You are currently browsing the category archive for the ‘59.-La Iglesia católica en Gambia una pequeña comunidad en un ámbito musulmán.’ category.

VIDA CONTIDIANA EN GAMBIA.

LA IGLESIA CATÓLICA EN GAMBIA UNA PEQUEÑA COMUNIDAD EN MEDIO DEL MUNDO MUSULMÁN.

Los siguientes son los puntos del tema:

 1.-Datos básicos.

2.-La religión en general en Gambia.

3.-La Iglesia católica en Gambia. Entrevista con su obispo .

4.-Algunos datos nuevos.

5.- Cáritas Gambia.

 1.-DATOS BÁSICOS.

 1.1. Características generales.

 Nombre oficial: Republic of The Gambia. Superficie: 11.300 km2. Límites: Enteramente rodeada de Senegal. Población: 1.928.000 hab. (Esimación 2014, Banco Mundial) Capital: Banjul 35.000 habitantes. Otras ciudades: Serrekunda: 340.000. Brikama: 78.000 hab. Basse: 15.000 hab. Idioma: Inglés (oficial). Otros idiomas: mandinka, wolof, jola, fula, serehule. Moneda: Dalasi (1 Euro = 50 Dalasi, aprox). Composición población: 42% mandinkas; 19% fula; 15% wolof; 10% Jola; 8% Serehule; 6% otros. Forma de Estado: República presidencialista.

1.2. Geografía.

 Situada en la costa Oeste de África, todo su territorio bordea el río Gambia que divide el país en zona norte y zona sur, y está rodeada por Senegal por todas partes. País llano, la altitud máxima es de 300 metros. Menos de 50 kilómetros de ancho. Más del 10% de su superficie está cubierta por el agua. Es el país más pequeño del continente africano. La costa oeste bañada por el océano Atlántico tiene más de 80 kilómetros. Clima tropical, con una estación cálida y lluviosa en verano (mayo-octubre) y una estación seca con temperaturas moderadas (diciembre-abril). Las fronteras son fruto del acuerdo de 1889 entre Francia y Reino Unido.

 1.3. Indicadores sociales.

 Densidad de población (hab/km2): 190 hab./km2. PIB per cápita (2016 est): 436 Dólares USA (precios corrientes) Coeficiente GINI: 47 (2005) Esperanza de vida (2016): 64,9 Tasa mortalidad infantil (2016): 62 Crecimiento de la población (2016): 2,11 IDH: valor numérico: 0,441 Posición: 175 Tasa bruta de natalidad (2016): 30,1/1000 Tasa fertilidad (2016): 3,63 hijos/mujer Fuente: unicef.org, Banco Mundial, Naciones Unidas.

 2.-LA RELIGIÓN EN GENERAL EN GAMBIA.

 En Gambia, el noventa por ciento de la población es musulmana. Aproximadamente el nueve por ciento son cristianos y solamente un uno por ciento practican el animismo, pero las diversas religiones están impregnadas de creencias tradicionales y rituales tribales. Montañas, árboles, piedras… pueden tener carácter sagrado para los gambianos.

.Entre los gambianos existen ‘iron muslim’ y ‘plastic muslim’, pero los primeros, los musulmanes con fe de hierro, pero no son integristas que tanto abundan en Libia, Jordania, Egipto… Aquí todo parece más relajado. Raramente se ve a gente rezando en espacios públicos; no suele escucharse a ningún muecín llamando a la oración, salvo en el día sagrado; poquísimas mujeres van tapadas con velos islámicos o vestidas de negro; y en la inmensa mayoría de bares y restaurantes es posible consumir alcohol y refrescarse con sus ricas cervezas locales.

El calendario islámico se rige por los meses lunares, de manera que el ramadán y otras fiestas religiosas son variables, como ocurre entre los cristianos con la Semana Santa. La observación lunar y la deliberación de las autoridades teológicas dictaminan cada año en qué fecha se iniciará el ramadán, aunque tampoco comienza exactamente el mismo día en todos los países islámicos.

En Gambia mucha gente respeta el ramadán, el mes santo del calendario musulmán en el que está prohibido comer, beber, fumar y tener relaciones sexuales desde que sale el sol hasta que se oculta. Cumplir el precepto es muy duro, sobre todo cuando hace calor, y lógicamente condiciona la actividad económica y social.

