HA COMENZADO EL PROCESO DE BEATIFICACIÓN DE LOS 35 MÁRTIRES DEL COMUNISMO EN CAMBOYA.

LA IGLESIA CATÓLICA EN CAMBOYA AL COBIJO DE SUS MÁRTIRES.

1.-Datos básicos del Estado.

2.-La Religión en general en Camboya.

3.-La Iglesia católica en Camboya al cobijo de sus mártires.

1.-Algunos datos.

2.- El Vicariato Apostólico.

3.- Entrevista con el Vicario.

4.-La Prefectura Apostólica.

5.- La Prefectura y su Prefecto.

6.-La vida en la Prefectura.

7.-Entrevista con el Prefecto.

 1.-DATOS BÁSICOS DEL ESTADO.

 1.1. Características generales.

El Reino de Camboya, anteriormente conocido como Kampuchea. Es el heredero del otro poderoso imperio hindú y budista Khmer, que controló la mayor parte de la Península Indochina entre los siglos XI y XV.

Superficie: 181.040 kms2. Límites geográficos: Se encuentra en el sureste asiático entre las latitudes 13.00 N y 105 E. Limita al Norte y al Oeste con Tailandia (803 Km. de frontera), al Nordeste con Laos (541 Km.), al Este con Vietnam (1.228 Km.) y al Sur y Suroeste con el Golfo de Tailandia (con 443 Km. de litoral).

Capital: Phnom Penh (1,6 millones de habitantes) Otras ciudades: La segunda ciudad del país es Battambang (1 millón de habitantes). Otras ciudades relevantes son: Sihanoukville (400 mil hab) y Siem Reap100 mil hab).

Idiomas: La lengua oficial es el khmer. En ciudades y centros turísticos se utiliza el inglés en comercios, negocios y servicios, pero su conocimiento es limitado entre la población. El uso del francés se limita al 3% de la población, instituciones francesas y población de edad avanzada.

Moneda: El riel y el dólar son las unidades monetarias de Camboya. El riel se utiliza para pequeñas cantidades 100, 500, 1000 y 2000. El dólar se utiliza para cantidades mayores. 4.000 riales= 1 dólar. Los billetes del riel pueden ser de 50, 100, 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000, 20.000, 50.000 y 100.000.

EL NUEVO REY DE CAMBOYA.NORODOM SIHAMONI.

Forma de Estado: Monarquía parlamentaria.

División administrativa: Se divide en 23 provincias.

RIO MEKONG.

1.2. Geografía

 La orografía es predominantemente plana: llanuras bajas con algunas colinas. En el este y en el norte existen amplias mesetas cubiertas de sabanas y bosques tropicales. La zona dominada por los montes Dangrek y de Camboya, con los Cardamomos y la llamada Cordillera del Elefante, albergan el pico más alto, Phum Aoral (1.813 m. de altitud).

El país está atravesado de norte a sur por el Río Mekong, que es navegable y que tiene en el centro el Gran Lago (Tonle Sap), un enorme depósito de agua que favorece el cultivo. La mayor parte de la población se concentra en sus orillas y en la extensa cuenca del Mekong.

CELEBRANDO EL AÑO CHINO EN CAMBOYA.

1.3. Indicadores sociales.

Población: 15,1 millones de habitantes Densidad: 24 habitantes / km2.

Estructura de la población: Camboya es un país con una población muy joven. El 38% tiene entre 25 y 54 años. Mayores de 55 años sólo hay un 9%. Crecimiento de la población: 1,7%. El número de hijos por mujer es de 2,9. Tasa de natalidad: 22/1000 habitantes. Tasa de mortalidad: 33/1000 Tasa de mortalidad infantil: 34/1000.

Esperanza de vida: 57,95 años (55,9 años para hombres y 60 para mujeres).

Renta per cápita: Camboya es un país de renta baja con un ingreso per cápita de 2.805 USD a precios de poder adquisitivo. Coeficiente GINI: 36 Índice de Desarrollo Humano: IDH medio 0,584 puntos, posición 136 de 187 (PNUD 2014).

