ALGUNOS ASPECTOS REFERIDOS AL DIVORCIO DEL MATRIMONIO.

              Vamos en este tema, como dice su título,  a ocuparnos del divorcio del matrimonio, centrándonos en el estudio de algunas  de las circunstancias referidas al mismo, tras indicar que entendemos por divorcio la disolución legal del matrimonio,  lo que presupone que previamente ha existido una unión legalmente reconocida.

              Los puntos que integran el tema indican qué tipo de circunstancias son las que se abordan .Estos son los puntos del mismo.

 1.-El hecho sociológico del divorcio.

2.-Causas comunes que llevan a los contrayentes al divorcio.

3.-La crisis del demonio meridiano o la crisis matrimonial de los cuarenta.

4.-Efectos del divorcio.

5.- Cómo evitar el peligro del divorcio especialmente en la crisis de los cuarenta.

 1.-EL HECHO SOCIOLÓGICO DEL DIVORCIO.

 

              Al dia de hoy sólo las Filipinas y la Ciudad del Vaticano no permiten el divorcio, no teniendo un ordenamiento jurídico del mismo. El resto de los países admiten el divorcio.

              La Ciudad del Vaticano, como se sabe, no admite el divorcio por razones religiosas, dado que la Iglesia católica considera que el vínculo matrimonial por designio divino,  expresamente manifestado  por la enseñanza de Cristo,  es indisoluble.

             El catolicismo solamente  admite la separación de los contrayentes  separatio quad thorum et mensam: Esta separación no rompe el vínculo matrimonial, por lo tanto los cónyuges  no pueden contraer nuevas nupcias con ninguna otra persona.                                  

       En este mismo blog  se ha hablado de forma expresa  de este tema en la subcategoría  El matrimonio católico.

              En cuanto a Filipinas su  Congreso  inició a fines del primer semestre de 2011 un debate en torno a una potencial ley de divorcio, al día de la fecha, 2015, el divorcio sigue siendo ilegal, aunque permite otras salidas que podrían considerarse como un divorcio encubierto.

              En relación  a las leyes reguladoras del divorcio hay diferencias  entre los diversos países, posiblemente la única coincidencia  de las mismas sea el partir del supuesto de que el divorcio  es en la actualidad  un hecho social  que en cuanto tal  ha exigido su regulación por parte de la autoridad civil.

              Además muchos países han reformado la legislación relativa al divorcio durante las últimas décadas, casi siempre en la dirección de facilitar la ruptura matrimonial.

              Por ejemplo, en España el divorcio se legalizó (tras estar prohibido durante la dictadura) en 1981.

               En Irlanda, el divorcio estaba prohibido hasta 1996, y en Chile no se legalizó hasta 2004.

              Siendo el divorcio legal, había países que hace sólo unas décadas lo permitían únicamente en casos muy restringidos, exigiendo que uno de los miembros de la pareja demostrara que el otro había cometido algún tipo de falta grave como adulterio, malos tratos o abandono del hogar.

               Con el tiempo, cada vez más países pasaron a permitir la disolución matrimonial por consentimiento mutuo. Finalmente, muchos países en años recientes han introducido el divorcio unilateral, es decir, a petición de uno de los dos esposos, con o sin el consentimiento del otro.

 

2.-CAUSAS COMUNES QUE LLEVAN A LOS CONTRAYENTES AL DIVORCIO.

 

              Se habla de causas comunes pues el divorcio aunque sea un hecho social, es en primer lugar un fenómeno individual, por lo que las causas  pueden variar de un matrimonio a otro, pero los estudios estadísticos del mismo, nos permiten hablar de unas causas generales  que con diversos matices se repiten en la mayor parte de las rupturas matrimoniales, a estas causas es a las que nos referimos.

