LA IGLESIA EN ERITREA UNA PEQUEÑA IGLESIA CON GRANDES DIFICULTADES EN EL SIGLO XXI.

Estos son los puntos del Tema.

1.-Datos generales.

2.-La religión en general.

3.- La Iglesia de Eritrea una Iglesia creada en el siglo XXI.

4.-Algunos datos sobre la Iglesia católica de Eritrea.

5.-Cáritas Eritrea

6.-El Papa Francisco a los obispos de Eritrea y Etiopía.

 

 1.-DATOS GENERALES.

 1.-Independencia y límites.

 El Estado de Eritrea es un país situado al noreste de África. Limita al norte y al oeste con Sudán; al sur con Etiopía y Yibuti; el este del país posee una extensa costa con el mar Rojo. Su nombre proviene del griego «eritros», que quiere decir «rojo».

Se independizó en 1993 de Etiopía, lo que lo convierte en uno de los Estados más jóvenes del mundo. Su capital y ciudad más poblada es Asmara.

EN EL DESIERTO DE ERITREA.

2.-Geografia.

Eritrea se encuentra en el este de África, específicamente en la región conocida como el “Cuerno de África“.

Eritrea está prácticamente cruzada por una de las cadenas montañosas más largas del mundo, el Gran Valle del Rift; esta zona es fértil, pero a medida que se avanza hacia el oeste el terreno se vuelve desértico.

En el norte del país se encuentra una prolongación del macizo Etíope, con alturas que alcanzan los 2.600 metros y donde se producen grandes precipitaciones tropicales. Esta región está delimitada por los ríos Barka, Gash y Anseba.

El noreste, por su parte, está conformado por una llanura muy seca.

La franja costera de Eritrea, al este, da al mar Rojo y tiene más de 1.000 kilómetros de longitud, aunque se adentre muy poco en el continente, sobre todo en la zona meridional; en esta región se alcanzan máximos anuales de 50°C.

Las zonas altas del sur de Eritrea son más secas y frescas que el resto del país. Las islas Dahlak se hallan a algunos kilómetros de la costa y sus aguas son ricas en pesca.

En Eritrea se encuentra el desierto de Danakil y la depresión de Kobar, situada a 130 metros bajo el nivel del mar.

CENTRO HISTÓRICO DE ASMARA,

 3.-Demografía.

Eritrea tiene hoy, 2017 más de 6 millones de habitantes, de los cuales más de medio millón vive en la capital, Asmara. Otras poblaciones importantes son Assab y Keren, con alrededor de 75.000 habitantes cada una, Mendefera con 70.000 y Massawa (puerto importante y antigua capital del país) con unos 40.000.

En Eritrea existen nueve grupos étnicos: los afar, los bilen, los beja (los hedareb), los kunama, los nara, los rashaida, los saho, los tigre y los tigriña.

Hoy en día se hablan muchas lenguas en Eritrea, aunque no hay ninguna que tenga el carácter de oficial como tal, ya que la Constitución establece la igualdad de “todas las lenguas de Eritrea”.23 Sin embargo, el tigriña y el árabe son los dos idiomas predominantes con fines oficiales.

GRAN MEZQUITA DE ASMARA.

2.-RELIGIÒN EN GENERAL.

 En un decreto de 1995, el Gobierno indicó que el Estado sólo iba a reconocer a cuatro comunidades religiosas: la Iglesia ortodoxa Tewahedo de Eritrea; la Iglesia evangélica luterana de Eritrea, la Iglesia católica y el islam. El Gobierno ha conseguido tener bajo su control a la dirección de la Iglesia ortodoxa y del islam, no sólo pagando a sus jerarquías, sino controlando sus actividades y recursos económicos. La Iglesia católica y la luterana siguen conservando su autonomía. 

En 1997, la Asamblea Nacional aprobó una Constitución que garantizaba la libertad de religión. No obstante, nunca ha entrado en vigor y las autoridades siguen gobernando mediante decretos. 

Las cuatro comunidades religiosas autorizadas siguen necesitando licencia de la oficina de asuntos religiosos para editar y distribuir textos religiosos entre sus fieles. 

