LA IGLESIA CATÓLICA EN AUSTRALIA AL DIA DE HOY AÑO 2015.

En el tema seguiremos el siguiente índice:

1.-Algunos datos que nos sitúen en el lugar.

2.-La religión en general.

3.-La Iglesia Católica hoy en Australia: Diez puntos en este apartado.

 

 CONGRESO DE DIPUTADOS. AUSTRALIA.

1.-ALGUNOS DATOS QUE NOS SITUEN EN EL LUGAR.

Australia (oficialmente en inglés: Commonwealth of Australia; AFI: es un país soberano de Oceanía, cuya forma de gobierno es la monarquía constitucional federal parlamentaria.

El país ocupa la principal masa continental de la plataforma llamada Sahul, además de algunas islas en los océanos Pacífico, Índico y Antártico.

Los países más cercanos a Australia son Indonesia, Timor Oriental y Papúa Nueva Guinea al norte, las Islas Salomón, Vanuatu y la dependencia francesa de Nueva Caledonia al noreste, y Nueva Zelanda al sureste.

Australia es el sexto país más grande del mundo con una superficie de 7 686 850 km². Su capital, Canberra, se encuentra en el Territorio de la Capital Australiana.

           La población es de 23 613 193 millones de habitantes, en 2015 concentrados principalmente en las grandes ciudades costeras: Sídney, Melbourne, Brisbane, Perth y Adelaida y la capital Canberra.

Densidad 2,8 hab./km² Línea de costa 25 760.PIB (nominal)Puesto 12.ºTotal (2011)US$ 1 482 bill. 1• Per cápita US$ 62 821

La mayor parte de los aproximadamente 21 millones de australianos viven concentrados en las principales ciudades.

La población de Australia se ha cuadriplicado desde el final de la Primera Guerra Mundial,[34] incentivada por un ambicioso programa de inmigración.

En 2001, los cinco grupos más importantes que componían el 23,1 % de los australianos nacidos en el extranjero eran originarios del Reino Unido, Nueva Zelanda, Italia, Vietnam y China.[] Después de la abolición de la política de la Australia Blanca en 1973, numerosas iniciativas del Gobierno promovieron la armonía étnica basada en una política multicultural.[]

La población indígenaaborígenes habitantes del continente e isleños del estrecho de Torres ― era de 410.003 habitantes (2,2 % de la población total) en 2001, detectándose un importante crecimiento poblacional de este grupo desde el censo de 1976, el cual registraba una población indígena de 115.953 personas.

Los aborígenes australianos tienen altos índices de encarcelamiento y desempleo, niveles educativos más bajos y una esperanza de vida 17 años menor que la de otros australianos. La desigualdad étnica es un problema político que se mantiene aún en la actualidad.

El inglés es el idioma oficial[] y es hablado y escrito en una variante conocida como inglés australiano. Según el censo de 2001, el inglés es la única lengua hablada en el hogar de alrededor del 80 % de la población.

Después de este, las lenguas más habladas en el ámbito hogareño son el chino (2,1 %), el italiano (1,9 %) y el griego (1,4 %). El español (0,5 %), con 104 mil hablantes es la séptima lengua de influencia del país. La mayoría de los hispanohablantes de Australia son de origen argentino, uruguayo, chileno o español. A los hispanohablantes australianos se los puede hallar en la grandes metrópolis, principalmente en Sídney y Melbourne.

La comunidad hispanohablante de Australia es la número 25 del mundo con una población que ya fácilmente puede superar las 100 mil personas, más la comunidad de brasileños residentes con más de 20 mil personas totalizando las diversas migraciones de estas comunidades iberoamericanas.

CATEDRAL ANGLICANA DE SAN PABLO EN MELBOURNE.

2.-LA RELIGIÓN EN GENERAL.

 Australia no tiene religión de estado. En el censo de 2011, el 61.1 % de los australianos se identificaban como cristianos: un 25.3 % de australianos era católico romano, un 17.1 % era anglicano y un 18.7 % de otras denominaciones protestantes u ortodoxas.

Los australianos seguidores de religiones no cristianas comprenden el 7.3 % de la población (un 2.5 % eran budistas, un 2.2 % musulmanes, un 1.3 % hinduistas y un 0.5 % profesan el judaísmo).

Un total del 22.3 % fue categorizado como no religioso (esto incluye creencias no teísticas como el humanismo secular, el ateísmo, el agnosticismo y el racionalismo) y un 9.4 % se negó a responder o no dio una respuesta adecuada para una correcta interpretación.

[3.-LA IGLESIA CATÓLICA HOY EN AUSTRALIA.

CATEDRAL CATÓLICA DE SANTA MARÍA EN SYDNEY

1.-3.-LOS DATOS.