Tasa de alfabetización de adultos (educación secundaria y mayores de 25 años): 9,9% para mujeres y un 22,2% para hombres. Fuente: NNUU.

 

UN ANTIGUO TEMPLO DERRUÍDO E INVADIDO POR UN ÁRBOL.

2.-LA RELIGIÓN EN GENERAL.

La religión oficial y la que hace parte de la identidad cultural camboyana contemporánea es el Budismo Theravada. Sin embargo, esta religión en Camboya tiene un fuerte elemento hinduista debido a la larga historia hindú del país.

Camboya fue entre los siglos I y XIV básicamente hinduista y esto solo cambió por el budismo por un decreto real. De esta manera, el pueblo continuó con prácticas sincréticas que aún subsisten.

Pero también existe le presencia del antiguo animismo que se puede encontrar históricamente en el tiempo previo a la indianización jemer.

Con el difícil periodo de guerras y conflictos a partir de 1970 y sobre todo con la prohibición religiosa por parte del régimen de los Jemeres Rojos entre 1975 y 1979, muchos monjes murieron y otros fueron rebajados de su condición religiosa, mientras pagodas fueron destruidas o convertidas en graneros.

Ello llevó a una decadencia del budismo camboyano que con la constitución del moderno Reino de Camboya se ha tratado de restablecer y se han recuperado numerosas pagodas. Sin embargo la crisis del budismo en Camboya y de la sociedad camboyana en general debido a las guerras, atrajo además muchos extranjeros que llegaron con sus propias religiones.

La segunda religión en número en el país es el Islam debido a la presencia del grupo étnico Cham.

El cristianismo tiene su presencia especialmente en la Iglesia Católica y Protestante, así como numerosas sectas que, sin embargo, no hacen un porcentaje significativo en el país en donde se ha establecido la libertad de cultos, pero existe una censura a la propaganda religiosa.

 3.-LA IGLESIA CATÓLICA EN CAMBOYA AL COBIJO DE SUS MÁRTIRES.

 

EN EL AÑO DEL JUBILEO 115 BAUTISMOS Y 80 CATECUMENOS .

1.- ALGUNOS DATOS : 2.- EL VICARIATO APOSTÓLICO.

 En Camboya existen varias estructuras eclesiales entre ellas el Vicariato Apostólico de Phnom Penh. Un Vicariato Apostólico. El vicariato apostólico es un tipo de jurisdicción territorial (iglesia particular) de la Iglesia católica establecida en regiones de misión que aún no se han constituido como Prelatura..

            Este Vicariato abarca las ciudades de Phnom Penh que es la sede principal, Sihanoukville, Kep, Kandal, Takéo, Kampot, Speu y Koh Kong. Según estadísticas de 2002 dicha área comprendía un total de 4.4 millones de personas de las cuales 13.250 profesaban la fe católica. El vicariato se subdivide en cuatro parroquias y cuenta con 17 sacerdotes.( Wikipedia).

S. E. R. Mons. Olivier SCHMITTHAEUSLER, M.E.P.. Obispo titular de Catabum castra. Vicario Apostólico de Phnom-Penh (Camboya)

3.- ENTREVISTA CON EL VICARIO APOSTÓLICO.

            A continuación reseñamos parte de una entrevista con el Vicario Apostólico en el que se contienen datos e informaciones interesantes del mismo.

ROMA, domingo 29 de mayo de 2011 (ZENIT.org).–

El programa de televisión “Dios llora en la Tierra” de la Catholic Radio and Television Network (CRTN) en colaboración con Ayuda a la Iglesia Necesitada ha hablado con este obispo francés de 40 años sobre su vida en la tierra misionera de Camboya.

 – Usted ha trabajado durante más de diez años en parroquias rurales. ¿Qué ha aprendido del pueblo camboyano?

Mons. Schmitthaeusler: Para mí fue una experiencia maravillosa, sobre todo por los lugares en donde estuve. Era una Iglesia muy pequeña.

Cuando llegué sólo había un cristiano. Empezamos de la nada. Construimos la iglesia y organizamos un grupo de jóvenes. Tuvimos el primer bautismo en el 2003 – ahora tenemos un total de 98 personas bautizadas y 35 catecúmenos que se bautizarán el próximo año.

También comenzamos una pequeña escuela – una guardería y una escuela secundaria. También tenemos un centro donde se teje seda. El pueblo khmer es muy acogedor y me dio la bienvenida con los brazos abiertos. Fue una experiencia magnífica para mi vida sacerdotal. Será muy difícil que me vaya

CATÓLICOS DE CAMBOYA REUNIDOS PARA CELEBRAR A STA. TERESA DE LIXIEU.

 – El pueblo camboyano es en un 96% budista. ¿Cuál fue la reacción de los pueblos vecinos cuando empezó a evangelizar? ¿Estaban abiertos al hecho de que, de repente, había una aldea cristiana en medio de ellos?

 Mons. Schmitthaeusler: En esta aldea tenemos mucha suerte. Dios está con nosotros. La gente nos ha aceptado muy bien porque tenemos una guardería y los padres, todos budistas, envían a sus hijos a nuestra escuela. También tenemos algo parecido a los boyscouts y cada domingo por la mañana tenemos a más de 300 niños que acuden a una hora de formación…

 – ¿Qué atraería a un budista a abrazar el cristianismo y hacerse cristiano?

Mons. Schmitthaeusler: Comenzamos con los jóvenes. Los jóvenes son misioneros muy eficaces: porque mi amigo va a la iglesia, a mí también me gustaría ir a la iglesia incluso aunque no comprenda del todo de qué vala Iglesia. Estaes la primera fase. La segunda fase es el descubrimiento de la caridad.

Tenemos muestras de caridad en todas nuestras iglesias.

Es la caridad de los católicos hacia todos, no sólo hacia nuestros hermanos católicos, sino hacia todos sin prejuicios, especialmente hacia los pobres.

Es esto de lo que son testigos y lo que les atraerá – abrir su corazón y amar a todos. La tercera fase, que es muy importante, es el encuentro con Jesús. Esto, sin embargo, lleva su tiempo, por supuesto, porque es una experiencia nueva pero, a través de la oración y la lectura dela Escritura, se encuentran con Jesús. Es un proceso de paso a paso.

Solemos recibir muchos jóvenes y en mi iglesia tenemos cerca de 100 cada domingo, más de 60 budistas. De estos sesenta, veinte ó treinta seguirán en la formación.. La nueva Iglesia católica en Camboya comenzó con 1.500 personas…

– ¿Cuál es la prioridad a la luz de esta cuestión?

 Mons. Schmitthaeusler: En Camboya, la educación es la prioridad. Los recursos humanos se han destruido y ahora tienen que reconstruir todo. Es también una prioridad para la Iglesia católica porque la educación es parte de la formación y, para mí, al comenzar una nueva misión en la diócesis de Phnom Penh, la educación es una prioridad porque ahora vivimos con la primera generación de cristianos.

Han sido bautizados hace veinte, diez ó cinco años, y la educación es el modo para que profundicen en sus raíces cristianas y culturales, para que se conviertan en líderes enla Iglesiay en sus familias y para construir una mejor familia cristiana.

Actualmente tenemos dos seminaristas, lo que es mucho puesto que sólo hay 14.000 cristianos, por lo que dos seminaristas es una buena proporción. Necesitamos formar buenas familias para fomentar las vocaciones. Así que el primer objetivo es la formación y la educación en general. Comenzamos con una guardería y ahora tenemos 25 en la diócesis. También tenemos una escuela técnica según la tradición de Don Bosco.

 MILES DE NO CATÓLICOS ACUDEN COMO PEREGRINOS A LA VIRGEN DEL MEKONG EN CAMBOYA.

-¿ Cuáles son las posibilidades de acción que tiene la Iglesia ¿ Puede , por ejemplo hacer visitas de puerta a puerta ?

Mons. Schmitthaeusler: No vamos de puerta en puerta como los mormones ni se nos permite utilizar un sistema de megafonía para hacer proselitismo. Puedo comprender eso.

Algunos protestantes han utilizado grandes carteles para citar pasajes bíblicos y esto no está permitido. Puedo visitar a las familias de las aldeas sin restricción alguna. Explicamos al Gobierno lo que es la fe católica y siempre utilizamos el término católico y no cristiano.

– ¿Cuáles son actualmente las necesidades de su país y de la Iglesia católica?

 Mons. Schmitthaeusler: La necesidad de formación y ayudar a nuestro pueblo a encontrarse con Dios, esto es muy importante. Tener tiempo para rezar en silencio, para tener una relación con Jesús y con Dios – este es un gran desafío en un país budista.

 RECOGIDA DE ARROZ EN BATTAMBANG.

4.- LA PREFECTURA APOSTÓLICA DE BATTAMBANG.

La Prefectura, que es similar al Vicariato Apostólico, con sede en Battambang, Camboya, creada en 1968.

Abarca , las provincias de Battambang, Pursat, Kompong Chhnang, Kompong Thom, Siem Reap, Preah Vihear, Oddar Meancheay, Banteay Meanchey y Pailin.                    

Hasta el 2006 la población estimada en la prefectura era de 7.000 católicos de entre 4.639,184 habitantes. Está subdividida en 27 parroquias o áreas pastorales y tiene 10 sacerdotes.( Wikipedia).

EL PREFECTO ENRIQUE FIGAREDO ALVAR GONZÁLEZ.S.J. 

 5.- LA PREFECTURA Y SU PREFECTO.
         En la actualidad el Prefecto es Enrique Figaredo Alvar González S.J., (Gijón, Asturias, 21 de septiembre de 1959) es un sacerdote jesuita español desde marzo de 2014, es miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

Se le conoce como el Obispo de las sillas de ruedas por su labor humanitaria en Camboya.

Primero en Tailandia y posteriormente en Camboya, Kike ha consagrado su vida a ayudar a los discapacitados en aquella zona del mundo. Inicialmente a los mutilados que provocan las minas antipersona. También colabora con la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersona, que recibió el Premio Nobel de la Paz. Kike Figaredo ha organizado multitud de iniciativas para recaudar fondos y ayudar a estas víctimas.

En Phnom Penh, fundó en 1991 “La Casa de la Paloma” (Banteay Prieb), donde se imparte educación y formación a los niños mutilados por las explosiones, y donde ha desarrollado talleres para que los propios mutilados construyan sillas de ruedas siguiendo el modelo Mekong (silla de ruedas fabricada con madera y que tiene tres ruedas).[6] [7] [8]

En Battambang, funda el centro “Arrupe” y promovió el desarrollo de toda la diócesis con múltiples proyectos: de educación, formación de adultos, infraestructuras y ayudas []

Kike continúa participando en el desarrollo de Camboya por medio de varias ONGs []y actualmente participa en la campaña en contra de las bombas de racimo

Giras culturales. Las giras culturales son iniciativas ideadas por Kike para dar a conocer Camboya, su cultura y realidad, al mismo tiempo que recauda fondos para los proyectos de ayuda y desarrollo en Camboya. Hasta la fecha, se han producido tres giras, en los años 2000, 2005, 2008 y la última de ellas durante 2015.

 6.-LA VIDA EN LA PREFECTURA.

            Diez años atrás pobres, sordos, ciegos, discapacitados, niños, el Servicio Jesuita y los equipos de Metta-Karuna se reunían con la Comunidad Católica, el Nuncio, familiares y amigos para celebrar la instalación del Padre Kike Figaredo como líder de la Prefectura Apostólica de Battambang.

Era como sí la Compañía de Jesús pudiera disfrutar de una fiesta en el reino de Dios donde todos eran bienvenidos.

Algunos reflejos de este hecho tan simbólico son:

  • El relato de la Buena Nueva, que ha tocado los corazones de Camboya.
  • Su prioridad para con los pobres.
  • El respeto por la cultura camboyana así como el fomento de la belleza de sus formas de arte.
  • El diálogo en un entorno interreligioso.

El hogar de la Prefectura está vivo y vibra con una Iglesia remodelada con nuevos hogares para amigos con discapacidades, un centro de salud, una catedral al aire libre, una clínica de audición, centros de acogida, una residencia de estudiantes y un Prefecto compasivo, que es una fuente de fortaleza para muchos y que esta constantemente viajando al Tonle Sap y mas allá.

Liturgias vibrantes que atraen a la gente a la oración, consuelan sus penas y les anima en su Fe son características de la Prefectura. La participación del pueblo de Dios en la oración es inspiradora.

Sacerdotes y religiosos se reúnen regularmente para compartir y planificar. El Prefecto es también el presidente de Cáritas y apoya a las ONG que trabajan en la zona.

En aldeas remotas, escuelas e infraestructuras han sido construidas para hacer frente a la pobreza de tantos lugares. Esto se ha hecho en colaboración con los líderes de las comunidades. Otros cientos de niños vulnerables y jóvenes tienen becas de enseñanza primaria, secundaria y terciaria que les permiten mejorar sus oportunidades de educación y futuro. Educación para Todos es una prioridad de la Diócesis.

Danza camboyana se enseña a todo aquel que quiera aprender. Bellas noches con espectáculos de bailes y cenas que favorecen el intercambio cultural, son una característica indispensable de cualquier visita a la Prefectura del Tonle Sap.

CAMBOYA MÁS CERCA DICEN LOS COOPERANTES DE CADIZ.

Voluntarios y visitantes afirman que sus vidas han cambiado tras la experiencia con los pobres y discapacitados.

Celebran haberse enriquecido gracias a las aportaciones variadas del Prefecto, que ha llevado la historia de una Iglesia viva a lugares donde los jóvenes a menudo están desencantados con una Iglesia que parece no estar en contacto con los problemas reales de la gente.

Éste tipo de hechos pueden ser muy significativos para la renovación de la fe en Europa que el Papa proclama.La acción por la justicia, que es una parte constitutiva del Evangelio.( Cf. http://www.lavozlibre.com/…/kike-figaredo-el-verdadero-espiritu-de-la-iglesia-su-labor-en

 

7.-ENTREVISTA CON EL PREFECTO.

                     Transcribimos a continuación parte de la entrevista mantenida por el Prefecto. Que es una Entrevista para el programa semanal de radio y televisión Donde Dios llora“, producido por la Catholic Radio and Television Network.

Usted entró en el noviciado de la Compañía de Jesús a los 20 años en Madrid. ¿Por qué y cuándo fue el cambio a Camboya?

 – Yo buscaba un encuentro con Dios y bueno, lo tuve en mi noviciado y lo tuve cuando estaba estudiando filosofía. Pero cuando acabé la carrera económica, mi razonamiento era que quería poner los rostros a esos números que había estudiado en la carrera económica, así que le dije a mi provincial que quería ser voluntario para refugiados y quería aprender de esas personas.

           Pensé que los refugiados eran los que me iban a enseñar cómo es ese Jesús, ese Cristo sufriente. Estaba preparado para cualquier cosa y de repente me llegó una carta de Bangkok, del Servicio Jesuita para los Refugiados: “Te esperamos aquí el 1 de septiembre”. Esa carta llegó en mayo, todavía no había hecho los exámenes de fines de carrera y bueno, me puso muy nervioso…

 Usted llega en septiembre de 1985 a Camboya que estaba en guerra, ¿cuál fue su primera impresión?

-Bueno, primero miedo, muerto de miedo. Cuando fui a los campos de refugiados fueuna odisea. Había que pasar cinco controles militares y cada vez que pasabas un control militar, las cosas se hacían más, como más oscuras: los militares vestidos de negro, poco sonrientes, te pedían tus papeles de una manera muy violenta.

Cuando llegué a la puerta de campo de refugiados, eso nunca lo olvidaré, se abrió el paso a nivel y entramos. De repente: todos niños, muy mal vestidos, descalzos, ¡pero alegres! Recuerdo mucha alegría, vida…vida, vida en plenitud aunque vivían encerrados en un campo de refugiados, digamos como prisioneros de guerra.

¿Y qué pasó entonces?

– Entonces fui a visitarles y me recibió Jhaimét, que era el jefe, como el líder de ellos. Me acuerdo muy bien: estaba de pie con sus muletas, le faltaba una pierna, la otra la tenía malherida y le faltaba un ojo. Yo no hablaba en camboyano, pero había un chico que me tradujo. Me dijo: “he oído que vienes a ayudarnos”, y yo –muerto de miedo–, “sí, sí…”. Y dice: “pues no te preocupes, te diré que es lo que necesitamos”.                            En ese momento sentí una paz impresionante, por decir así, la voz de Dios era Jhaimét que me decía: “no te preocupes, aquí te acogemos, te queremos…”

TEMPLO BUDISTA DE BATAMBANG

Camboya es un país de una mayoría budista, o sea que en estos campos de refugiados, la mayor parte de la gente también son de religión budista ¿no?

– Sí, sí, mayoritariamente budistas. Por supuesto que hay católicos, pero pocos. Además la guerra se encargó de que desaparecieran. Mucha gente fue asesinada: sacerdotes, obispos, todo el mundo…

En los campos quedaba como un pequeño resto de Israel, de cristiandad, pequeñas familias, muchas veces sin cabeza de familia. En la mayoría era una viuda, a veces no había ni esa cabeza de familia, eran hijos de católicos pero sin gran formación y ellos también requerían una ayuda especial.

En la ceremonia de toma de posesión de la Prefectura Apostólica, hubo una superviviente que dio su testimonio y habló de la iglesia de Camboya como “una iglesia que en los últimos 30 años había sido una iglesia de lágrimas y sangre”. Se refería a la persecución de los Khmer rojos de Pol Pot, a lo que está usted haciendo referencia…

 

¿ La iglesia de Camboya es una iglesia mártir?

-Sí, es una iglesia mártir. La iglesia de Camboya fue arrasada totalmente. Todos nuestros líderes, como le decía antes, los obispos, los sacerdotes, las religiosas, los muchos catequistas fueron asesinados.

El que no fue asesinado murió de hambre o de enfermedad y la comunidad quedó muy mal. Hoy en día tenemos dos sitios en Camboya en donde nos acordamos de los mártires. El 7 y el 8 de mayo nos acordamos de ellos. Pero en la memoria de estos mártires también crecemos en fe, porque han sido personas que murieron con la fe viva.                    

El obispo Paul Tep Im Sotha, primer prefecto apostólico de Battambang, al que yo sucedo, dos días antes de morir celebró una misa, dio la bendición a todos y les dijo: “malos tiempos vienen, cuidad de vuestra fe, cuidad la fe de unos a otros”. Se acabó la misa, salió en coche y lo asesinaron.

El obispo Joseph Chhmar Salas, de Phnom Penhg fue nombrado obispo cuatro días antes de que los Jemeres Rojos entraran en Phnom Penhg; su obispado fue en los campos de los arrozales…

…Que eran como campos de concentración, hay que explicar eso ¿verdad?

 

– Eso es, y en esos campos de concentración él ejercía de pastor y visitaba a los católicos. Rezaba y celebraba la eucaristía con muchísimas limitaciones, pero lo hacía. Cuidaba de su gente como una persona pobre y terminó muriendo de hambre y de enfermedad. Después de su muerte, su cruz pectoral la recogieron sus padres, y la gente se reunía a rezar en torno a la cruz pectoral del obispo Salas.

Un testimonio que a usted le debe dar mucha fuerza ahora que si bien ya no es –gracias a Dios–, una iglesia mártir, aún sigue siendo una iglesia que sufre necesidad…

 

-Así es. Después de Pol Pot vino un régimen comunista pro-vietnamita que hizo sufrir mucho a la gente, que no dio libertad religiosa, por lo que la gente siguió padeciendo y sufriendo en pobreza y sufriendo por libertad. Y bueno, la memoria de todos nuestros mártires nos da mucha fuerza porque los hemos visto entregándose en el sufrimiento, y nuestros católicos también han pasado por muchísimo sufrimiento y hoy dan testimonio con su vida.(

© Compañía de Jesús jesuitas@jesuitas.es

 

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:

 

sanchoamigo.