Sus líderes religiosos y los medios de comunicación con los que tienen vínculos oficiales tienen prohibido comentar cuestiones políticas

También se les exige presentar al Gobierno informes sobre todas sus actividades cada seis meses. Todos los años, el Departamento de Asuntos Religiosos repite la disposición contenida en el decreto de 1995 sobre organizaciones religiosas.

Alecciona a las cuatro religiones reconocidas para que dejen de aceptar financiación procedente del extranjero y para que funcionen con sus propios recursos económicos, limitando sus actividades exclusivamente al culto religioso.

EL PAPA FRANCISCO EN EL LAVATORIO DE PIES A REFUGIADOS DE ERITREA.

El decreto además establece que si las Iglesias quieren desarrollar labor social, se tienen que registrar como ONG y aceptar que las autoridades supervisen la financiación, que reciben de otros países.

Sin embargo, en la práctica, estas prohibiciones no se aplican ni observan.

Además de las cuatro religiones oficialmente reconocidas, otros grandes grupos religiosos son los cristianos pentecostales, evangélicos y Testigos de Jehová. Eran tolerados hasta 2002, cuando se les exigió por decreto, que sus organizaciones presentaran solicitudes de registro en las que debía aparecer información detallada sobre sus líderes.

Les advirtieron de que en caso de no cumplir esta obligación, sus actividades serían declaradas ilegales. Ninguna de las solicitudes presentadas obtuvo una respuesta favorable. Como mucho, algunas autoridades locales toleran a los grupos no registrados y les permiten practicar su fe en privado.

Los miembros de estos grupos pentecostales y evangélicos y los Testigos de Jehová son sometidos a detenciones, largas estancias en la cárcel a la espera de juicio, malos tratos y torturas a causa de sus actividades religiosas no autorizadas.

En 2006 el gobierno arrestó al patriarca eritreo Abune Antonios por sus críticas al gobierno por el arresto de tres sacerdotes ortodoxos, y permanece en una prisión secreta, y en mayo de 2007 el gobierno lo reemplazó por otro patriarca, pese a la protesta de la Iglesia Ortodoxa de Eritrea. El gobierno rechaza la ayuda humanitaria para los Eritreos afectados por la pobreza y las enfermedades, y pone trabas a las ONGs desde 2006. En julio de 2009 había muerto 50 cristianos detenidos en la prisión Wi`a, por meningitis, mientras otros murieron por malaria; en octubre de 2009 tres miembro de la Full Gospel (Pentecostales) fueron arrestados en Asmara.

MUJERES EN EL EJÉRCITO DE ERITREA.

En Eritrea se exige a los miembros del clero y a otros individuos pertenecientes a grupos religiosos que realicen el servicio militar. El reclutamiento militar se organiza a discreción de las autoridades entre individuos de hasta 50 años. Sin embargo, en la práctica, este es un límite teórico, y en la realidad hay muchos hombres por encima de los 50 años, que siguen haciendo el servicio militar.

LIBERTAD RELIGIOSA EN Eritrea: Aleccionamiento político de la …es.aleteia.org/…/libertad-religiosa-en-eritrea-aleccionamiento-politico-de-la-religion

 

CATEDRAL CATÓLICA DE SAN JOSÉ EN ASMARA. ERITREA.

3.-LA IGLESIA CATÓLICA EN ERITREA ES UNA IGLESIA METROPOLITANA CREADA EN EL SIGLO XXI.

 Ciudad del Vaticano (Martes, 20-01-2015, Gaudium Press) El Santo Padre Francisco erigió el pasado 19 de enero la Iglesia Católica Eritrea como Iglesia Metropolitana Sui Iuris, separándola de la jurisdicción de la Archieparquía de Addis Abeba, Etiopía. La decisión, anunciada en el Boletín de la Sala de Prensa de la Santa Sede, establece esta Iglesia como una provincia eclesiástica independiente bajo la autoridad de un prelado Metropolita en plena comunión con la Sede Pontificia. El Papa ha nombrado primer Metropolita a Mons. Menghesteab Tesfamariam, hasta ahora Obispo eparquial de Asmara.