La Iglesia católica es actualmente de la confesión cristiana más numerosa del país, según datos de la Conferencia Episcopal Australiana.

Los católicos en Australia representan más de la cuarta parte del país (el 27,56%, según datos estadísticos relativos al año 2006, y que fueron publicados el pasado 5 de julio en el boletín de la Santa Sede. En total, 5,7 millones sobre una población de 20,7 millones. ( Según datos del año 2015 el número de católicos se acerca a los 7 millones)

Australia está dividida en 33 diócesis y tiene en total 1.390 parroquias. En el país hay actualmente 65 obispos y más de 3.100 sacerdotes, de los cuales más de la mitad son diocesanos, y el resto pertenecen a órdenes religiosas.

En total hay alrededor 2.200 religiosos y casi 6.950 religiosas, así como alrededor de 8.200 catequistas.

Sin embargo, se trata de una Iglesia muy activa en el campo social y educativo: en total, gestiona 1.749 escuelas de enseñanza primaria, 473 de secundaria y 30 centros superiores y universitarios, en los que estudian más de 700.000 alumnos.

Además, mantiene 58 hospitales, 407 residencias para ancianos y discapacitados, 164 orfanatos y guarderías, 480 centros de reinserción social y 210 consultorías para la familia y la protección de la vida.

La Conferencia Episcopal Australiana la preside actualmente monseñor Philip E Wilson, arzobispo de Adelaida, y el vicepresidente es monseñor Barry J Hickey, arzobispo de Perth.

Otro de los datos interesantes es el crecimiento del número de católicos entre las comunidades indígenas. Según datos de la Conferencia Episcopal Australiana relativos al último censo del año 2006, hay actualmente más de 100.000 indígenas católicos, casi el 7% más que en el año 2001. Actualmente, el catolicismo es la confesión cristiana que más seguidores tiene entre los pueblos aborígenes, especialmente en los territorios del Nueva Gales del Sur.

Los datos de este informe al día de hoy, octubre de 2015 pueden estar sujetos a ligeras variaciones numéricas. ( Cf. B. Dixon, ACBC Pastoral Projects Office, 29 June 2007).

Es importante destacar que la Iglesia está formada por obispos, sacerdotes, diáconos, hombres y mujeres pertenecientes a órdenes religiosas y laicos. A través de su bautismo, todos están llamados a entrar en la vida de la Iglesia como el nuevo Pueblo de Dios.

La Iglesia católica tiene una cantidad de medios de comunicación social de los más diversos algunos aparecen en la siguiente relación:

Católicos australianos (Publicación de los jesuitas) CathNews (un servicio de Recursos de la Iglesia) Católica Comunicaciones Melbourne Católica Comunicaciones Sydney Eureka calle Fraynework Multimedia John Garratt Publishing Madonna (publicación jesuita) Majellan Magazine – El campeón de la Familia (publicación redentorista) Misa para usted en casa Pauline Books & Media Publicaciones de San Pablo – Ballarat – Ballarat E-News Brisbane – Líder Católica Broome – Perfil Kimberley Comunidad Cairns – Catholic News Canberra y Goulburn – Voz Católica Darwin – Unidad Geraldton – El sembrador Lismore – La vida católica .Matiland-Newcastle – Aurora .Melbourne – Kairos Parramatta – Perspectiva Católica Perth – The Record

Venta – Vida Católica Sandhurst – La Lavandera Sydney – Semanario Católico Sydney – C-Mail Sydney – Xt3-Mail Wagga Wagga – Juntos Wollongong – Viaje Townsville – Catholic News.

2.-3.-ALGUNOS ASPECTOS DE LA VIDA ECLESIAL DE LA IGLESIA CATÓLICA EN AUSTRALIA.

 1.-2.-DISCURSO DEL PAPA JUAN PABLO IIA LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE AUSTRALIA EN VISITA «AD LIMINA» Lunes 14 de diciembre de 1998.

          Ponemos a continuación este discurso pues él puede servir para ilustrar algunos de los aspectos de la vida de la Iglesia católica australiana dado que la may

1.-Querido cardenal Clancy; amados hermanos en el episcopado:Os saludo afectuosamente a vosotros, obispos de Australia, con las palabras del apóstol Pedro: «Paz a todos los que estáis en Cristo» (1 P 5, 14). Vuestra visita ad limina tiene lugar durante la Asamblea especial para Oceanía del Sínodo de los obispos en la que, en medio de las alegrías y las preocupaciones de vuestro servicio pastoral, habéis entablado el colloquium fraternitatis con vuestros hermanos en el episcopado de Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, islas Salomón y toda la región del Pacífico sobre la centralidad de Cristo, el camino, la verdad y la vida de los pueblos de vuestro continente…

2.- Durante las reuniones con algunas de las Congregaciones de la Curia romana, habéis centrado vuestra atención en cuestiones de doctrina y moral: la liturgia, el papel del obispo, la evangelización y la misión, el sacerdocio y la vida religiosa, y la educación católic

3,-Hasta hace poco, la comunidad católica de Australia ha experimentado un fuerte crecimiento. Vuestra historia es extraordinaria: una gran institución construida rápidamente, a pesar de sus recursos limitados. Diócesis, parroquias, comunidades religiosas, escuelas, seminarios y organizaciones de todo tipo han surgido como testimonio de la fuerza de la fe católica en vuestro país y de la inmensa generosidad de quienes la llevaron.