Así que en este país, como en muchos otros del islam, la vida se modifica en función de los horarios más llevaderos para combinar trabajo y ayuno.

Pese a que los cristianos son una minoría en el panorama de la religión en Gambia, se dice que conviven sin problemas entre la mayoría musulmana y que también celebran sus ceremonias con el respeto de sus vecinos.

 3.-LA IGLESIA CATÓLICA EN GAMBIA.ENTREVISTA CON MONSEÑOR ROBERT ELLISON. . 2010.

Monseñor Robert Ellison es el pastor de toda la nación en Gambia, que está enclavada dentro de Senegal, con una población casi totalmente musulmana, en un 85º o 90%.

–Usted es el único obispo de Gambia y también es misionero. ¿Hay en ello una contradicción?

–Monseñor Ellison: No, porque he sido misionero en Gambia desde los años setenta. Cuando llegué a Gambia en 1979, justo después de mi ordenación, había 22 misioneros espiritanos irlandeses.

Soy misionero de la Congregación del Espíritu Santo; nos llamamos “espiritanos” para abreviar y soy miembro de la provincia irlandesa de los espiritanos

–Usted es ahora obispo en Gambia y pertenece a los padres espiritanos. Siempre han estado en Gambia. ¿Por qué?

 –Monseñor Ellison: No había otros sacerdotes como decía; no ha habido otras congregaciones probablemente porque Gambia es un país muy pequeño. Sólo hay una diócesis y la mayoría de la gente es musulmana. Hay entre 40.000 y 50.000 católicos en todo el país.

 EL PAPA FRANCISCO EN EL INSTITUTO PONTIFICIO DE ESTUDIOS ÁRABES E ISLÁMICOS.

–¿Ha sido usted capaz de ser un verdadero misionero en Gambia?

 –Monseñor Ellison: He tenido muchas y diversas experiencia de misión en Gambia. Cuando llegué, el obispo de aquella época, el primer obispo espiritano irlandés, monseñor Maloney, me pidió que fuera a nuestro instituto en Gambia, el Instituto de San Agustín.

Lo comparábamos con el Blackrock College en Dublín. Era un instituto pero que muy bien llevado y disciplinado. Así que enseñé allí durante un año. Luego tuve la experiencia de la parroquia de la catedral. Allí estuve al principio pero dos o tres años después me enviaron a Roma para seguir un curso sobre el Islam.

Fue la primera vez que se daba en inglés este curso en el Pontificio Instituto de Estudios Árabes e Islámicos. En aquella época sólo había cuatro estudiantes. Yo era uno de ellos, una hermana franciscana de Pakistán, un sacerdote de Tanzania, y un sacerdote de Nigeria. Así que nos dieron un trato especial.

 –¿Cómo le ayudó esto cuando volvió a Gambia, que es en un 90% musulmana?

 –Monseñor Ellison: Sentí que me era más fácil y más cómodo encontrarme con la gente porque sabía que quizá ellos no sabían tanto de mí, como yo de ellos, sobre su propia religión,.

Sabía que había algunas cosas que ellos intentaban vivir cada día. Pienso en algunas cosas, pero supongo que las más obvias que se pueden experimentar como visitante o como misionero en el país son las prácticas de la fe musulmana.

No puedes vivir en un país musulmán como Gambia sin saber que se levantan a las 5:30 o a las 6 por la llamada del muecín, el hombre que llama a la gente para la oración de la mañana antes del alba; no puedes seguir durmiendo.

–¿Le ayuda esto en su propia vida de oración?

 –Monseñor Ellison: Exacto, me ha quitado las palabras de la boca. Es un recordatorio inmediato de que, al menos como sacerdote, debo ser fiel a los cinco momentos del día en que se supone que un sacerdote debe rezar el Oficio Divino o Liturgia de las Horas como lo llamamos. Y he sentido que aquí había una oportunidad para animar e inspirar a nuestros propios católicos y a nuestros cristianos: tus hermanos y hermanas musulmanes, la mayoría de ellos son muy fieles a sus oraciones, así que hay lugar allí para aprender, no en un sentido de competición, sino como un respaldo para que des culto a Dios de la misma forma.