La nueva Iglesia Metropolitana, de rito oriental de tradición alejandrina, tiene jurisdicción sobre todo el territorio de Eritrea, que es dividido en cuatro Eparquías. La de Asmara, que fue elevada a Arquieparquía en la presente decisión y que comprende la región central del país en casi 24 mil kilómetros cuadrados, y las de Barentu, Keren y Segheneity. La eparquía es una denominación similar a las diócesis en las igesias latinas,

El nuevo Metropolita, Mons. Tesfamariam, nació en Berakit, parte de la Eparquía de Asmara, e ingresó en la comunidad de los Misioneros Combonianos en 1971. El prelado sirvió en Uganda y se formó posteriormente en Estados Unidos, recibiendo de San Juan Pablo II la dignidad de Obispo de Asmara en 2001.

Las normas contempladas para las iglesias metropolitanas sui iuris establecen que sus Metropolitas pidan al Pontífice la imposición del Pallium ( similar a una estola papal.) como símbolo de su comunión y una vez recibido tiene autoridad para convocar un Consejo de Jerarcas y ordenar Obispos.

El Consejo de Jerarcas tiene un carácter legislativo dentro de la Iglesia, pero sus normas deben ser sometidas a la aprobación de la Santa Sede. El Metropolita es nombrado siempre por el Santo Padre.

(Cf.http://es.gaudiumpress.org/content/66450-Iglesia-Catolica-Eritrea-es-elevada-a-estatus-de-Iglesia-Metropolitana-Sui-Iuris#ixzz4W8LCBoJO)

 OBISPOS DE ETIOPÍA Y ERITREA CON EL PAPA FRANCISCO.

4.-ALGUNOS DATOS SOBRE LA NUEVA IGLESIA EN ERITREA.

 21 enero 2015Por primera vez en el siglo XXI, la Iglesia Católica cuenta con una nueva Iglesia Oriental establecida formalmente por decreto papal.

Se trata de la recién creada Iglesia Católica de Eritrea, de rito alejandrino, que cuenta con cuatro diócesis (eparquías, según el término griego) y unos 150.000 fieles, que estarán regidos por un arzobispo metropolitano, en este caso el arzobispo Menghesteab Tesfamariam de Asmara, la capital de Eritrea. Tesfamarian es además religioso comboniano, una orden misionera especialmente dedicada a la evangelización de África.

La nueva Iglesia tendrá un estatus equivalente al de la vecina Iglesia Católica Etíope, de la que dependía hasta ahora, y también al de las comunidades de católicos bizantinos de Eslovaquia o los católicos bizantinos de Estados Unidos, que tienen un tamaño similar (unas 4 diócesis cada una, más de cien mil fieles) y que también están regidas por un arzobispo metropolitano y cuentan con su propia legislación canónica y liturgia. Eso significa también que Eritrea tendrá su propia conferencia episcopal propia: hasta ahora los obispos de Eritrea y de Etiopía compartían una misma conferencia episcopal.

Por lo general, las comunidades católicas de rito oriental y derecho propio suelen coexistir en un mismo país o territorio con las de rito latino. Pero el caso eritreo es especial, ya que en el país no hay apenas católicos de rito latino: excepto por algunos extranjeros y unos pocos cientos de descendientes de la etapa colonial italiana, todos los católicos del país son de tradición etíope-eritrea.

Eritrea se convierte así en el único país del mundo donde todos los católicos –sea cual sea su rito personal- están bajo jurisdicción de un rito oriental.

ALTAR DE LA IGLESIA ORTODOXA DE ERITREA.

Eritrea se independizó políticamente de Etiopía en 1993 después de un referendum popular y una larga guerra, y volvió a pelear con el país vecino entre 1998 y 2000. El país tiene 6,5 millones de habitantes. La mayoría son musulmanes, aunque la Iglesia Ortodoxa de Eritrea cuenta con un millón y medio de fieles cristianos ortodoxos. Esta Iglesia ortodoxa se independizó de la Iglesia Ortodoxa Copta de Egipto en 1998, de mutuo acuerdo.

La mitad de los 150.000 fieles católicos de Eritrea viven en la archieparquía (archidiócesis) de Asmara, en torno a la capital. Su catedral está dedicada a San José.Arquieparquía Asmara:. Sacerdotes diocesanos:20-Sacerdotes . Religiosos316.Total sacerdotes 336.Diaconos 2. Varones Religiosos 602.Mujeres R.498.Parroquias: 67. Fuente 2016.

IGLESIA CATÓLICA EN ERITREA.

Las otras tres (eparquias) diócesis son Keren, Barentu y Segenetei (creada por Benedicto XVI en 2012).

Oración dentro de la catedral católica de San Miguel en Keren, Eritrea

Procesión multitudinaria fuera de la catedral católica de San Miguel en Keren, EritreaEl ge´ez, el latín de África oriental

La liturgia de rito eritreo es de origen alejandrino, como sucede con las iglesias coptas en Egipto y Etiopía. Se celebra en lengua ge’ez, un idioma semita cercano al árabe, el hebreo y el antiguo copto.

No se sabe exactamente cuándo dejó de hablarse el ge’ez en la vida cotidiana: fue en algún momento entre el siglo IV y el X dC, pero había sido la lengua del antiguo reino de Axum y, al igual que sucedió con el latín en la Edad Media, se mantuvo como lengua literaria, cortesana y de cultura hasta el siglo XIX, y aún hoy como lengua litúrgica. Como suele suceder en África, la celebración litúrgica incluye muchos cantos, bailes, instrumentos de percusión y el calendario cuenta con abundancia de días de ayuno litúrgico. En Londres hay una parroquia de católicos eritreos. Esta es su web: http://catholicgheez.org/ (Cf Francisco establece una nueva iglesia oriental en Eritrea: es el único …www.religionenlibertad.com/francisco-establece-una-nueva-iglesia-oriental-en-eritrea-.)

 5.-CÁRITAS ERITREA .

 Cáritas Eritrea, conocida localmente como el Secretariado Católico Eritreo, trabaja para ayudar a aquellos que sufren los efectos del conflicto y de la pobreza por la que está pasando el país. La declaración de independencia en 1993 puso fin a una lucha de 32 años entre Eritrea y Etiopía pero en 1998-2000 tuvo lugar un conflicto fronterizo que se intensificó dando lugar a una guerra a gran escala. Decenas de soldados de ambos bandos fueron asesinados, un millón de agricultores tuvo que desplazarse y la infraestructura del país se vio gravemente dañada. Las tensiones y los disturbios esporádicos continúan.

Estos conflictos se produjeron en una contexto general de pobreza e inseguridad alimentaria: dos tercios de la población recibe ayuda alimentaria y el progreso económico está obstaculizado porque muchos eritreos están en el ejército más que en la fuerza laboral del país.

Resultado de imagen de IMAGENES DE ACCIONES DE CARITAS ERITREA

COGIENDO AGUA EN UN POZO EN ERITREA.

Las lluvias erráticas tienen como resultado malas cosechas generalizadas; las sequías causan estragos en la ganadería y amenaza la fuente de sustento de 2,5 millones de eritreos; 600.000 personas tienen poco un ningún acceso a líneas de abastecimiento de alimentos.

Cáritas Eritrea está comprometida con el desarrollo de programas de alimentación complementaria para 35.000 personas en situación de riesgo y ha coordinado actividades entre sus socios y las oficinas diocesanas en Asmara, Keren y Barentu. Entre los proyectos de ayuda ante emergencias se encuentra el llamamiento realizado en 2004 para la recaudación de 2,5 millones de dólares para paliar los efectos de la sequía: la asistencia se canalizó a través de clínicas de la Iglesia y puntos de distribución en los poblados, y 1.500 familias de agricultores recibieron cinco cabras o cinco corderos, dando prioridad a aquellos hogares pobres en los que las mujeres están al frente de la familia

. Se distribuyeron medicamentos de emergencia para las personas enfermas a través de 29 clínicas y centros médicos de la Iglesia y dos unidades clínicas móviles operaron en la región de Gash Barka ( Cf,. www.caritas.org/es/donde-estamos/africa/eritrea/)

 

6.-EL PAPA FRANCISCO A LOS OBISPOS DE ERITREA Y ETIOPÍA:

 Ciudad del Vaticano, 9 mayo 2014 (VIS).- ”Vuestra visita proporciona una oportunidad para que reflexionemos juntos sobre la vida de la Iglesia en Etiopía y Eritrea, y para discutir las alegrías y los retos que enfrentáis a diario” ha escrito el Santo Padre en el texto entregado a los prelados de dichas Conferencias Episcopales al final de su visita ad Limina.

DESDE OTRA PERSPECTIVA LOS OBISPOS CON EL PAPA.

”Aunque pertenecéis a diferentes países y a diferentes ritos -continúa-, cada uno de vosotros con vuestra particular riqueza, vuestra misión al servicio de Cristo y su Iglesia, es la misma: anunciar el Evangelio y edificar a los fieles en la santidad, la unidad y la caridad. Cuando esa misión se ejerce en colaboración y apoyo mutuo, la Iglesia, unida en el Espíritu, respira con los dos pulmones de Oriente y Occidente y se incendia con el amor a Cristo”.

Francisco recuerda que también en nuestra época hace falta el espíritu de los misioneros devotos de los primeros días de la Iglesia, ”para anunciar el mensaje de salvación de la vida nueva en Cristo a toda la sociedad, no sólo a aquellos que no lo conocen, sino también a los fieles, para que puedan escuchar una vez más la frescura del Evangelio y ser alentados a buscar siempre nuevas y creativas maneras de vivir y celebrar su fe”.

El Papa anima a los prelados a ser ”padres buenos y generosos con sus sacerdotes, prestar atención a sus necesidades humanas y espirituales, y a su formación permanente en el sacerdocio”. ”Sin embargo, para que sean mensajeros santos y eficaces del Evangelio es esencial que ellos mismos puedan ser evangelizados. Esto debe llevarse a cabo por primera vez en el seminario a través de una formación humana integral, espiritual, intelectual y pastoral”.

Asimismo el Pontífice recuerda el apoyo de los muchos ”religiosos y religiosas que, durante generaciones han colaborado generosamente en la construcción de sus comunidades locales, reflejando así el rostro misericordioso de Cristo, y ayudando a vuestras Iglesias a vivir el Evangelio”.

HERMANAS CAPUCHINAS EN ERITREA.

El Santo Padre ha pedido a los obispos que alienten y apoyen el continuo esfuerzo de los religiosos ”para atender las necesidades espirituales y materiales de los pueblos de Etiopía y Eritrea en la actualidad”.

Francisco destaca que la labor de evangelización no está reservada únicamente a los religiosos y clérigos sino que también es competencia de todos los fieles cristianos y por ello ”es importante continuar identificando y preparando responsables laicos cualificados para ayudar en la formación de los fieles y así hacer presente “la fragancia de la cercanía de Cristo y de su mirada personal“.

”Los muchos años de conflictos y tensiones continuas, que se suman a la difusa pobreza y a las sequías han acarreado muchos sufrimientos a vuestro pueblo”, afirma el Papa y agradece a los obispos los programas sociales inspirados en el Evangelio que junto con los de otros organismos de diverso tipo quieren aliviar esos sufrimientos. Francisco menciona en particular a los innumerables niños y niñas, víctimas del hambre, o huérfanos a causa de las conflictos. También recuerda a los numerosos jóvenes, que al igual que sus familias, ”quisieran dejar su patria en busca de mejores oportunidades y corren el riesgo de perder la vida en travesías peligrosas”, sin olvidar a los ancianos abandonados en medio de todo este padecer.

”Vuestros esfuerzos en su favor son un testimonio poderoso del amor de Dios y una gracia extraordinaria para vuestro pueblo.. En vuestra amorosa preocupación por los pobres y oprimidos -concluye- seguid buscando nuevas oportunidades para cooperar con las autoridades civiles en la promoción del bien común”.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:EL SALARIO JUSTO EN LAS ENCÍCLICAS PAPALES.

 sanchoamigo.

 

 

Anuncios