orate Fratres (rebautizada en 1951 con el nombre de Worshin) y, en 1940, la Conferencia de Liturgia comenzó a celebrar todos los años sus semanas litúrgicas.

            En Teología, el jesuita Juan C. Murray (1904-67) contribuyó en el sector de las relaciones Iglesia-Estado ayudando a redactar el decreto del Conc. Vaticano II sobre libertad religiosa. El jesuita Gustavo Weigel (m. 1965) fue en los EE. UU. un pionero del movimiento ecuménico.

DE VISITA EN MONTERREY. CALIFORNIA.

Aunque los católicos constituyen casi el 25% de la población y aun cuando muchos tienen título universitario, no han contribuido en la proporción debida en las esferas social, académica e intelectual.

            Sin embargo, los laicos tomaron parte activa en la política durante el siglo XIX, tanto a nivel municipal como estatal, llegando a ocupar puestos por designación en el equipo presidencial y en el Tribunal Supremo de EE. UU. Pero el anticatolicismo parecía querer imponer que ningún católico fuese elegido Presidente; en 1928 influyó en la derrota de Alfredo E. Smith (1873-1944), el primer católico designado candidato para ese puesto.

            En 1948 volvió a surgir con la formación de «Protestantes y otros americanos unidos para la separación de Iglesia y Estado», concebido para contrarrestar los esfuerzos de los católicos en obtener ayuda oficial para sus instituciones y para paliar la actividad política de los católicos.

            No obstante en 1960, a pesar de alguna propaganda anticatólica, John F. Kennedy (191763) fue elegido presidente de EE. UU. A ello pudieron contribuir varios factores. En primer lugar, la mayoría de los estadounidenses no comparten los prejuicios del pasado; a lo que puede unirse un mayor y mejor conocimiento del catolicismo por los viajes pontificios, el Vaticano II  etc.

La elección simbolizó la final asimilación de la Iglesia en la sociedad estadounidense. En junio de 1968 los católicos en EE. UU. eran 47.468.333 de una población total de 198.130.276. Había seis cardenales, 26 arzobispos y 235 obispos administrando 27 archidiócesis y 125 diócesis, a lo que hay que sumar un arzobispo y siete obispos del rito oriental; 59.803 sacerdotes, incluyendo 22.350 religiosos; 12.261 hermanos y 176.341 hermanas; 18.064 parroquias; 561 seminarios diocesanos y de órdenes religiosas con 39.838 seminaristas; 305 Escuelas superiores y universidades católicas comprendiendo 433.960 estudiantes; 2.275 Institutos católicos de Enseñanza Media con 1.089.272 estudiantes, y 10.757 escuelas elementales con 4.164.504 estudiantes. ( Cf. estados unidos de américa del norte. historia de la iglesia mercaba.org/Rialp/E/estados_unidos_de_america_hist_dela_iglesia.htm‎.

File:Saint Matthew's Cathedral 1.jpg

 INTERIOR DE LA CATEDRAL DE SAN MATEO EN  WASHINGTON

7.-LA IGLESIA CATÓLICA ESTADOUNIDENSE EN NUESTROS DÍAS.

 La Iglesia católica  en los Estados Unidos ha crecido considerablemente en la historia del país, ha pasado  de ser una pequeña minoría durante la época de las Trece Colonias tal como hemos visto, a ser actualmente la denominación cristiana  más grande del país.

 Para responder a la  pregunta de este apartado  optamos por proponer dos documentos:

1

1.-DE UNA ENTREVISTA AL CARDENAL DONALD_WUREL El ARZOBISPO DE  WASHINGTON.

            Políglota y autor de varios libros, el cardenal Wuerl es conocido en todo Estados Unidos por su ministerio catequístico y docente, así como por su trabajo en favor de la educación católica y de los pobres, los refugiados, los inmigrantes y del diálogo interreligioso.  Vatican Insider.

PREGUNTA :  ¿Cuáles son los principales desafíos a los que se enfrenta la Iglesia en Estados Unidos hoy?

 RESPUESTA : Creo que son dos. Uno tiene que ver con lo que el Santo Padre ha definido como «la nueva evangelización». Estamos tratando —así como gran parte de la Iglesia en el mundo occidental— con dos generaciones de católicos sub-catequizados o mal catequizados. Cuando se piensa en lo que se presentaba como fe católica durante la década de los setenta y de los ochenta, no resulta sorprendente que hayamos perdido a tanta gente en el entendimiento de la Iglesia, del Evangelio, de la continuidad con Cristo a través de su Iglesia.

            Por lo tanto, el desafío al que nos enfrentamos, el gran desafío, es —como lo describe el Santo Padre— el de re-proponer nuevamente el encuentro con Cristo a las personas, muchas de las cuales piensan que ya han pasado por eso y que no les ha dicho nada.

            Estamos recibiendo como respuesta a esa re-proposición el reconocimiento de que tenemos que concentrarnos nuevamente en los fundamentos de la fe. Estamos encontrando receptividad entre muchísima gente joven. Creo que esto explica el despegue en la cantidad de vocaciones que estamos viendo en Estados Unidos.

 PREGUNTA. ¿Es decir que hay un aumento de las vocaciones en Estados Unidos?

 RESPUESTA.  Acabo de inaugurar un seminario en Washington D.C., y tenemos a otros 70 hombres estudiando para la archidiócesis de Washington. Precisamente el fin de semana pasado he participado de un retiro espiritual dirigido a todos aquellos estudiantes que estuvieran considerando el sacerdocio y quisieran hacer preguntas al respecto, y hemos recibido a más de 30 personas.

            Así es que se está produciendo una renovación, pero es en el contexto de este gran desafío al que nos enfrentamos, el desafío de la nueva evangelización.

 PREGUNTA. Ese es el primero de los desafíos, ¿cuál es el segundo?

 RESPUESTA. El segundo desafío viene desde fuera de la Iglesia, porque el primero se encuentra en realidad dentro de ella. El segundo es el desafío de la libertad religiosa, la erosión de la libertad religiosa, la libertad de culto.

            Cada vez más, una buena parte de la industria de la información, y ahora nuestro Gobierno, está borrando la religión de la vida del país, y particularmente las instituciones religiosas, con el argumento de que libertad de culto significa solo la libertad de rendir culto.

            Recientemente, la Corte Suprema de Estados Unidos votó por unanimidad que la selección de ministros y la definición del ministerio le corresponde la Iglesia.   El actual Gobierno de Estados Unidos alegó que la designación del ministerio y la determinación de quién puede ejercerlo no está protegida por la Constitución. Tal es así que cuando expusieron este argumento ante la Corte Suprema, la corte definió esa posición como «increíble».

            Pero esto es con lo que estamos tratando. Este es un nuevo laicismo que es hostil a una presencia religiosa.

            En Estados Unidos, siempre nos hemos beneficiado de un pluralismo rico. Somos un pueblo formado por muchos pueblos, contextos étnicos muy variados, contextos religiosos de gran diversidad, y de todo eso, cual piezas de un gran mosaico, hemos podido formar una nación y un sentido de bien común. Lo que estamos enfrentando en este momento es este nuevo hincapié en que este asunto debería tener un solo tono, en que debería haber solo un matiz para toda la sociedad, y que debería ser laico.

 PREGUNTA. ¿Es esto algo específico del Gobierno de Obama, o es una tendencia en los partidos políticos, en el espectro político?

 RESPUESTA . Creo que es un fenómeno cultural. Creo que está siendo manejado por una parte importante de la industria del entretenimiento y de la información, que se está alimentado de un cierto elitismo intelectual proveniente de algunas de nuestras universidades y que simplemente no ve un lugar para la vida religiosa, o para la contribución de la fe a la comunidad en su conjunto.

            Esto es curioso, porque nos hemos fundado precisamente sobre esa gran tradición de respeto y aprecio por el rol de la fe religiosa en la comunidad.

            No obstante, este Gobierno parece haber abrazado este fenómeno con tenacidad.            Y no es algo que se limite solo a este Gobierno; se puede ver en todo el espectro político. Es algo más cultural que político.

            Escribí el libro Seek First the Kingdom (Buscad primero el Reino) para decirle, principalmente a los católicos, pero también a los cristianos, que nosotros aportamos algo, que siempre hemos aportado algo al esfuerzo de formar una sociedad buena y justa, y que no podemos renunciar a ese hecho. Es así como comenzamos a ser una nación y no podremos seguir siendo quienes somos si eliminamos eso, si lo borramos de nuestra cultura.

La Iglesia Católica de San Brenda (en inglés, St. Brendan Catholic Church), es una iglesia de la ciudad de Los Ángeles, California. Fue construida en 1927,

 2.- SOBRE  CIERTOS ASPECTOS DE LA VIDA DE LA FE EN LOS CATÓLICOS DE ESTADOS UNIDOS.

 Viviendo la fe

            1.- Analicemos la participación cuantitativa de los seglares católicos en la vida sacramental.

            Antes del Concilio Vaticano II aproximadamente el 75% de los católicos asistían a misa los domingos. Para el año 2004, este porcentaje era del 32%. En un domingo cualquiera puede ser que hasta un 40% de los católicos americanos vaya a misa si bien algunos de ellos no van a misa con la regularidad con que lo hacían antes del Concilio.             Esto sugeriría además, que en realidad no hay déficit de sacerdotes, aunque claramente se observa un excedente de edificios de la Iglesia ya que las congregaciones practicantes no son tan numerosas.

            Así se explican los cierres de parroquias principalmente en las grandes áreas metropolitanas en los últimos 15 años.

            Preocupa aún más la costumbre en este país de que prácticamente todos los seglares que asisten a misa los domingos reciben la Santa Comunión.

            En vista de la marcada reducción en la recepción del Sacramento de la Penitencia.. Aquí hay que hacer mucho trabajo de catequesis.

            2.-Desde el punto de vista cultural resulta interesante observar los cambios en los patrones electorales de los católicos en los Estados Unidos en los últimos 40 años.      Desde la década de los sesentas los votantes católicos se han apartado del partido Demócrata y se han inclinado claramente hacia el Partido Republicano.

            Cuando las encuestas presentan la opción entre católicos que asisten a la iglesia y los que no asisten, los Republicanos dominan ampliamente entre el grupo de las personas que asisten a la Iglesia. Pero los Demócratas predominan entre los grupos de los que no frecuentan la Iglesia.

            Extrapolando, podría afirmarse que el católico americano, mientras sea más ortodoxo en sus creencias y más asidua su asistencia a la Iglesia, es más probable que vote por los Republicanos cuya plataforma nacional está más en consonancia con la posición de la Iglesia en temas no negociables como el aborto, el matrimonio entre homosexuales y los experimentos en los embriones humanos.

            3.- ¿ Cómo viven los católicos americanos los aspectos morales del matrimonio y de la familia en la actualidad? Las estadísticas disponibles no son muy exactas.

            En un 30% los católicos tienen menos posibilidad de divorciarse que el resto de la población. Los católicos practicantes tienden a divorciarse 50% menos que los americanos seglares no afiliados.

            Un 20% aproximadamente de todos los matrimonios católicos en los que por lo menos uno de los cónyuges asiste a misa todas las semanas, termina en divorcio.

            Desafortunadamente, pero sin que sea una sorpresa, la tasa del uso de los métodos anticonceptivos es la misma entre los católicos que en el resto de la población. En consecuencia, el número de hijos en las familias católicas no es sustancialmente distinto al de los no católicos.

             Hay una tendencia más baja de abortos entre los católicos comparado con el resto de la población pero no es una gran diferencia. La clave para interpretar estas estadísticas radica en cómo definimos qué es un “católico”. En estos temas morales hay una enorme diferencia entre el católico que asiste semanalmente a la iglesia y el que sólo va unas pocas veces al año.

            Yo quisiera sugerir que uno de los grandes temas para la Iglesia en las décadas venideras, sea la claridad en diferenciar quien es y quien no es un católico practicante.   El resultado puede que sea una Iglesia más pequeña pero mucho más fervorosa y evangelizadora, lista para realizar la Nueva Evangelización en los Estados Unidos que puede producir abundante fruto en los próximos 25 años en el país y en el mundo entero. ( Cf CatholiCity.com © 1996-2013 The Mary Foundation)

IMAGEN DE LA INMACULADA PATRONA DE E.E.U.U.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG : LA VIDA DE JESÚS ¿ UNA HISTORIA VERDADERA

 sanchoamigo.

 

 

 

 

 

Anuncios