 

–¿La Iglesia católica tiene la posibilidad de evangelizar en Gambia?

 –Monseñor Ellison: Si usted dice evangelizar, sí estamos evangelizando todo el tiempo, pero sin hacer proselitismo, y creo que tenemos que ser claros en esto. Los musulmanes en Gambia, generalmente, son gente muy pacífica. Son musulmanes moderados. Quieren paz. Respetan lo que estamos haciendo, pero hay limitaciones y hay límites. Una vez o dos hemos abierto misiones en diversas partes de las zonas rurales con el ánimo de evangelizar a los jóvenes a través de nuestras instituciones educativas.

 –¿Qué sucede?

 –Monseñor Ellison: En estas escuelas secundarias para chicos o chicas en ocasiones hemos podido conseguir el permiso para bautizarlos, pero tan pronto como abandonan el colegio y vuelven a su propia aldea y a sus comunidades, ellos volverían casi automáticamente a su fe musulmana, a causa de la presión social. Esto no significa que todos estos muchachos que están bautizados dejen de seguir su fe cristiana, pero sí la mayoría.

 –¿Siente usted, siendo misionero, que es un sufrimiento el no poder evangelizar a esta gente?

 –Monseñor Ellison: No, creo que evangelizar – proclamar la buena noticia del Evangelio – es mucho más que simplemente esperar incorporar más seguidores a nuestra propia institución católica y algunos pueden no estar totalmente de acuerdo con ello, pero creo que la meta o propósito principal de Jesús en su labor de predicar el Evangelio fue convertir a la gente en su corazón antes que nada.

Mire el número de personas, las multitudes a las que habló, pero se nos dice que al final de su vida terrena había unos 120 discípulos. Debe haber hablado a miles. Muchos de ellos le siguieron. Querían escuchar lo que decía, pero no se convirtieron formalmente en sus discípulos.

Creo que lo más importante que la Iglesia católica puede hacer en situaciones como ésta es, ante todo, respetar los valores religiosos de una religión como el Islam; intentar animarles a ser fieles a sus propios valores y dar testimonio de esos valores a través de nuestras propias vidas, de nuestra propia fe. Los valores del amor, la compasión, el perdón, la comprensión y el respeto mutuo. Deje el resto a Dios y al Espíritu Santo.

La religión en Gambia

TEMPLO CATÓLICO EN GAMBIA.

–Usted es obispo desde hace dos años. Eso significa que usted puede ser un ejemplo de verdad. ¿Cómo lo hace?

 –Monseñor Ellison: Bien, no creo que actúo de modo diferente como obispo que como lo hacía siendo sacerdote, excepto que ahora, como pastor principal de la diócesis en cuanto concierne a los sacerdotes, a las religiosas y a los laicos, debo intentar animarlos e inspirarlos a trabajar de acuerdo a estas directrices. Creo que es la verdadera visión, diría una importante parte de la visión de nuestra misión en un país como Gambia: ser fieles a nuestra propia fe en Cristo y dejar que el testimonio hable. Algunos vienen para pedirnos el bautismo, algunos que son adultos, no muchos pero nosotros no forzamos el tema.

PUEBLO DE DIOS EN SENEGAL.

 –Gambia es muy pequeña y está rodeada por Senegal con una población católica mayor, cerca del 6%. ¿ Qué relación hay entre ls dos ¿

 –Monseñor Ellison: Las relaciones han mejorado mucho, diría, en los últimos 10 ó 20 años, porque conforme más jóvenes gambianos se han hecho sacerdotes, estos sacerdotes se relacionan de modo más natural unos con otros y con más facilidad que los antiguos misioneros irlandeses, debido al lenguaje, porque el lenguaje era una barrera importante en aquella época.

La mayoría de los antiguos misioneros a cada lado de la frontera, si eran franceses no hablaban inglés, o si eran irlandeses no hablaban francés. Pero ahora los sacerdotes gambianos hablan la lengua de los sacerdotes senegaleses en general, y no hay problemas de lenguaje y, por supuesto, se mezclan más fácilmente. Desde que soy obispo, me he encontrado con numerosas invitaciones de los obispos senegaleses para celebrar mi ordenación, porque hablo francés… o más bien porque me manejo en francés.

 –¿Desearía usted que algún día un sacerdote gambiano ocupara su lugar?