Ahora tal vez ese impulso ha disminuido, y la Iglesia en Australia afronta una situación compleja, que exige un cuidadoso discernimiento por parte de los obispos y una respuesta confiada y responsable de todos los católicos.

La cuestión principal concierne a la relación entre la Iglesia y el mundo. Este tema fue fundamental para el concilio Vaticano II, y sigue siéndolo para la vida de la Iglesia después de más de treinta años. La respuesta que demos a esa cuestión determinará la que daremos a otras muchas cuestiones importantes y prácticas.

La secularización avanzada de la sociedad implica una tendencia a confundir los límites entre la Iglesia y el mundo. Algunos aspectos de la cultura dominante pueden condicionar a la comunidad cristiana en actitudes que el Evangelio no admite.

A veces falta voluntad para poner en tela de juicio los presupuestos culturales, tal como pide el Evangelio. Esto va acompañado a menudo por un enfoque acrítico del problema del mal moral y por un rechazo a reconocer la realidad del pecado y la necesidad del perdón. Esta actitud se manifiesta en una concepción de la modernidad excesivamente optimista, junto con un malestar ante la cruz y sus implicaciones para la vida cristiana. Se olvida muy fácilmente el pasado, y se acentúa tanto la dimensión horizontal, que se debilita el sentido de lo sobrenatural.

Un respeto erróneo del pluralismo lleva a un relativismo que pone en duda las verdades enseñadas por la fe y accesibles a la razón humana; y esto, a su vez, crea confusión acerca de lo que constituye la verdadera libertad. Todo esto causa incertidumbre sobre la contribución propia que la Iglesia está llamada a dar al mundo.

Al hablar del diálogo de la Iglesia con el mundo, el Papa Pablo VI usó la expresión colloquium salutis. No se trata de un diálogo por sí mismo, sino de un diálogo que tiene como fuente la verdad y busca comunicar la verdad que libera y salva. El colloquium salutis exige que la Iglesia sea diferente precisamente por el bien del diálogo. La fuente inagotable de esa diferencia es la fuerza del misterio pascual, que proclamamos y comunicamos. En el misterio pascual descubrimos la verdad absoluta y universal, la verdad sobre Dios y sobre la persona humana, que ha sido confiada a la Iglesia y que ella ofrece a los hombres y mujeres de todos los tiempos

4.-Como «administrador de la gracia del sumo sacerdocio» (Lumen gentium, 26), el servicio del obispo a la verdad tiene una aplicación específica y principal en la vida litúrgica de su diócesis. Debe hacer todo lo posible para asegurar que la liturgia, por la que «se ejerce la obra de nuestra redención» (Sacrosanctum Concilium, 2), permanezca fiel a su naturaleza más íntima: la alabanza y la adoración del Padre eterno (cf. ib.,7).

Es muy importante que el obispo proporcione una sólida enseñanza de la teología y la espiritualidad litúrgicas en los seminarios y en instituciones semejantes.

IGLESIA DE SAN FRANCISCO EN MELBOURNE. AUSTRALIA.

También debe promover la creación de los recursos que necesita su diócesis, o sea, sacerdotes, diáconos y fieles laicos especialmente preparados, comisiones que funcionen apropiadamente y grupos que trabajen en la promoción de la liturgia, de la música y del arte litúrgicos, y en la construcción y el mantenimiento de iglesias que, por su estilo y su ornamentación, estén en estrecha armonía con los valores fundamentales de la tradición católica

5.-En la preparación y celebración del próximo gran jubileo como tiempo de conversión y reconciliación, también se ha de llevar a cabo un gran esfuerzo de catequesis sobre el sacramento de la penitencia. Hoy es posible y necesario superar algunas aplicaciones superficiales de las ciencias humanas con respecto a la formación de las conciencias.

La Iglesia en Australia debería invitar a los católicos a redescubrir el misterio salvífico del amor y la misericordia del Padre mediante la experiencia humana, especialmente profunda y transformadora, que es la confesión individual e íntegra, con su respectiva absolución. Como subraya el Catecismo de la Iglesia católica, éste sigue siendo el único medio ordinario para que los fieles se reconcilien con Dios y con la Iglesia (cf. n. 1484)

6.-Como se ha ilustrado repetidamente en este Sínodo, existe un vínculo directo entre el ministerio del obispo y la situación de los sacerdotes de su diócesis, no sólo por lo que respecta al reclutamiento de candidatos aptos para el sacerdocio, sino también al ejercicio del ministerio sacerdotal.

En vuestros informes habláis de la disminución del número de los que responden a la llamada de Dios al sacerdocio y a la vida religiosa, y de los que desempeñan el ministerio activo, así como de la edad cada vez más avanzada de los que sirven actualmente a la Iglesia.

Correctamente habéis tratado de resolver este problema pastoral con la oración y con diferentes programas de promoción vocacional.

La disminución del número de sacerdotes en el ministerio activo está compensada de muchas formas por la mayor participación del laicado en el ámbito de la parroquia. Los laicos, hombres y mujeres, trabajan a menudo en estrecha unión con sus párrocos en el campo de la liturgia, la catequesis y la administración práctica de la parroquia, y se esfuerzan por atraer a los demás a la Iglesia con sus obras de apostolado (cf. Apostolicam actuositatem, 10).

Todo obispo reconoce cuán importante es estar cerca de sus sacerdotes, siendo un padre para ellos, sosteniéndolos y corrigiéndolos cuando sea necesario. En un clima cultural dominado por el pensamiento subjetivo y el relativismo moral, la transmisión de la fe y la presentación de la enseñanza y la disciplina de la Iglesia han de constituir motivo de gran solicitud para los sucesores de los Apóstoles.

Desgraciadamente, la enseñanza del Magisterio ha encontrado a veces reservas y dudas, tendencia alimentada por el interés de los medios de comunicación social en el disenso o, en algunos casos, por la intención de usarlos como estrategia para forzar a la Iglesia a hacer cambios que no puede aceptar.

IGLESIA DEL PAIS VIEJO. AUSTRALIA.

La tarea del obispo no consiste en salir airoso de las polémicas, sino en ganar almas para Cristo; no en librar batallas ideológicas, sino una lucha espiritual por la verdad; no en preocuparse por su propia reivindicación o promoción, sino en proclamar y difundir el Evangelio.

7.-Es muy necesario anunciar la verdad con claridad, amor y confianza, puesto que la verdad que proclamamos pertenece a Cristo y es de hecho la verdad que todos los pueblos anhelan, aunque parezcan indiferentes o reacios.

Nuestro colloquium salutis dará buenos resultados sólo si el Espíritu Santo anima nuestro ser y se convierte en nuestra voz. Por eso, en este momento de comunión, invoquemos a ese Espíritu Santo, «cuya venida es amable», como dice san Cirilo de Jerusalén, y «cuya carga es ligera, (…) porque viene para salvar, sanar, enseñar, amonestar, fortalecer, exhortar e iluminar las mentes» (Catequesis, XVI, 16).

Es sobre todo la Madre del Redentor quien, con su Magníficat lleno del Espíritu, nos lleva a alabar a Dios, que nos ha llamado «de las tinieblas a su luz admirable» (1 P 2, 9).

Que María, Auxilio de los cristianos, vele por vuestro país y su pueblo. Como prenda de gracia y paz en él, que es siempre «el camino, la verdad y la vida» (Jn 14, 6), os imparto de buen grado mi bendición apostólica a vosotros y a los sacerdotes, religiosos y fieles laicos que viven en Australia.

EL PAPA BENEDICTO XVI CON EL CARDENAL GEORGE  PELL DE AUSTRALIA.

2.-2.-DISCURSO DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI A LOS OBISPOS DE AUSTRALIA EN SU VISITA «AD LIMINA APOSTOLORUM» Jueves 20 octubre de 2011,

            Más cercano en el tiempo del Discurso de San Juan Pablo II es este del Papa Benedicto XVI a los obispos de Australia del que subrayamos algunos de sus aspectos.

           Queridos hermanos obispos: Me alegra daros una cordial bienvenida con ocasión de vuestra visita ad limina Apostolorum. La peregrinación a las tumbas de san Pedro y san Pablo os brinda una importante ocasión para fortalecer los vínculos de comunión en la única Iglesia de Cristo.-. Agradezco al arzobispo Wilson las amables palabras que me ha dirigido en vuestro nombre.

Saludo cordialmente a los sacerdotes, a los religiosos y las religiosas, y a los fieles laicos de Australia, y os pido que les aseguréis mis oraciones por su paz, prosperidad y bienestar espiritual.

Como su excelencia señalaba en su discurso, en los últimos años la Iglesia en Australia ha estado marcada por dos momentos especiales de gracia. En primer lugar, la Jornada mundial de la juventud fue bendecida con un gran éxito y, junto a vosotros, vi cómo el Espíritu Santo movía a los jóvenes, provenientes de todo el mundo, reunidos en vuestra tierra natal.

IMAGEN DE LA JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD EN AUSTRALIA.

Por vuestras relaciones me enteré también de que perdura el impacto de esta celebración. Todas las diócesis del país, y no sólo Sydney, acogieron a los jóvenes católicos de todo el mundo que acudieron para profundizar su fe en Jesucristo junto a sus hermanos y hermanas de Australia.

Vuestros sacerdotes y fieles vieron y experimentaron la vitalidad juvenil de la Iglesia, a la que todos pertenecemos, y la importancia perenne de la Buena Nueva que es necesario proclamar de nuevo a cada generación.

Creo que una de las extraordinarias consecuencias de ese acontecimiento todavía está por verse en los jóvenes que están discerniendo su vocación al sacerdocio y a la vida religiosa.

La canonización, el año pasado, de santa María de la Cruz MacKillop fue otro gran acontecimiento en la vida de la Iglesia australiana.

Sin duda, ella es un ejemplo de santidad y de entrega para los australianos y para la Iglesia de todo el mundo, especialmente para las religiosas que trabajan en la educación de los jóvenes.,,

Todos los miembros de la Iglesia necesitan formarse en su fe, desde una sólida catequesis para los niños y una educación religiosa impartida en vuestras escuelas católicas, hasta los programas de catequesis para adultos, tan necesarios.

Es preciso también asistir y alentar a los sacerdotes y a los religiosos mediante una formación permanente, con una profunda vida espiritual en el mundo que los rodea, y que se está secularizando rápidamente. ..

Por último, como obispos, sois conscientes de vuestro especial deber de cuidar la celebración de la liturgia. La nueva traducción del Misal romano, fruto de una importante cooperación entre Santa Sede, obispos y expertos de todo el mundo, pretende enriquecer y profundizar el sacrificio de alabanza ofrecido a Dios por su pueblo.

Ayudad a vuestros sacerdotes a acoger y valorar lo que se ha logrado, para que a su vez ellos puedan asistir a los fieles mientras se acostumbran a la nueva traducción. Como sabemos, la sagrada liturgia y sus formas están inscritas profundamente en el corazón de cada católico.

Haced todo lo posible para ayudar a los catequistas y a los músicos en su respectiva preparación para que la celebración del Rito romano en vuestras diócesis sea un momento de mayor gracia y belleza, digno del Señor y espiritualmente enriquecedor para todos. Así, como en todos vuestros esfuerzos pastorales, llevaréis a la Iglesia en Australia hacia su patria celestial bajo el signo de la Cruz del Sur.

3.-2.-SOBRE LA IMPORTANCIA DE MANTENER EL CONCEPTO DE MATRIMONIO COMO LA UNIÓN ENTRE UN HOMBRE Y UNA MUJER.

 Los obispos católicos de Australia han instado a los políticos para resolver el debate divisivo sobre las propuestas para redefinir el matrimonio.

No hace mucho se presentó en el Senado la necesidad de someter a votación este tema.

En una presentación ante el Senado de Asuntos Jurídicos y Constitucionales Referencias Comité para la Conferencia de Obispos Católicos de Australia, el Presidente de la Comisión Episcopal para la Familia, Juventud y Vida, monseñor Anthony Fisher, pidió a los senadores a apoyar la comprensión tradicional del matrimonio.

“El matrimonio es una institución fundamental para todas las sociedades, debido a su importancia de la unión de los esposos como padres potenciales en orcen a la educación y crianza de los hijos.”, dijo el arzobispo Fisher.

“El Estado debe asegurar el que los niños crezcan y se desarrollen en un ámbito en el que por amor han sido engendrados, rechazar otras opciones no es discriminar otro tipo de relaciones que tienen otros fines.

HAY EUNUCOS QUE SE HICIERON ASIMISMOS POR EL REINO DE DIOS.

4.- 2.-INFORME POLÉMICO DE LA IGLESIA CATÓLICA AUSTRALIANA Publicado: 12 dic 2014 12:24 GMT

 El celibato obligatorio ha podido contribuir al abuso en algunas circunstancias”, señala el texto entregado por el Consejo que coordina la posición de la Iglesia Católica a la comisión gubernamental que investiga los abusos sexuales a menores dentro de las entidades estatales, sociales y religiosas.

El documento, redactado por arzobispos de Melbourne, Brisbane, Perth, Canberra y Adelaide entre otros, también admite que algunos sacerdotes aparentemente soslayaron estos abusos en órdenes y diócesis e intentaron proteger la reputación de la Iglesia Católica, en lugar de cuidar a los menores, informa la cadena australiana ABC.

“Esto no quiere decir que el celibato deba ser erradicado, no vamos a poner la iglesia patas para arriba, pero estamos diciendo que no se puede tener una discusión honesta y abierta sobre el futuro sin tener una discusión honesta y abierta sobre el celibato.

Estamos poniendo el tema del celibato sobre la mesa”, señaló el presidente ejecutivo del Consejo, Francis Sullivan.

El informe afirma que una “formación psicosexual” para los sacerdotes podría ser suficiente para prevenir el abuso a menores.

5.-2.-HACIA UNA EDUCACIÓN DIFERENCIADA.

En los países más desarrollados se ha abierto un intenso debate público sobre la eficacia de la educación diferenciada, sus ventajas y desventajas están siendo analizadas en profundidad.

En algunos de estos países la discusión y el análisis ha dejado ya paso a la adopción de medidas concretas, como la creación de colegios públicos «single-sex» o la separación dentro de un mismo colegio de clases de niños y clases de niñas durante determinadas edades.

Como ejemplo, podemos citar el caso de Nueva Gales del Sur, el Estado con más población de Australia, donde las solicitudes de plaza en escuelas públicas mixtas se redujo, ya en el 2001, en un 50%.

Este dato tiene gran importancia para la Iglesia católica en Auatralia que como se ha indicado desarrolla en la nación un muy importante papel en la educación, no sólo en cantidad sino especialmente en calidad, por lo que la educación en los colegios católicos es altamente apreciada en la nación.

 6.-2.-NUEVA DIÓCESIS EN AUSTRALIA.

 El Papa Francisco ha erigido la primera diócesis (“eparquía”, en el lenguaje de las iglesias orientales) de la Iglesia siro-malabar en Australia, donde la comunidad tiene más de 35 mil fieles. La mayoría son trabajadores migrantes.

Para el arzobispo mayor de Ernakulam-Angamaly de los Siro-Malabar (Kerala), la nueva eparquía era “necesaria” para el desarrollo y la integración de las comunidades locales y de la Iglesia universal.

Una diócesis “necesaria para el desarrollo de las comunidades de inmigrantes de la India y otros países ha llegado a Australia“. Así a lo declaraba a AsiaNews George Alencherry, el cardenal y arzobispo mayor de Ernakulam-Angamaly de los Siro-Malabar (Kerala)…

Se llama la Eparquía en Melbourne de Santo Tomás Apóstol (el apóstol que según la tradición evangelizó la India y fundó las comunidades cristianas malabares). Es la primera diócesis de Australia que tiene la intención de servir a los católicos de la Iglesia siro-malabar.

El Papa Francisco ha anunciado su creación el 11 de enero, nombrando obispo a monseñor Bosco Puthur. El obispo también será visitador apostólico para los fieles que viven en Nueva Zelanda.

“Hay más de 35 mil católicos siro-malabares que viven en Australia – dice a AsiaNews el cardenal Alencherry – y son todos migrantes. Ellos necesitan una integración completa, respetuosa de su propia tradición, y es por eso que se ha creado la nueva diócesis”.

La nueva diócesis australiana será la segunda diócesis siro-malabar fuera de la India, después de la erección de la Eparquía de Santo Tomás Apóstol en Chicago en 2001. La catedral de la eparquía de Melbourne estará dedicada a “Santa María, Madre de Dios”.

 TUMBA DEL PADRE DAMIAN EL OBISPO LEPROSO. MOLOKAI.

7.-2.- EL ESPÍRITU MISIONERO DE LA IGLESIA AUSTRALIANA.

 Los católicos de Australia demuestran un auténtico espíritu misionero, y ofrecen una ayuda notable en el campo educativo y sanitario a sus vecinos de las islas del Pacífico.

Actualmente hay 30 misioneros australianos en Papúa y Nueva Guinea, 30 en las islas Fiji y 90 en otras islas. También Nueva Zelandia envía misioneros.

BEATO DIEGO LUIS DE SAN VITORES.

Juan Pablo II, siguiendo el ejemplo de Pablo VI quien en 1970 visitó Australia y la isla Samoa, hizo cuatro viajes a las Iglesias de Oceanía: en 1981 a Guam donde beatificó al Padre Diego Luis de San Vitores, jesuita español martirizado en 1672 en las islas Marianas; en 1984 a Nueva Guinea y a las islas Salomón. En 1986 a las islas Fiji, ueva Zelandia y Australia, y en 1995 otra vez a Nueva Guinea para la beatificación del heroico catequista Peter To Rot quien dio su vida como testimonio de su fe durante la ocupación japonesa en la última guerra.

CÁRITAS AUSTRALIA EN FILIPINAS.

8.-2.-CÁRITAS AUSTRALIA.

Cáritas Australia inició sus actividades en 1964 como el Comité Católico para la Ayuda en Ultramar (CORC, por sus siglas en inglés). El enfoque de CORC era distribuir fondos que la Iglesia católica había recibido de la campaña de las Naciones Unidas “Libertad del hambre” para ayuda en ultramar.

En 1966, la agencia cambió su nombre a Australian Catholic Relief, y conforme fue creciendo se dio cuenta de que responder a situaciones de emergencia era únicamente parte de la respuesta a la pobreza, y empezó a centrarse más en el desarrollo a largo plazo y autosostenibilidad en comunidades vulnerables en todo el mundo.

Desde 1996, la agencia se ha llamado Caritas Australia y en 2014 celebrará sus 50 años.

A través de relaciones con la Iglesia, contrapartes y comunidades en África, Asia, Latinoamérica, el Pacífico y Australia, Caritas Australia ayuda a ponerle fin a la pobreza, promover la justicia y defender la dignidad.

Actualmente, Caritas Australia apoya más de 190 programas de ayuda humanitaria y desarrollo, promoviendo el bien de toda persona y de la persona integral, independientemente de su credo religioso, político o cultural.

En 2012, el Proyecto Compasión recaudó más de 10,5$ millones para las comunidades más pobres del mundo, rompiendo su propio récord y asegurando que miles de familias tengan garantizado apoyo que cambiará sus vidas.

       La oficina central de Caritas Australia se encuentra en Alejandría, Sidney, Australia.

La organización cuenta con 7 oficinas de apoyo y está bajo el auspicio de la Conferencia Episcopal Católica Australiana (ACBC, por sus siglas en inglés). Realiza sus operaciones de conformidad con las políticas y el mandato de la ACBC.

Caritas Australia cuenta con 143 partenariados en 35 países en África, Asia, Latinoamérica, la Australia indígena y el Pacífico.

 9.-2.-NUESTRA SEÑORA DE LA CRUZ DEL SUR PATRONA DE AUSTRALIA.

 En 1606, el explorador portugués Pedro Ferdinandez de Quirós llegó a lo que hoy es Vanuatu, isla situada el oeste de Australia.

Era la víspera de Pentecostés y, como era de esperar en un creyente católico procedió a cambiar lo que el consideraba que era la “Terra Australis Incognita” por el nombre de “Tierra Austral del Espíritu Santo”.

No sólo hizo eso sino que, en justa correspondencia con el amor que sentía por María, la Madre de Dios, dedicó el descubrimiento y, así, aquellas tierras, a quien es Auxilio de los cristianos.

Pasados más de dos siglos, fue proclamada Patrona de Australia a quien se denomina Nuestra Señora de la Cruz del Sur. Corría el año 1844 cuando se tomó tal determinación, siendo la razón de tal advocación la constelación de estrellas que se ve sólo desde el hemisferio sur y que se recoge en la imagen de María con el niño.

No tiene, por decirlo así, esta advocación de la Virgen María, ningún tipo de apariciones como, por ejemplo, sucedió en Fátima, Lourdes o en otros lugares del mundo; tampoco, por ejemplo, especiales intervenciones para llevar a cabo sanaciones de enfermedades.

Sin embargo, como auxilio de los cristianos, María Auxiliadora, sí que, podemos decir, ha de interceder por aquellos católicos australianos que invoquen su intercesión como, con toda seguridad, hacen miles de creyentes de aquellas tierras.

10.-2,-UNA SANTA Y FUNDADORA AUSTRALIANA: María Helena MacKillop.

María Helena MacKillop nació en Fitzroy (Australia) el 15 de enero de 1842, hija primogénita de inmigrantes escoceses. En la primera juventud se sitió llamada por Dios a la vida religiosa, pero a pesar de desearlo no lo pudo realizar hasta los 25 años, porque debía ayudar en las necesidades de la modesta familia.

Obtuvo el 1860 el cargo de profesora en Penola, en el actual estado de Australia Meridional, donde encontró al padre Juliano Tenison Woods, que se convirtió en su padre espiritual, y fue luego cofundador con ella de la Congregación de las Hermanas de San José del Sagrado Corazón de Jesús, cuya regla fue escrita por el propio P. Woods, obteniendo la aprobación canónica del obispo local en 1868.

María Helena marchó a enseñar por cuatro años a Portland, en el estado de Victoria, para retornar a Penola en 1866, donde abrió una escuela católica para jóvenes pobres, ayudada por un primer grupo de muchachas jóvenes que adhirieron a su obra de caridad.

El siguiente año, 1867, abrió una segunda escuela en Adelaide, y otra más en breve tiempo, al mismo tiempo que las hermanas aumentaban en número y la actividad se extendía no sólo a las escuelas sino también a la asistencia de los huérfanos, de los pobres, de los ancianos.

Pero pronto se presentaron dificultades, por imprudencia del propio P. Woods y por unos cambios en las Constituciones del Instituto que la fundadora María de la Cruz no aceptaba en absoluto, al punto de que por este conflicto se vio excomulgada por el obispo de Adelaide, quien de todos modos revocó la medida antes de morir.

En 1873 viajó a Roma para pedir la aprobación del Instituto, y sobre sugerencias recibidas, reelaboró las regla original hecha por el P. Woods, el cual por este motivo se disoció de la congregación, quedando así sor María de la Cruz con todo el peso de la actividad y del cuidado, afrontando duras luchas y sacrificios, recorriendo enormes distancias (estamos en Australia) para visitar, sostener y ayudar a las hermanas donde sea que se encontrasen, y en esas condiciones consiguió la aprobación de León XIII en 1888.

Debilitada en el cuerpo por graves enfermedades, pero permaneciendo indómita en el espíritu, la madre María de la Cruz murió el 8 de agosto de 1909 en Sidney, y fue sepultada en la capilla de la Casa madre del Instituto.

Actualmente las Hermanas de San José del Sagrado Corazón de Jesús son el grupo más numeroso de religiosas presentes en Australia, con fundaciones también en Nueva Zelandia y Perú. El papa Juan Pablo II la beatificó el 19 de enero de 1995, en Sidney. El Papa Benedicto XVI la canonizó el año 2010.

11.-2.-LA IGLESIA CATÓLICA RECONOCE HABER OCULTADO CASOS DE ABUSOS SEXUALES A MENORES EN AUSTRALIA: 27 Mayo 2013-EFE.

La Iglesia católica de Australia admitió hoy ante el Parlamento del estado Victoria haber ocultado durante décadas los abusos sexuales a menores de edad cometidos por miembros de la congregación eclesiástica.

El cardenal George Pell, uno de los ocho cardenales elegidos por el Papa Francisco para el asesoramiento en la reforma de la administración de la Iglesia católica, declaró que la institución australiana encubrió a varios sacerdotes pedófilos, aunque negó su participación en dichas ocultaciones.

“La principal motivación era mantener la reputación de la iglesia (…) había miedo a un escándalo“, manifestó Pell durante la sesión final de la comisión en el Parlamento del estado de Victoria que investiga los casos de pederastia cometidos en las distintas órdenes religiosas.

La Iglesia católica confirmó en septiembre del año pasado la existencia de 620 casos de abusos sexuales contra menores, incluidos niños de 7 y 8 años, cometidos en Australia por sacerdotes desde la década de 1930.

La mayoría de los abusos fueron consumados entre la década de 1960 y la de 1980, mientras que solo 13 de los abusos se registraron después de 1990, según un informe eclesial.

Durante la sesiones anteriores, varias víctimas que fueron violadas por sacerdotes relataron sus traumáticas experiencias ante la comisión investigadora.

Pell, quien es el actual arzobispo de Sídney, pidió disculpas a las víctimas al inicio de su intervención y mostró el arrepentimiento por parte de la comunidad católica australiana por no haber actuado de manera más rápida contra los pedófilos.

“Estoy de acuerdo en que hemos sido lentos al actual frente a la angustia de lasvíctimas y que tratamos con ello de manera imperfecta“, señaló el clérigo australiano.

La Iglesia católica en Australia detectó un emergente problema de abuso sexual durante la década de 1980, pero no supo comprender la magnitud del asunto ni actuar contra los sacerdotes delictivos.

“No creo que muchos de los líderes de la iglesia católica conocieran el horrendo y amplio problema” en el que estaban inmersos, apuntó Pell.

El clérigo admitió que los traslados de los sacerdotes pedófilos a otras parroquias para tapar sus delitos habían tenido consecuencias desastrosas.

“No hay duda de que muchas vidas han sido arruinadas“, incidió el arzobispo al señalar que muchos de estos crímenes han contribuido al “suicidio” de víctimas.

Además de la comisión investigadora en el estado Victoria, que tiene previsto ofrecer sus conclusiones a finales de año, también hay abierta una investigación a nivel nacional y comisiones especiales para Nueva Gales del Sur y en Hunter Valley, al norte de Sídney.

En su visita a Australia, en julio del año pasado, el Papa Benedicto XVI se reunió con algunas de las víctimas, a las que pidió perdón en nombre de la Santa Sede.

A finales del mes pasado, un sacerdote católico de 67 años de edad se entregó a la policía de Melbourne después de ser acusado de 10 cargos por abuso de menores cometidos en una parroquia de las afueras de la Melbourne entre los años 1976 y 1985.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOC:EL HALLOWEEN Y LA FE CRISTIANA,

sanchoamigo.