              Presentamos de  forma esquemática  estas causas  indicando que la mayor parte de las mismas se han tratado ya en  este blog de forma expresa

               Esta es la enumeración de las causas:

 1.-Una idea equivocada del amor conyugal y del fin del matrimonio. 2.-Falta de un proyecto común previo: Expectativas personales, no cumplidas.3.-Desconocimiento de las diferencias hombre mujer  en general.4.- Desconocimiento propio y de la pareja propia.5.-Falta de acuerdo en las relaciones intimas. 6.-Desinterés en mejorar la relación 7.-Celos injustificados.8.-Infidelidades. 9.-Motivos económicos.10.-Falta de reconocimiento y aceptación de las crisis normales de la pareja.11.-Grandes diferencias culturales en la pareja.12.-Escasa convivencia  y falta de  intereses comunes.13.-Por experiencias previas, sobre todo durante la niñez.14.-Situaciones críticas o problemáticas del matrimonio y de la vida.15.-Problemas importantes de comunicación.16.-.Rutina y aburrimiento.17.-Violencia intrafamiliar. 18.-Alcoholismo,drogadicción y otras graves dependencias.19.-Excesiva dependencia de la propia  familia de alguno de los cónyuges.

              Y estos son los temas  a los que se remite al lector, que podrían  tener relación con estas causas tratadas en diferentes subcategorías de este  blog, basta con mirar al margen de este tema para descubrirlas:

      1.-Antes de convivir juntos.2.-La vida en pareja y el amor que la fundamenta.3.-Importancia del conocimiento de las diferencias hombre-mujer para la convivencia 4.- Sugerencias para que el amor conyugal no pase nunca. 5.-Las crisis conyugales. 6.-Aprender a comunicarse en la vida conyugal.  8.-Los celos en los matrimonios. 9.- Los hijos en la vida de la pareja.10.-El egoísta manifiesta su egoísmo en todas sus acciones y especialmente en la vida de pareja.11.- Repercusiones en la vida de la pareja del aborto espontáneo.12.-Trabajo profesional y vida familiar de la pareja.

             A continuación se trata más detenidamente  algunas de las causas anteriormente enumeradas y no tratadas en ningún tema.

 a).-Motivos económicos.

             Divorce Guide indica que los problemas financieros son la causa más común de divorcio en los Estados Unidos. Ya sea por causa de la economía o circunstancias personales, cuando el dinero escasea, puede poner mucho estrés en un matrimonio.        

           Por la escasez de dinero  y la dificultad de cubrir las  necesidades  previstas en cada caso, surgen desavenencias  en torno a quién  debe llevar la administración, en qué se debe gastar,  acusaciones de mala administración, etc. etc.

              Aproximadamente  en la mitad de los divorcios  se pueden rastrear problemas de dinero.

 b).- Falta de acuerdo en las relaciones intimas.

                En muchos casos el desconocimiento de las diferencias  en este campo  existentes entre el hombre y la mujer  puede llevar a un uso que no satisface a algunas de las partes  y por otro lado  con el paso del tiempo  la naturaleza de su relación sexual puede cambiar. El aburrimiento puede aparecer, y la edad puede afectar el impulso sexual también de forma que la química sexual  puede volverse incompatible.

             Si los esposos tienen diferentes necesidades desde el principio, esta incompatibilidad sexual puede llevar al divorcio, especialmente si una parte de la parte de la pareja es repetidamente rechazada.

 

c).-Desinterés  en mejorar la situación         .

             Cuando  se viene de una situación en la que el amor instintivo ha sido la principal base de la relación en la pareja, cuando este amor se enfría, el matrimonio puede entrar en una grave crisis si no se ha tenido cuidado en desarrollar  un amor más personal y menos instintivo, de mutua complementariedad personal  que haya engendrado  una verdadera con-vivencia, de forma que  vaya  desapareciendo el yo individual para aparecer  un nosotros, en el que la vida es verdaderamente con-vivida, es decir vivida en común.

 

d).- Una relación basada en el uso de la violencia.

               La violencia puede ser de muchas clases, física, verbal, ideológica… en general se puede decir  que esta  aparece cuando alguna de las partes es anulada, de forma que alguna de las partes se alza con el dominio absoluto en la familia  y el resto  de sus  miembros  han de ser obedientes y sumisos a ese dominio.

 

e).- La previa aceptación del divorcio.

 

              Si una pareja, de alguna forma, admite previamente la posibilidad de divorciarse  en caso de que la relación no  sea satisfactoria, se abre una puerta bastante ancha para el divorcio, pues aunque la intención de la pareja, al casarse, sea permanecer unidos para toda la vida, el divorcio se presenta previamente  como una solución de las  crisis y dificultades que  con toda seguridad se presentan en la vida conyugal,  puede que renunciando de forma implícita e inconsciente  a buscar otros remedios distintos del divorcio  a esas crisis.

 

f).- La procedencia de hogares en los que se produjo el divorcio.

 

              Cuando alguien viene de un hogar en el que vivió la experiencia del divorcio de los padres u otros familiares cercanos puede aparecer  la tendencia a considerar el divorcio como la solución normal  de los conflictos, a pesar de los sufrimientos  que el mismo les produjo.

 3.-LA CRISIS DEL DEMONIO MERIDIANO, O CRISIS DE LOS CUARENTA.

 

              Estadísticamente la  edad de los 40 a los 45 años, es en la que las separaciones y divorcios son más frecuentes.

              Es como decían los antiguos la crisis del demonio meridiano, del demonio del mediodía. Esta crisis no sólo se presenta en la relación matrimonial  en cuanto tal, sino también con independencia del matrimonio. También la experimentan personas no casadas

              En el caso del matrimonio se empieza a enfriar, el primer e intenso amor que les llevo al matrimonio.

              Entonces comienzan a registrarse, las primeras e importantes limitaciones físicas, cambios emocionales y de conducta. Se entra en la frontera de la madurez, que algunos perciben como el principio de un tobogán, que se precipita hacia la vejez.

              Es la época donde algunas parejas, se sienten atraídas por lo que existe fuera de su vida conyugal y familiar.

              Les entran las ganas de experimentar algo diferente, a lo que llevan haciendo desde que se casaron, salir de la rutina cotidiana.                      

              También aparecen los cambios físicos, que suelen ser deterioros corporales, los cuales dependerán en gran medida del estado de salud, de la alimentación y del ejercicio físico, que se haya realizado años antes.

              Existe una mayor tendencia a engordar, van apareciendo las primeras arrugas y el cabello se cae o se vuelve más canoso.

              En algunos casos aparece el síndrome del nido vacio, los hijos o se han marchado o están como si no estuvieran.

 

  4.-EFECTOS DEL DIVORCIO.

 

         1.-Por lo general, las causas de un divorcio son menos numerosas y más sencillas que sus consecuencias.
                        Alguno ha dicho, no sé si exageradamente, que   es la segunda causa más dolorosa después de la muerte. Todos sabemos que somos mortales y que algún día, lo deseemos o no, vamos a tener que partir de este mundo. En cambio el divorcio es una decisión voluntaria, lo que si está comprobado estadísticamente  es que el divorcio tiene consecuencias negativas y afecta todas las áreas de la vida de la persona:  Personal, emocional, parental, económica, familiar, social, de trabajo y los aspectos prácticos de la vida diaria

           2.-El presidente de la Asociación Nacional de Abogados Matrimonialistas, César Tomás Martín, aporta datos referidos a este aspecto, con motivo de la publicación de su libro “Cómo ganar tu divorcio”, por EuroEditions.

            La obra trata de forma divulgativa la cadena de acontecimientos que se producen cuando un matrimonio entra en crisis y el divorcio o la separación asoman por la ventana del hogar familiar.

            El texto ofrece “soluciones” para afrontar los problemas de la crisis de pareja o la ruptura matrimonial, expone casos reales de personas que han llegado a situaciones “límite” durante un proceso de divorcio y reseña unas notas legales sobre la materia.           

             Todo comienza cuando uno de los cónyuges toma en su fuero interno la decisión de divorciarse y hace público el anuncio: “Quiero divorciarme”.

            A partir de ese momento, los cónyuges pueden negociar los “papeles del divorcio” (el convenio regulador) y, cuando no hay posibilidad de alcanzar un acuerdo, acaban delante de un tribunal de Justicia para que un juez determine las condiciones de la disolución del matrimonio.

            En muchas ocasiones, señala el autor, este proceso que tiene “un contenido material y económico” se convierte en “un tumulto de emociones” contaminado por el rencor, el desamor, la culpa, los celos o el odio visceral y marcado por los conflictos.                   

            Durante un divorcio conflictivo, se plantea quién se queda con la vivienda que sirvió de hogar familiar, se produce la “batalla” por la custodia de los hijos, se negocia la pensión de alimentos y el régimen de visitas de los menores cuando uno de los padres tiene la custodia exclusiva y se liquidan los bienes comunes.

            A veces, apunta el letrado, un divorcio pone fin a un matrimonio y abre el camino a una nueva forma de vida en la que las personas que en su día habían decidido compartir el resto de sus días acaban denunciándose en comisarías y tribunales y convirtiéndose en “enemigos vitalicios” inmersos en “una verdadera batalla campal”.

            3.-Otro efecto negativo es que “la facilidad para la obtención del divorcio hace que se recurra al mismo para la solución de crisis y dificultades matrimoniales que podrían haber tenido otra solución mejor, sin necesidad del recurso al divorcio.  

            Este hecho se ve ilustrado por lo ocurrido en España; según el Instituto de Política Familiar de  España en ella se  pasó de las 41.621 rupturas en 2002 a las 104.262 diez años después.

            España registra siete rupturas por cada diez matrimonios y es ya el cuarto país de la Unión Europea con mayor número de divorcios.

             Los datos pertenecen al próximo informe del Instituto de Política Familiar relativo a la evolución de la familia en Europa, que se presentará el próximo septiembre en el Parlamento Europeo.

            En él, el organismo señala que España pasó de tener 41.621 divorcios en el año 2002 a los 104.262 divorcios en 2012 y adelanta que en la Unión Europea se produjeron casi un millón de rupturas matrimoniales en 2012.

            Esto, señala, significa que se produjo una ruptura por cada 30 segundos y que parte del aumento de las cifras se debe al crecimiento de divorcios en España.

            Las cifras coinciden con las publicadas por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que alertaba en un informe de que las demandas de disolución matrimonial en España aumentaron en un 11% en el primer trimestre de 2014 respecto al mismo periodo del año anterior.

            .“La ruptura familiar se ha disparado en Europa y en España convirtiéndose en uno de los principales problemas de las familias”, señala el Instituto de Política Familiar. “Al hablar de rupturas familiares no nos referimos solamente a estadísticas frías, sino que, sobre todo, hablamos de dramas, de fracasos personales y de desgarros humanos”, concluye.

            Según el informe que presentará el instituto el próximo septiembre, España ha experimentado un crecimiento de un 150% en rupturas matrimoniales en los últimos años y ha superado así a países como Italia (53.806 divorcios) o Polonia (64.432 divorcios) cuando hace 10 años estos mismos países tenían más separaciones que España. “El número de divorcios ha crecido espectacularmente en España, lo que ha supuesto un incremento de más de 62.000 divorcios anuales, esto es, un incremento del 150%”, asegura el documento en sus conclusiones.

            Una de las razones de las dramáticas cifras que apunta el Instituto de Política Familiar se encuentra en la ley del divorcio exprés, que explicaría el motivo por el que, en el periodo 2004-2012, con la entrada en vigor de la ley del divorcio exprés, España ha pasado de tener 50.974 divorcios anuales a duplicar el dato.

            4.-El que el divorcio se haya convertido en un hecho social produce entre otros efectos al aumento de parejas de hecho pensando que en caso de la necesidad de ruptura sería menos dificil y traumática, cuando a la verdad  la ruptura de las parejas de hecho, cuando hay hijos, o bienes materiales comunes, presentan dificultades similares al divorcio.

 

6.-COMO EVITAR EL DIVORCIO ESPECIALMENTE EN LA CRISIS DE LOS CUARENTA.

 

            De forma general sentar el precedente de que quitada la causa desaparece el efecto. Lo que implica conocer previamente las causas que han llevado a otros al divorcio evitando que estas causas aparezcan. en el propio matrimonio.

            Es necesario estar convencidos  desde los comienzos de que el matrimonio y la vida familiar es el ámbito en el que muchas  personas encuentran una de las mayores felicidades y sentido de la propia existencia, en la realización del amor personal, en la ruptura de la soledad, en el encuentro con un  tú al que llegar a una íntima unión,  en la gran aventura de la generación  de los hijos.

            Junto a ello tener igualmente la plena convicción de que este objetivo de la plena realización de la persona en la vida familiar  es algo que supone esfuerzo, es una meta dificil pero posible poniendo los medios oportunos para ello.

            En cuanto a la crisis de los cuarenta

            1.-A toda costa, rechazar como alternativa a la situación, la irreversible decisión del divorcio..

        2.- Tomar esta etapa, como una oportunidad, para replantear su relación de pareja y con toda su familia en general. Pensar que en este tiempo la crisis que se plantea es la crisis de la  madurez que no puede tomarse como final de nada sino como principio de algo nuevo. En la actualidad se puede decir que las  personas de 45 a 50 están en la edad mejor de la vida, vencidas las dificultades profesionales, las indecisiones de la juventud, la experiencia de dificultades vencidas etc.

            3.- Si fuere necesario consultar a un experto en asuntos matrimoniales o persona con grade conocimientos humanos con experiencia en temas matrimoniales y dotes pedagógicas para explicarlos.

            4.-. Partir de que en esta etapa se le presentan  a la pareja nuevas posibilidades de acción que en etapas anteriores no  fueron  posibles de llevar a cabo: nuevos conocimientos, mayor participación de la pareja en acciones compartidas, existen muchas alternativas para realizar en común de carácter el más diverso, artísticas, deportivas, voluntariados, cursos etc etc.

            5.- Hacer un proyecto de convivencia, para cuando la crisis sea motivada, por lo que llaman el síndrome del nido vacío. El “volver a estar solos“, como lo estuvieron cuando empezaron su vida matrimonial, aunque sin excesiva mirada a un  pasado que es pasado pretendiendo revivirlo de forma literal.

          6.- Evitar la realización de errores irreversibles, como el abandono del hogar, salidas con personas más jóvenes, fomentar las infidelidades con compañeros de trabajo, abandonarse en el alcohol, las drogas, los juegos de azar, en los amigos que lleven una vida disoluta o que, por su situación de divorcio, tratan de buscar convencer a los demás, de que hagan lo mismo.

           7.-Apoyarse en los hijos especialmente si estos son maduros y han conseguido una buena solución a sus vidas, dejando de considerarlos como niños o menores , y explicándoles si fuere necesario la situación anímica por la que están pasando.

.          8.- Evitar el conformismo asumiendo como irreversible su situación. Si ha sido posible llevar una convivencia de casados de bastantes años en la que han compartido alegrías, dificultades , crisis, el sacar adelante una familia, debe servir de estimulo para afrontar con valor la nueva situación.

             9.-Si son creyentes recurrir a Dios para que les ilumine a escoger el mejor camino en  esa situación y fuerza para llevarla a cabo.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: PARA QUE EL AMOR NO PASE NUNCA.

 sanchoamigo.