 –Monseñor Ellison: Por supuesto. No es una cuestión de querer; simplemente será así. No hay duda. Habría dicho que hace dos o tres años había expectativas de que el obispo que se nombrara hubiera sido un sacerdote gambiano, pero de alguna forma el Espíritu Santo sopló y el Santo Padre pensó de otro modo.

 –¿Qué puede ofrecer la Iglesia en Gambia a la Iglesia católica universal?

 –Monseñor Ellison: Preferiría modificar ligeramente la pregunta: no sólo a la Iglesia católica universal. Creo que Gambia es un país muy, muy pequeño, pero tiene algo maravilloso que exportar. No puedo encontrar el término apropiado.

 –¿Cuál es?

 –Monseñor Ellison: Es el espíritu de las dos mayores religiones, el cristianismo y el islam que viven uno al lado del otro en espíritu de respeto y entendimiento. Usted conoce el mundo en que vivimos tan roto, tan dividido, y con tanto conflicto especialmente en el mundo cristiano y musulmán, por lo que Gambia tiene algo de qué dar testimonio; es un ejemplo vivo de que es posible. Mucho de ello se debe a la naturaleza del pueblo de Gambia. Son gentes amantes de la paz. Se llaman a sí mismos la costa sonriente de África Occidental y hay mucha verdad en ello.

CATEDRAL CATÓLICA EN BANJUL. GAMBIA.

–¿Cuáles son los desafíos para usted y para la Iglesia católica en Gambia?

 –Monseñor Ellison: El gran desafío que existe en este momento es su historia, porque estamos avanzando casi completamente hacia una auténtica Iglesia local o particular. Los sacerdotes y las religiosas gambianos abundan. Los catequistas siempre han sido gambianos. La Iglesia en Gambia debe ahora comenzar a afrontar la necesidad de una independencia cada vez mayor. Ya ha logrado esta independencia en su maravilloso y joven personal. Carece de independencia en términos económicos y de financiación. En el año 1990 cerca de 20 sacerdotes de la diócesis eran extranjeros, la mayor parte de ellos misioneros irlandeses y había cinco sacerdotes gambianos, todos jóvenes.

 –¿Cuál es ahora la situación?

 –Monseñor Ellison: Hoy hay casi 20 sacerdotes gambianos y hay cuatro o cinco misioneros irlandeses cercanos a la edad de jubilación. Así que ha habido todo un cambio en 15 años.

Era también más fácil para el misionero de aquella época, de hace 15 años, lograr financiación en Europa tanto a nivel personal como a nivel oficial; eso ya no es así. Por lo que si vamos a mantener nuestras estructuras, los compromisos y aportaciones más importantes a la educación del país –jardines de infancia, escuelas primaras y secundarias e institutos–, tenemos el personal y el entusiasmo pero la financiación se vuelve un problema para sostener y mantener las estructuras que tenemos.

Y la agencias de ayuda de la así llamada Europa cristiana son muy reticentes a dar dinero si creen que va a ir a las necesidades de evangelización y creo que esto es muy triste.

No puedes hablar de evangelizar sin también hacer labor de desarrollo y labor educativa. Sería una comprensión muy intolerante de la evangelización.

Nadie puede hablar de una labor estrictamente de desarrollo si la labor de desarrollo no es integral por lo que has de intentar no sólo ayudar al cuerpo o a las necesidades materiales de la comunidad sino también a los valores como la honestidad, la justicia, el perdón, el entendimiento que ayude a la gente a vivir en paz.

Buena parte de la labor de desarrollo en África no ha funcionado como debería porque no hay paz en muchos de estos países. Y no habrá paz hasta que se respeten los valores religiosos.

Esta entrevista fue realizada por Marie-Pauline Meyer para “Dios llora en la Tierra”, un programa semanal radiotelevisivo producido por la Catholic Radio and Television Network en colaboración con la organización católica Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Más información en http://www.ain-es.org, www.aischile.cl

MISIONERO EN GAMBIA.

4.-ALGUNOS DATOS NUEVOS.

Los datos correspondientes al año 2016 de la Diócesis de Banjul la única existente en Gambia son los siguientes:

Ordinarios Pasados ​​y Presentes

Giovanni Meehan , CSSp. † (16 de octubre de 1931 Nombrado – 1946 Fallecido.

Matthew Farrelly , CSSp. † (7 de junio de 1946 Nombrado – 1951 Renunciado)

MIchael Joseph Moloney , CSSp. † ( 1951 Nombrado – 14 de noviembre de 1980 Retirado.

Michael J. Cleary , CSSp. ( 24 de enero de 1981 Nombrado – 25 de febrero de 2006 Jubilado)

Robert Patrick Ellison , CSSp. ( 25 de febrero de 2006 ) activo.

Número de católicos 44.000. De una población de 1.932.000. Lo que equivale al 2,3%. Sacerdotes diocesanos: 18. Sacerdotes religiosos: 12. Total sacerdotes: 30. Religiosos no sacerdotes: 13. Religiosas: 53. Parroquias: 19.

 5.-CÁRITAS GAMBIA.OFICINA CATÓLICA DE DESARROLLO.

 La Oficina Católica de Desarrollo (CaDO) fue fundada en 2001 y es la rama de desarrollo de la Iglesia católica en Gambia. El mandato de la agencia es coordinar todas las actividades económicas, sociopastorales y de ayuda para lograr una sociedad más humana y más justa.

Las principales áreas de intervención incluyen cuidados de salud primaria, atención a apoyo al VIH/sida, agua y salubridad, pesca, respuesta de emergencia, construcción de la paz y actividades de generación de ingresos. El objetivo de sus actividades es maximizar la capacidad comunitaria mediante la implementación, apoyo, coordinación y administración de varios proyectos parroquiales para beneficiar a comunidades, especialmente los marginados y los pobres, mujeres y niños.

La Oficina Católica de Desarrollo implementa programas en partenariado con contrapartes Caritas, organizaciones locales y ONGs internacionales para ayudar a los pobres y marginados a vivir vidas plenas y productivas.

EL DICTADOR DE GAMBIA, 20 AÑOS, DICE QUE EL CURA EL SIDA.

Entre sus programas se incluyen campañas comunitarias de prevención y concienciación sobre VIH/sida, que aunadas a la atención en el hogar han reducido dramáticamente la preponderancia de la infección de VIH y han mejorado las vidas de quienes viven con la enfermedad.

Las actividades de prevención y tratamiento del paludismo reducen la morbimortalidad vinculada al paludismo. En 2012, la agencia distribuyó mosquiteros impregnados con insecticida de larga duración a través de centros de salud y clínicas prenatales a 2.000 de las personas más vulnerables del país.

En el sector de salud, CaDO ayuda a la clínica San Lázaro en Fullabantang cubriendo costes administrativos y ayudando a conseguir ambulancias y medicinas. La agencia también ayuda al gobierno a proporcionar servicios de salud las 24 horas al día en las 35 aldeas aledañas y en 2012 brindó servicios básicos de salud para 1.000 madres.

Los programas de desarrollo agrícola de CaDO ayudan a agricultores en áreas rurales en la producción de arroz de secano, además de programas de fomento de capacidades que incluyen suministros de agua portátiles para 32 comunidades rurales y formación vocacional como bordado, ganchillo, mecanografía y computación para ayudar a la gente a encontrar trabajos fiables.

La oficina central de la Oficina Católica de Desarrollo en Gambia emplea a 6 personas además de 1 voluntario para llevar a cabo sus actividades. Los funcionarios de proyectos de CaDO se encuentran en 1 diócesis de Caritas para trabajar con los párrocos y los comités de aldea.

La Oficina Católica de Desarrollo es miembro de Cáritas Internationalis y Caritas África, y recibe apoyo de miembros de la Confederación mundial Caritas, como un partenariado con Catholic Relief Services USA.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:TRABAJO PROFESIONAL Y VIDA FAMILIAR EN PAREJA.

 sanchoamigo.

 

 

 

Categorias

Categorías

Entradas

Calendario

junio 2017
L M X J V S D
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Mis Estadísticas

  • 423,762 hits

Imágenes interesantes

Squirrel in the undergrowth D50_9462.jpg

Peek

Selsey Life Boat Station

Boiling sky

Winter Paradise

Flares...

Petit azuré

A Frouxeira...

Compass Plant (Silphium laciniatum)

Summit

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: